¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

“Hablemos de lo que queremos hacer con nuestro dinero, mi vida”. Así como la gente habla de amor, de salud,  sexo, de hijos o de gustos en sus relaciones, también deberían hablar sobre cómo manejar sus finanzas en pareja.

Lamentablemente no estamos acostumbrados a esto y muchas parejas nunca hablan directamente de dinero, de gastos comunes, inversiones o de metas financieras a corto, mediano o largo plazo.

Quizás esta mala costumbre de no hablar sobre dinero, nos viene de las películas románticas en donde se hacen gastos enormes, pero sin nombrar nunca los costos.

De hecho, el dinero está implícito en todas las escenas y las vivencias de los personajes: cuando se van de viaje porque se sienten tristes o despechados, cuando organizan una gran boda en 3 días, cuando alquilan una suite de un gran hotel o cuando salen de compras juntos tomados de la mano.

Para que la pareja hiciera todo esto, necesitaba dinero. Sin él, no hubiera sido posible ninguna escena. Pero el dinero nunca se nombra. Pareciera que nunca hubiera problemas financieros.

Estas pelis intentan decir que lo único que importa es el amor y lo demás es secundario.

Bueno, sabemos que NO es así.

Por eso, en este artículo exploramos la importancia de mantener  sanas las finanzas en pareja,  exploramos los tipos de persona financiera que eres, tu compatibilidad con tu pareja según ese perfil, así como los consejos para evitar que los conflictos financieros acaben con tu relación.

¡Adelante!

 

Importancia de mantener sanas las finanzas en pareja

Es tan cierto el dicho de que “amor con hambre no dura”.

Y es así sencillamente porque saber manejar las finanzas en pareja es fundamental para la estabilidad y crecimiento  tanto de una empresa, como de una relación.

Los problemas de dinero representan una de las principales razones por las cuales las parejas suelen separarse.

Y esto es porque se suele pensar que el amor lo soluciona todo… pero quizás deberíamos decir que lo soluciona todo….  menos las finanzas en pareja.

¿Cómo puede evitar romper tu relación a causa del dinero?.
Simple, con técnicas de administración financiera en pareja que sean eficaces.

 

 

Aunque en las comedias de amor las parejas nunca hablan del dinero, todos sabemos que uno de los aspectos para mantener una relación sana y estable tiene que ver, justamente, con conocer algunas prácticas para saber manejar las finanzas en pareja y saber cómo resolver los conflictos.

A veces, las parejas no tienen cómo pagar una cena, unas vacaciones, un ramo de flores o una salida al cine y eso se confunde con falta de romanticismo.

Otras veces, deben trabajar hasta la madrugada para generar suficientes ingresos y el cansancio que esto genera también se confunde con desamor.

Por esto, tener un proyecto de riqueza en conjunto es tan importante y beneficioso para una relación sana entre dos personas que se quieren y confían entre si.

Hollywood: el único lugar en el que las parejas no tienen conflictos financieros

El dinero y el amor no suele relacionarse abiertamente en las historias románticas. Y esto es un verdadero problema cultural.

De hecho, hace unos días comentábamos algo parecido sobre una de las típicas comedias románticas de Hollywood.

En una de las escenas finales, el protagonista le dedicaba a su amor un gran musical en una estación de tren.

Este gran musical incluía una ida a un restaurant, regalo, música de ambiente personalizada y por lo menos 200 personas bailando las canciones que le gustaban a la chica.

Después de eso, se arreglaron, se hicieron novios y… se acabó la película.

 

finanzas en pareja

Si fuese real este final de comedia romántica, el protagonista responde a un perfil financiero DESCONTROLADO. Tuvo que haber invertido mucho dinero en el pago de bailarines, en alquiler de la estación del metro (o permisos) y en regalos. Pero nada de esto se dijo. Solo importó el amor… ¿En la vida real es así también? 🤔

Claro, era una ficción.

En la vida real, nuestra pareja nos preguntaría, al menos, cuánto dinero le pagó a los bailarines “espontáneos” de la estación, la musicalización personalizada, el dinero de la cena o de las flores y el regalo…

Bueno, en la vida real esto no ocurre. ¿Por qué? hay prioridades y esto es muy costoso ¿no?.

Es sano y deseable que los temas de dinero y finanzas sean conversados abiertamente en nuestras relaciones.

Sin embargo, en ningún momento de esta película ni de ninguna otra que toque el amor romantizado, verás que se hable del “sucio” (y tan necesario) dinero.

Y por eso, a veces es tan difícil asumirlo como parte de una relación de pareja sana.


¿Cómo manejar el dinero en pareja?  Identifica cuál es tu tipo de relación financiera  

Para identificar tu tipo de relación financiera, debemos saber primero los tipos de perfiles financieros, basado en las indagaciones del escritor financiero Gustavo Cerbasi.

Primero. Identifica cómo eres desde el punto de vista de las finanzas

 

 

Según Cerbasi, los perfiles para la administración de finanzas son:

Ahorrador

Para este perfil, el dinero se hizo para guardarlo por si se presenta … algo.

Son planificadores, muy controlados en sus gastos y les gusta tener el dinero guardado para cualquier eventualidad o para tenerlo ahorrado.

No les gusta tomar riesgos financieros. Son conservadores.  Algunos de los ahorradores puede tener un objetivo claro: formación, comprar una casa, etc. Otros, simplemente lo ahorran para tener un fondo disponible para imprevistos o porque si.

 

Gastador

Para las personas gastadoras, el dinero se hizo para mantenerlo en circulación.

Viven el presente y les gusta darse gustos cuando pueden. Los gastadores adoran comprar y consumir.

Pero hasta un punto.

Digamos que pueden ser capaces de tener  un límite.  Lo que pasa es que les gusta más  gastar que ahorrar.

Sin embargo, saben ponerse un límite a sus gastos (no más que su salario, por ejemplo). Tienden a honrar sus deudas y simplemente les gusta que el dinero circule.

finanzas en pareja


Descontrolado

Quien habita en este perfil no puede controlarse en sus gastos.

Para él,  el dinero se hizo para comprar cualquier cosa sin control. Las deudas son necesarias. Los descontrolados son gastadores pero sin límites.

Pueden meterse en nuevas deudas para adquirir pasivos u objetos que no le generarán nuevos ingresos.

No controlan absolutamente nada de sus finanzas, no se trazan objetivos o, en caso de tenerlos, son objetivos desproporcionados con sus ingresos. Simplemente viven la vida.

Despistado

¿Dinero? Ah, cierto, existe. El despistado simplemente no habla de dinero ni es prioridad para estas personas. No gasta, y quizás crea que es importante ahorrar, pero no realiza esfuerzos por hacerlo.

Tampoco hace esfuerzos por consumir. Sencillamente, el dinero o la adquisición de objetos no es importante para este tipo de personas.

Para hablar de objetivos financieros en común, deben ser guiados por su pareja

Financista

Al financista le encanta la inversión. Vive para ella.  Tienen objetivos financieros a mediano y largo plazo.

No le gusta ahorrar dinero aunque entiende que a veces es necesario. Para este perfil, el dinero se hizo para llamar más dinero.

Les interesa mucho comprar activos financieros que puedan generarles más riqueza.

 

¿Quiéres saber cuál es el futuro financiero de tu relación de pareja? Aquí te lo decimos

Si, tal cual como si se tratara de los signos en el horóscopo o un oráculo, los asesores de finanzas personales pueden predecir el futuro de una pareja según la relación entre sus perfiles o tipos de inteligencia financiera.

 

Las parejas del ahorrador:

 

Ahorrador + ahorrador : buenos augurios si encuentran un sentido y objetivos comunes para el dinero. Deben encontrarle sentido al dinero que guardan.

El ahorrador  + gastador: Puede que resulte desde el punto de vista financiero, pero a costa de ciertos silencios y grados de frustración entre ambos.

El ahorrador + financista: Puede ser una pareja muy interesante y sana desde el punto de vista financiero. Ninguno estará empujando al otro, sino que son complementarios y van juntos.

Quizás el ahorrador sea un poco más conservador con el dinero y haga un equilibro con las inversiones propuestas por el financista. Si hay buena comunicación, es una gran oportunidad de éxito financiero como pareja.

Ahorrador + despistado:  El despistado respetará y comprenderá al ahorrador en sus objetivos de guardar dinero. Sin embargo, puede que estén perdidos en cuanto a objetivos financieros comunes o planificación a futuro. Si logran establecer esto, es una pareja que puede funcionar.

Ahorrador + descontrolado: Es interesante. Quizás el descontrolado puede darle un poco de emoción a las finanzas del ahorrador, y a su vez, este último pueda mostrarle al descontrolado cómo ser más controlado. Puede que resulte como pareja, pero a costa de mucha comunicación, sacrificio y  quizás frustraciones escondidas.

Las parejas del Gastador:

 

Gastador + gastador: deben tratar de lograr acuerdos mínimos para priorizar gastos en función de objetivos comunes y a futuro. Si no logran estos acuerdos, es muy probable que tengan problemas financieros a mediano o largo plazo.

Gastador + descontrolado: Uno gasta y el otro se endeuda. No hay manera de que puedan llegar a mantenerse mucho tiempo juntos. Las deudas llegarán más temprano que tarde y ahogará el amor que pueda haber.

Gastador  + financista: El financista debe luchar por poner en común los planes de la pareja. Uno empujará al otro, pero con buena comunicación pueden buscar un equilibrio juntos.

Gastador + despistado:  Uno es consumista, el otro no pero ambos pueden respetarse. En la medida en que existan ingresos sostenidos, esta pareja puede empujarse el uno al otro y respetarse sus formas de entender el dinero.

Las parejas del despistado

 

Despistado + financista: Aquí el financista asume las finanzas de la pareja. Puede que el despistado opine que hay un exceso de control por la parte de su conyugue, pero si ambos se respetan, pueden lograr muy buenas cosas. El despistado tiende a no crear problemas en la planificación de las finanzas.

Despistado + despistado: Puede que funcione, pero por obra de la suerte. Si ambos no se interesan por el dinero y aún así logran pagar las deudas, puede que la pareja funcione. El problema existirá si se presentan problemas financieros. En este caso, deben comenzar a hablar de dinero o, adaptarse a una situación de deudas permanentes.

 

Las parejas del descontrolado

Descontrolado + descontrolado:  Esto es emoción + emoción frente al dinero. Si no establecen un mínimo control de gastos, se encontrarán en serios problemas financieros muy rápidamente. Cuando las deudas sean las que los obliguen a controlarse, llegarán serios problemas de pareja y seguramente una separación.

 

Las parejas entre financistas

Financista + financista: Esta pareja puede crecer mucho juntos. Si además poseen buena comunicación y financiamientos en conjunto, se encontrarán muy cómodos y podrán emprender negocios compartidos. Ambos aportan a una saludable relación financiera de pareja.

 

Consejos para enriquecerse juntos y resolver los conflictos financieros

Sea cual sea tu perfil y tu relación de pareja, siempre es importante tomar en cuenta los siguientes consejos para evitar conflictos financieros y mantener sanas las finanzas en pareja.

Mantén una buena comunicación con tu pareja

Es el consejo más importante siempre.

Tener una excelente comunicación con tu pareja además de ser una señal de respeto, es sinónimo de que pueden superar cualquier problema que tengan.

Imagina el siguiente escenario, el esposo es quien representa al principal generador de ingresos de la familia pero realiza una mala inversión y pierde casi todo su dinero.

Durante el proceso su esposa se encuentra desinformada del tema y el esposo se lo comenta cuando están a punto de quedar en bancarrota.

Esto representa una situación muy indeseable porque lo que sale a la superficie es la poca unión, confianza y respeto en la relación.

No es lo mismo equivocarse uno solo que si se equivocan ambos por una mala decisión conjunta. En el primer caso, la equivocación es señal de egoísmo y poco respeto en la pareja. En el segundo, es simplemente mala decisión de una pareja.

Las inversiones son decisiones conjuntas. Cuando una pareja pierde dinero por una mala inversión, deben discutir la situación, lo que aprendieron de ella y como pueden seguir adelante, esa es la clave para fortalecer la relación.

 


Compartan los mismos valores para las finanzas

Es esencial que como pareja compartan las mismas creencias y valores en relación al dinero. Las personas comúnmente heredan los sistemas de creencias de sus padres.

Tener objetivos financieros comunes, discutidos: por ejemplo, que ambos acuerden un viaje juntos, o la compra de un lugar, o la inversión en la bolsa.

Cualquier meta relacionada con el dinero, debe ser discutida como otro tema de la pareja.

Puede existir desigualdad  en  las  parejas  si sus padres tuvieron mentalidades diferentes durante su crianza.

Como vimos con los perfiles de pareja, existen muchas diferencias relacionadas con el dinero, mentalidades de abundancia y escases o personas ahorradoras y gastadoras.

Para avanzar es necesario entender cada uno de los puntos de vista existentes.

Los puntos de vista pueden representar ideas totalmente diferentes, puede suceder en la relación que uno de los dos desee ahorrar mientras que la otra persona quiere ir de viaje.

Para superar esta clase de conflictos deben compartir los mismos valores y objetivos, de esa forma se puede encontrar un equilibrio entre los dos puntos de vista.

Por ejemplo, en una relación, el ahorrador puede mostrarle al gastador la cantidad de dinero que puede salvar mientras hace cualquier compra, y a su vez el gastador puede exponerle a su contraparte las bondades de la vida.

Crear un plan para poder permitir que el ahorrador comprenda que puede irse de vacaciones implica que debe ahorrar suficiente dinero, buscar buenas inversiones y asegurar en cierta forma su futuro financiero, una vez que esos puntos estén claros se puede gastar dinero en extras.


Eviten los gastos innecesarios

Cualquier persona en el mundo deja ir su dinero en gastos que muchas veces son innecesarios. Para los hombres suelen ser relojes, juguetes o equipos electrónicos, y a las mujeres le gusta gastar en zapatos, bolsos y ropa.

Es importante que conozcas cuáles son esos gastos innecesarios que le gusta hacer a tu pareja para que puedas permitírselos cada cierto tiempo, de esa forma, ambos se conceden un poco de espacio para satisfacer sus “necesidades”.

Es decir, el ahorrador debe acceder, por ejemplo, a la compra de juguetes tecnológicos, viajes o cualquiera otra actividad que el gastador requiera.

Pero para que el ahorrador sienta seguridad y satisfacción al permitirle esas cosas, el gastador debe invertir en su futuro también.

 

Confíen en que el financista o multiplicador de dinero administre las finanzas

Cuando se trata de dinero ¿Quién está a cargo en la relación?

Aquellos que saben cómo hacer que el dinero se multiplique tienen la capacidad de atraer dinero.

Por ejemplo, tal vez el dinero lo traigas tu a la casa pero, si es tu conyugue quien se encarga de la administración del mismo y tiene buenas habilidades para manejar el dinero y multiplicarlo, concéntrate solo en traer el dinero.

Esto podría dar buenos resultados, pero claro, requiere mucha comunicación y confianza.

Sin embargo, puede suceder lo contrario, eres tú quien sabe cómo administrar y multiplicar de forma efectiva el dinero mientras tu conyugue es quien lo trae a la casa, es la misma relación con un intercambio de posiciones entre tú y tu pareja.

Quizás eres bueno para ganar dinero pero no tanto para retenerlo.

Al trabajar como unidad es necesario que reconozcan sus debilidades y se apoyen  para superarlas, de esa manera se convertirán en una mejor pareja.

Para poder continuar multiplicando el dinero debes vender tu visión a tu socio para obtener el 100% de su confianza y  puedan seguir adelante con sus planes.

Celebren juntos los logros financieros

Si como pareja pudieron obtener una gran cantidad de dinero por el éxito de algún negocio o trato celebren juntos esa ganancia inesperada.

Pueden celebrar con un porcentaje de esa ganancia. Esa celebración generará más éxitos a futuro. Al terminar, planifiquen cómo podrán generar más ingresos para seguir adelante.

Reflexiones finales

Los negocios exitosos son como las relaciones exitosas, ambos se basan en saber qué rol cumple cada quien. Lo que haga tu pareja con el dinero te afectará, debes saber de qué forma ve el dinero.

La comunicación es sumamente importante en una relación, decidan quien asumirá el rol de generador de dinero y quien se encargará de administrarlo y multiplicarlo, una vez sus inversiones resulten victoriosas celebren el éxito juntos.