¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

¿Sufres de procrastinación aguda? ¿pierdes el tiempo en cualquier cosa antes que lo que en realidad debes hacer?  ¿Eres de las personas que sabe sus metas pero no sabe cómo encaminarse hacia ellas? Si es así, este artículo es una respuesta. Te enseñamos como puedes fijar objetivos y cumplirlos.

¡Vamos al grano!

¿Qué significa fijar objetivos?

Fijar objetivos es establecer metas o logros a los que quisieras llegar en tu vida personal o de negocios. No solo significa escribirlos, también implica visualizar el camino que te hará posible llegar a lo que quieres.

Establecer objetivos es el primer paso para materializar lo que quieres y te permite enfocarte. A mayor enfoque, menor procrastinación o tiempo perdido.

¿De qué tamaño se deben fijar los objetivos?

 

 

fijar objetivos

 

No debes establecer tus objetivos en un nivel tan bajo que alcanzarlos sea algo muy sencillo, tampoco puedes ir al extremo y colocarlos en un nivel tan alto donde necesites un avión para poder llegar a ellos.

Lo ideal es que sean alcanzables, factibles en el tiempo que te propongas.

Considerando esto, te preguntarás entonces ¿Existe una forma adecuada para establecer objetivos?

Es todo un arte.

Sin embargo, existen secretos y prácticas básicas para fijar objetivos personales o de negocio que compartiremos a continuación.


Cómo fijar objetivos personales o de negocios

1. Realiza ingeniería inversa para establecer tus objetivos empresariales

 

fijar objetivos

 

Una característica de las metas es que son muy precisas y específicas, no son para nada vagas.

Por ejemplo, muchos desean ganar dinero, ese es su deseo, pero pocos especifican la cantidad o en cuanto tiempo se proponen ganarla.

La próxima vez que quieras fijar un objetivo relacionado con dinero intenta hacerlo de la siguiente forma: “Quiero ganar $ 10,000 en los próximos 12 meses”.

El dinero es una de las cosas más fáciles de cuantificar. Supongamos que tu meta es conseguir esos $10.000 en un plazo de 12 meses. Ya tienes listo tu punto de llegada, pero es hora de trabajar en el punto de partida.

Para optimizar el cumplimiento de tus objetivos pregúntate: ¿Cómo puedo dividir mi meta? ¿Dónde debo colocar el foco? ¿Tengo las habilidades necesarias o necesito mejorarlas?

Mejorar tus habilidades y tu capacidad mental es lo primero que debes hacer para llegar al siguiente nivel. Tal vez con las habilidades y capacidades que cuentas actualmente no seas capaz de llegar a donde quieres y es algo que debes evaluar.

Necesitarás mejorar y aprender más si quieres alcanzar tu objetivo. Aplica la ingeniería inversa a ese objetivo de 12 meses.

Si deseas esos $ 10.000 al año ¿Qué necesitas hacer? Divide esa gran tarea en una que realizarás en 12 meses, luego divídela en semanas

Para realizar ingeniería inversa de un objetivo debes preguntarte: ¿Qué necesitas hacer cada semana para poder obtener los ingresos que quieres?

Luego de tener tu objetivo semanal, divídelo un poco más hasta llegar a un monto por día, el cual será tu objetivo de ingresos diario.

 

2. Fija un objetivo diario de ingresos y esfuérzate por alcanzarlo

 

fijar objetivos

Es muy habitual que al inicio de año las personas creen sus propósitos de año nuevo, su lista de objetivos en las que incluyen cosas como tener más éxito, escribir un libro, ser más resilientes o perder peso.

Teniendo a mano tus objetivos de ingresos diarios, no tienes que esperar iniciar un nuevo año para establecer metas.

Las personas que siguen el camino común mantienen el impulso necesario durante los primeros dos meses, cuando se acerca el mes de marzo, el impulso disminuye y al llegar al final del año se dan cuenta de que no cumplieron con los objetivos que se propusieron. No hicieron lo que tenían en mente.

Por tal motivo, necesitas una meta de ingresos diarios: Si diariamente no alcanzas tus objetivos, semanalmente tampoco lo harás, es un efecto dominó, si no logras los objetivos semanales los mensuales tampoco, y al final de año no será para ti una sorpresa NO haber conseguido tu meta principal.

Día a día tienes la oportunidad de estudiar tu objetivo y observar cuáles aspectos puedes mejorar para ser cada vez más eficiente.

Pregúntate ¿necesito comunicarme más con alguien? ¿Enviar correos electrónicos? ¿Crear promociones de marketing? ¿Aprender cosas nuevas?

Lo más importante es que cada día que pase te preguntes ¿Qué estoy haciendo para alcanzar ese objetivo?.

Busca en este artículo la pregunta de Walt Disney que te ayudará a pensar y lograr tus objetivos.


Comprueba que alcanzaste tu objetivo de ingresos diarios

El siguiente ejemplo es una gran explicación de cómo debe utilizarse la ingeniería inversa para cumplir tus objetivos.

Supongamos que eres un experto en Artes Marciales pero tienes muchos años que no asistes a ninguna práctica y estás oxidado, lento y con pocos reflejos.

Al unirte nuevamente a la clase, tu primer objetivo debe ser volver a tu estado en 12 meses. Ser el mejor estudiante de la clase.

Debes ser claro con tus objetivos, en este caso recuperar la habilidad, velocidad y reflejos que habías adquirido anteriormente.

Para continuar, tienes que plantearte objetivos mensuales, saber cuáles habilidades y técnicas debes perfeccionar en ese tiempo, y posteriormente desglosar esos objetivos en actividades semanales y diarias.

 

 

Cada día deberías practicar al menos 200 golpes y repasar las rutinas que las artes marciales requieren.

Además, debes variar estas rutinas para pulir mejor tus habilidades. Al realizarlo, sentirás cómo comenzarás a despegar desde el fondo hasta la cima.

Si sigues cumpliendo tus objetivos diarios al pie de la letra, los objetivos semanales y mensuales se cumplirán solos, podrás llegar a un punto donde seas admirado por tus propios maestros y te reconozcan como rival.

Al aplicarle la ingeniería inversa a un objetivo te permitirá llegar a la cima, siempre y cuando cumplas con los objetivos más pequeños.

Luego, puedes establecer metas en las 4 áreas principales de tu vida, este es el siguiente punto.

3. Establece objetivos en las 4 áreas principales de tu vida

  1.  Fijar objetivos de salud: la primera área es la salud, porque sin salud no tienes nada. No importa lo exitoso que seas o cuánto dinero tengas, sin salud no llegarás a ningún lado.
  2. Metas personales: La segunda área son tus metas personales, lugar donde se incluye el tiempo que pasas con tus amigos y familia, tus planes de vacación y otras metas como trabajar en hobbies y entrenar tus deportes favoritos.
  3. Finanzas: En esta categoría se encuentran tus negocios y economía, debes decidir cuánto dinero quieres hacer y cuanto quieres guardar, si te encuentras realizando inversiones pregúntate que tipo de retorno estas esperando.
  4. Contribuciones y crecimiento: Esta es un área extremadamente importante, pregúntate ¿Cómo estas impactando en el mundo? ¿En qué estas ayudando? Encuentra una respuesta a estas interrogantes y cumple con tus contribuciones y crecimiento de tu legado.

Sin embargo, es difícil plantearse objetivos en estas 4 áreas al mismo tiempo. De hecho, algunos especialistas afirman que tratar de abarcarlas todas no es posible.

Aún más, tratar de abarcarlas por completo es una garantía de que fracasarás al intentar crear éxito en las cuatro áreas al mismo tiempo.

Esto sucede porque los seres humanos no viven vidas equilibradas. Es decir, no puedes poner un foco de 25% para cada objetivo. Es casi imposible para la mayoría de las personas pasar el tiempo con sus hijos, tener el cuerpo atlético que desean y al mismo tiempo, ganar mucho dinero.

Debes centrarte en una cosa a la vez.  Ahora pregúntate fuera de estas cuatro áreas ¿Cuál es ese objetivo que servirá de apalancamiento para lograr los demás?

fijar objetivos

Esta pregunta propuesta por Walt Disney es fundamental al momento de fijar objetivos

4. Jerarquiza. Prioriza tus objetivos

Si tienes poco más de 20 años, posiblemente tu objetivo esté centrado en tus finanzas personales.

Seguro estás buscando una forma de apoyar a tu familia y mantener tus cuentas pagas. Al concentrarte en las finanzas no tendrás tiempo para otras cosas como tus pasiones personales o cómo puedes hacer contribuciones a quienes te rodean.

El enfoque de alguna de esas áreas dependerá de la etapa en la que te encuentres en tu carrera. Por ejemplo, si ya tienes el área financiera resuelta y eres una persona exitosa, desearás centrarte más en otras áreas de tu vida. Pero en las primeras etapas, el 80% del esfuerzo que hagas debe ir dirigida a una sola área.

Una vez te hayas ocupado del área principal puedes ir trabajando en las demás. Luego, irás alcanzando tus objetivos usando la fórmula de cuatro pasos.

Utiliza las fórmulas ya estudiadas para fijar objetivos

Hay una formula simple para que puedas fijar objetivos de forma automática, parecerá que alcanzas tus objetivos como por arte de magia.


¿En qué consiste la fórmula de cuatro pasos?

  1. En el primer paso, establece tus objetivos. Procura escribirlo con un bolígrafo o lápiz, no mantengas esa meta que tanto deseas en tu cabeza o anotada en tu teléfono. Escríbelo y sé bastante específico sobre lo que deseas en las cuatro áreas mencionadas anteriormente.
  2. El paso dos se trata de ver tu objetivo. No coloques tus metas (una vez escritas) en un rincón que no vuelvas a ver durante un año entero, ponlas en tu pizarra frente a ti, en un sitio donde puedas verlas todos los días.
    Debe ser un sitio que te permita ver los objetivos que tienes cada vez que te levantes para que tu atención vaya hacia ellos y la energía fluya, de esta forma poco a poco se mostrarán resultados.
  3. La idea es visualizar tus objetivos varias veces al día, mentalizarlos, leerlos en voz alta, concentrarte solo en ellos.
  4. Luego, vivir tus objetivos, ese es el paso tres, eso significa experimentar tus objetivos intelectualmente, no solamente verlos.

    Por ejemplo, si en tus objetivos se encuentra el auto de tus sueños busca la forma de probarlo, ten la experiencia de sentir el cuero del auto, olerlo, tocar el auto, vivirlo.

    Si lo que deseas es una casa, y no hablamos de cualquiera casa, sino la casa de tus sueños, ve a una casa abierta, observa tus espacios favoritos, la cocina, la sala imagínate lo que siente vivir allí.


Cómo hacer que tu objetivo se manifieste

 

fijar objetivos

Fórmula SMART para establecer objetivos

 

La fórmula SMART es muy conocida a la hora de establecer objetivos. Simplemente, escríbelo de forma tal que respondan a las preguntas esenciales:  ¿Qué?  ¿Cuánto? ¿Cómo?  ¿Con qué?  ¿Cuándo?

Por ejemplo:

Quiero desarrollar un negocio digital  que, en el primer semestre me permita generar al menos 2000 euros mensuales, a través del empleo de técnicas de marketing digital y con la ayuda de una inversión de 500 euros y un buen hosting.


Otro ejemplo:

Si lo que quieres es conseguir el auto de tus sueños, escribe esa meta.

Corta el auto de una revista y colócalo en tu oficina, en un sitio donde puedas verlo siempre. Imagina lo que se sentiría conducir ese auto, como sería encender su motor. Imaginarás esto muchas veces hasta que alcances tu objetivo.

Tal vez puedas sentir tus objetivos tan personales que no quieres compartirlos con nadie, pero allí está el error, creer que te verás estúpido si no logras tu objetivo; esa es la primera razón por la cual no estas logrando lo que te propones.

Debes compartir tus objetivos con quienes te rodean, tienes que dejar que el mundo te haga responsable de lo que deseas.

Incluso puedes llevarlo más lejos y compartirlo con el mundo, comparte tus objetivos en tus redes sociales, así el mundo te hará responsable de lograr tus objetivos.

 

Cómo conseguir el auto de tus sueños

fijar objetivos

¿es este el auto de tus sueños?

 

Regresando al punto en el que deseas el auto de tus sueños, puedes ir a diferentes concesionarios y probar el auto.

Deberás visitar varios porque al principio es posible que el vendedor se dé cuenta de que en realidad no te lo llevarás en ese momento, solo lo estás probando para saber el placer que se siente conducirlo.

Cuando finalmente sepas lo que se siente conducir el auto, hayas escuchado su motor y como se fija al piso, piensa en todas las características que quieres. Por ejemplo un techo solar, actualizaciones y costo.

En este punto, realiza ingeniería inversa sobre el dinero que necesitas para comprar ese vehículo y comparte ese objetivo con tus amigos, de tal manera que cuando vayas por la calle y veas el vehículo puedas decirles “mira ese es mi auto”.

Quizás tus amigos se confundan y te digan que no es, pero tú sabes a qué te refieres, ese es tu auto, una vez tengas el dinero suficiente lo primero que harás será ir al concesionario y decirle al vendedor “¡Quiero ese auto!”, es posible que te pregunte si quieres probarlo, pero ya sabes cómo se siente el auto así que iras directo a la compra.

Esta será quizá la venta más rápida de ese vendedor. Luego recibirás tu llave, encenderás el auto y te irás.

Ahora piensa ¿No es genial haber logrado el sueño de tu vida? ¿Cómo te sientes?

Lo único que sentirás a estas alturas en un sentido de dejavu, donde en el pasado decías este es mi auto y ahora realmente lo es. No habrá salto de emoción solo la sensación de que siempre fue tuyo.

Ese es el propósito, fijar tu objetivo, compartirlos, mirarlo y vivirlo, así se establecen objetivos correctamente y así se cumplen.

 

Al vivir tu vida como si tus sueños se hicieran realidad,
estarás desafiando cada día tu realidad para que sucedan

¿Cuál es tu objetivo de vida? Nos gustaría escucharte.

 

¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!