Crear y hacer crecer una red social

  1. Confección del Plan de Social Media

Con el fin de contar con una presencia apropiada en las redes sociales, lo más recomendable es diseñar un documento que denominaremos Plan de Social Media. Si no poseemos un plan debidamente estudiado, entonces, la totalidad del proceso se quedaría en una mera intención que, quizás, no se realizaría nunca de un modo organizado. El diseño del plan de social media tiene que realizarse de forma continuada a lo largo de todo un año, pero es deseable que comience en los meses previos al comienzo del proyecto, en el momento en el que la estrategia general que seguirá la empresa esté establecida.

El citado documento, asimismo, incorporará todas las herramientas de control y análisis de las actuaciones que vayan a ponerse en marcha, con el objetivo de tener constancia de su realización en función de los objetivos fijados y las posibles acciones ante los fallos del plan.

Las fases que se enmarcan dentro del proceso de planificación tienen que articularse a modo de secuencia y contar con un orden establecido que ha de respetarse. Atendiendo al proceso de planificación de marketing social, podemos diferenciar dos partes: la parte estratégica y la parte operativa.

    1. La parte estratégica

Este ámbito está relacionado con el incremento de las ventajas competitivas de la compañía mediante el establecimiento de objetivos y tácticas enfocadas al mercado en el que se encuentra. En este contexto, podemos diferenciar estas actuaciones a poner en marcha:

  • Análisis del ámbito externo: implica una exhaustiva valoración del entorno que rodea a la compañía. En este caso, habrá que analizar con gran detalle tanto el mercado en el que opera, como a la competencia. No resulta sencillo determinar los objetivos estratégicos para estar presente en las redes sociales. Saber más acerca del mercado y de nuestros competidores puede facilitar esta tarea.

  • Análisis del ámbito interno: Analizar la capacidad de las herramientas que tienes a tu alcance para crear contenido y administrar las comunidades digitales. Este análisis, igualmente, permite visualizar si la compañía está preparada para apostar por una red social y conectar con la comunidad. ¿Qué recursos humanos tiene la empresa para llevar a cabo la estrategia en las redes sociales? Un solo profesional no es suficiente. Un plan de éxito necesita trabajo en equipo y no un único individuo responsable de aplicar el plan. (Esto dice la teoría, pero la mayoría de emprendedores que comienzan sus negocios online gestionan y realizan todo el plan de redes sociales ellos solos)

  • Definición de objetivos estratégicos. ¿Qué pretendemos alcanzar con nuestra presencia en las redes sociales y qué queremos lograr en cada una de estas plataformas? Hay que definir el público-objetivo, escuchar sus necesidades y saber dónde se localiza.

  • Diseño de estrategias de marketing. ¿Qué quieres proporcionar en las redes sociales? ¿Qué vas a prometer como marca?

    1. La parte operativa

Cuando ya se han fijado los objetivos de marketing, así como la estrategia que seguirá la compañía, es hora de ponerlos en marcha echando mano de los recursos que brinda el marketing social. En este apartado, distinguimos estas actuaciones:

  • Determinar la identidad social. En este punto hay que decidir cuál será la imagen, la voz y la denominación de la compañía en las redes sociales.

  • Fijar la estrategia de contenido. Elaborar contenido de interés y de calidad para tu público-objetivo. Sin contenidos no habrá estrategia de marketing efectiva. Además, si este plan en las redes sociales no está ligado a una agenda de contenidos, el mensaje y el propio plan de acción serán un fracaso absoluto. Hoy más que nunca el contenido es el rey, unido a la conversación y la labor de dinamización de la comunidad.

  • Conocer los plugins que harán falta y que hagan más sencilla la conversación. Incorporar al sitio web de la empresa los botones para compartir el contenido en las redes sociales. De esta manera, los usuarios podrán votar y recomendar aquello que les guste a sus contactos. Hay que facilitar que nos recomienden y nos compartan, pues serán los propios consumidores los mejores embajadores de la marca y quienes atraerán más usuarios a la web.

  • Incorporar enlaces. Si quieres que tu sitio web tenga un carácter más social, entonces, es de gran ayuda crear enlaces de los perfiles en una ubicación visible. De esta forma, tu público podrá conectar contigo de manera más sencilla y podrás animarle a que te siga en las redes sociales. Si logras que sean seguidores en Facebook o Twitter, tendrás más posibilidades de que vuestra relación dure y sea más próxima, al contarles todas las novedades que pueden interesarles. Aquellos que te siguen son, de hecho, contactos de gran valor, ya que han mostrado su interés a estar informados de lo que ocurre en tu compañía.

Como ves, el ámbito de las redes sociales tiene muchas ventajas para las marcas, pero si tenemos que destacar una es que permite conectar con aquellos individuos que poseen un interés común y que forman, como ya sabes, la comunidad.

A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones a considerar en el momento de registrarse en una red social:

  • Fijación de los objetivos para, posteriormente, poder analizar si se han alcanzado.

  • Comenzar por lo sencillo y, según crezca el interés de los miembros de la comunidad, incorporar nuevas opciones, herramientas y mejoras.

  • Mostrar de modo claro y preciso las ventajas de ser miembro de la comunidad. La promesa que la marca efectúa en las redes sociales debe comprenderse bien y exponer los beneficios claramente.

  • La clave está en el equipo y en la implicación de todos. Es la marca la que está en el punto de mira, así que la entrega de la compañía debe ser total.

2.- El Plan del Social Media

La confección del Plan del Social Media debe realizarse de acuerdo a diversas etapas:

1.- Determinar el producto o servicio

Es preciso conocer con exactitud el producto o servicio que pretendemos dar a conocer y también saber con detalle todo aquello que la compañía ofrece.

2.- Definir el target

Hay que determinar quién es nuestro público-objetivo. Cuando lo hayamos definido, el siguiente paso será investigar si nuestro target está presente en las redes sociales. En caso de que sí, habrá que averiguar en cuáles tiene presencia.

3.- Establecer qué queremos comunicar

Especificar qué pretendemos comunicar y de qué manera queremos hacerlo. En este punto, debemos conocer cuáles son los aspectos que nos diferencian. Podemos hacer una lista con todos esos elementos de la empresa que nos gustaría hacer valer y también con todo aquello que no nos gustaría enfatizar. Es ahora cuando debemos confeccionar nuestra promesa de marca, pues esta será la base de nuestra estrategia de contenidos. También habrá que establecer cuál será el tema de conversación.

4.- Objetivos

Está claro que toda empresa está orientada a la venta, pero, en el ámbito de las redes sociales, este objetivo pasa irremediablemente por fijar acciones que ayuden a dar a conocer a la compañía, en las que los contenidos y la conversación con la comunidad tienen un papel fundamental.

5.- Seleccionar las redes sociales en las que estaremos presentes

Hay que seleccionar las redes sociales en las que estaremos presentes de acuerdo a aspectos como los objetivos, el target y la clase de contenidos que difundiremos. Podremos incluir también los blogs y las newsletters. Es conveniente recordar que todo lo que se publique a través de las redes deberá dirigir irremediablemente al blog o a la página web de la marca. En cada red social, estableceremos objetivos y los contenidos a compartir. Es prioritario, a la hora de escoger redes, averiguar cuál es el perfil de cada una y de qué manera nos va a ayudar a alcanzar nuestro objetivo. No en vano, habrá redes sociales que nos permitan cumplir varios propósitos y otras, ninguno. Resulta obvio que habrá que considerar las redes sociales pensando en el contenido que vamos a publicar. Por ejemplo, si lo que compartimos es escrito, de nada serviría YouTube.

6.- Monitorización

En cada red social fijaremos los KPI’s y otras herramientas que nos permitan saber si estamos logrando nuestros propósitos y cómo está evolucionando la comunidad. Es muy importante también definir los planes de mejora, en caso de que fuera necesario.

7.- Acciones en caso de crisis

Se recomienda contar con planes de acción ante situaciones poco deseables como las críticas o la irrupción de los trolls. Puede ser de utilidad disponer de una lista que contenga contestaciones de carácter estándar, pero hay que pensar que cada incidente será diferente al anterior y podría no servirnos. Lo importante es contestar de manera rápida, clara y con sinceridad y, por supuesto, pedir perdón si corresponde.

8.- Inclusión en el plan de comunicación de la compañía

El plan del Social Media tiene que enmarcarse en el plan de comunicación de la compañía. No tiene sentido que sea un aspecto aparte. La comunicación entre los diversos departamentos ha de ser constante ya que es preciso que remen todos en la misma dirección.

3.- Clases de contenidos en las redes sociales

Un contenido es de interés para los miembros de una comunidad si está en consonancia con los objetivos que estos poseen. Para entender esto, hay que mencionar que cada clase de comunidad cuenta con objetivos propios y diferenciados. Al aludir a tipo de comunidad, nada tiene que ver con su tamaño, sino que se relaciona con el propósito en torno al que fue establecida. De hecho, la clase de comunidad está ligada a la clase de contenidos.

Al igual que la clase de comunidad se caracteriza por la temática alrededor de la cual se creó, los contenidos que se producen y se comparten deben guardar relación en una comunidad.

Lo mencionamos anteriormente y volvemos a recordar cuán importante es contar con un “tema de conversación”, es decir, una historia.

3.1.- Formatos de los contenidos

Respecto a los formatos del contenido, podemos señalar tres tipos:

  • Textos, sea cual sea su clase y extensión.

  • Gráfico o de imágenes, que incluye ilustraciones, fotografías y también dibujos.

  • Audiovisual, que incluye audios y vídeos.

No hace falta explicar más acerca de estos tres tipos de formato porque se entiende a la perfección cómo es cada uno. No obstante, sí es preciso señalar que hay un cuarto formato que, a priori, podría no parecer un contenido.

  • Enlaces. Un link es un contenido porque proporciona datos adicionales al resto de contenidos y también porque se presenta como un modo rápido de conectar unos contenidos con otros. Considerando, entonces, contenido a los enlaces, tendríamos cuatro tipos de formato.

En este punto, hemos de hacer referencia al hecho de que los contenidos sean originales, es decir, cuando han sido producidos por el usuario que los comparte. Puede ser un artículo en un blog, una imagen en Instagram o un vídeo en YouTube. Si el contenido no es creación de ese usuario, sino que está simplemente compartiendo el de otro, lo denominaremos contenido referenciado.

De acuerdo a su cualidad de original, podemos dividir el contenido en dos clases:

  • Contenido original, que, como decimos, ha sido creado por el propio usuario.

  • Contenido referenciado, que es propiedad de un tercero.

3.2.- Divulgación y derechos de uso de los contenidos

El uso y difusión de los contenidos se debe acoger a unas pautas básicas que englobaremos bajo los derechos de uso.

Estas pautas están relacionadas con las buenas prácticas y también con el ámbito legal, del que hablaremos más adelante.

En el momento en el que una persona crea un contenido, tiene que especificar si ese contenido puede ser compartido o usado por otros internautas. En este contexto, diferenciamos dos clases de contenidos:

  • Contenidos libres: el creador del contenido autoriza la divulgación del mismo sin ningún requisito especial.

  • Contenidos bajo licencia: el autor expresa que hay ciertos usos que pueden hacerse de sus contenidos, aunque otros están sujetos a licencias.

Además, los contenidos pueden dividirse a su vez en otras tres clases:

  • Contenidos gratuitos: se pueden visualizar y difundir sin tener que pagar por ellos.

  • Contenidos condicionados: se refiere a aquellos cuyo acceso es gratuito pero, a cambio, es obligatorio registrarse en la plataforma o proporcionar ciertos datos personales. Podemos decir que no hay contraprestación monetaria pero sí de información.

  • Contenidos de pago: son aquellos que exigen el pago a cambio de su visualización y consulta, ya sea una cantidad económica o envío de un sms, el cual, de hecho, representa un coste. De forma habitual, un contenido de pago es también condicionado, pues exige que se proporcione cierta información de carácter personal.

3.3.- Contenidos para las comunidades comerciales

Las comunidades comerciales son las más numerosas y las que han experimentado mayor crecimiento en los últimos tiempos.

¿Tiene esta clase de comunidades capacidad para conseguir que, a través de ellas, las marcas conecten con los clientes? Las marcas ya han comprobado las bondades de las comunidades y la importancia de gestionarlas e impulsarlas. Además, con la proliferación de las redes sociales, es aún más notable la presencia de las empresas en Internet.

Las marcas han conseguido acercarse a los clientes y esto ha dado como resultado que estos también se aproximen a ellas. En este contexto, podemos destacar tres etapas diferenciadas en la evolución que ha experimentado la relación de los usuarios con las marcas en el entorno online:

  • Era de la conectividad. Eran los comienzos, aquel tiempo en el que teníamos el primer contacto con un ordenador y el módem, que, enganchado a la roseta del teléfono, nos permitía acceder a un universo paralelo. Era un tiempo en el que tanto usuarios como empresas estaban adentrándose y descubriendo este singular entorno.

  • Era de los contenidos estáticos. Como contenido entendemos toda aquella información que está publicada en Internet. Era un tiempo en el que comenzaban a desarrollarse las páginas web, los chats, los buscadores, los sitios personales, etc. Había gran variedad y tanta información de valor como información poco útil. Además, empezaba a haber cierta interactividad entre empresas y consumidores. Al menos, en cierto modo, ya que las primeras hablaban y los segundos se limitaban a escuchar.

  • Era de los contenidos dinámicos. Es el momento en el que estamos inmersos actualmente, que tiene que ver con las relaciones, redes sociales y con compartir. Todo pasa por compartir: se visualiza y se comparte, se crea y se comparte y así sucesivamente. Es un tiempo en el que los blogs encabezan la producción de contenidos en el entorno online. Ahora el propio consumidor es quien toma las decisiones y quien tiene la voz cantante, ya no son las marcas quienes poseen el control. De llevar a cabo estrategias para tener el máximo dominio sobre su imagen, las marcas han pasado a desear influir en las costumbres y opiniones de los consumidores.

El contenido estático ha dado paso al dinámico y participativo. De ser pasivos y ver, hemos pasado a ser parte activa y a compartir.

La evolución de las comunidades en Internet ha pasado por diferentes etapas. Para que exista una comunidad, debe existir público y que se aglutine alrededor de un tema común. Lo importante es averiguar qué están buscando los miembros en una red social para poder conectar con ellos correctamente.

Lógicamente, un usuario no va a descargarse una app si esta solo contiene publicidad. Es por este motivo que las marcas deben convencer a los usuarios para que instalen esa aplicación. Si esta es verdaderamente buena, entonces, probablemente la participación se incremente hasta una cantidad ingente de usuarios.

Para conseguir que un usuario permanezca en una comunidad, hay que considerar varios elementos. En primer término, la propia naturaleza de los individuos. ¿Por qué están presentes esos usuarios en la red social y qué están buscando? Por ejemplo, los jóvenes son los que más utilizan este tipo de espacios en Internet, ya que les permite estar en contacto con sus amigos y además es una plataforma donde están entretenidos y pueden lograr cierto reconocimiento.

4.- Crear la presencia en las redes sociales

Este epígrafe estará dedicado a construir la presencia en aquellas redes que poseen mayor número de usuarios y en las que las compañías están realizando más inversiones.

4.1.- Facebook

La red social Facebook como vía de comercialización está orientada principalmente al desarrollo de las páginas de marcas, las cuales les sirven para conectar y establecer relaciones con los consumidores.

Estas páginas son espacios idóneos para las organizaciones en aras de crear conexiones con los individuos. Las páginas de Facebook posibilitan a las marcas que difundan su historia y que muestren su identidad.

  • Expresión: Exhiben la identidad gracias a aspectos como la imagen de portada o la biografía.

  • Alcance: Capta a la audiencia a través de los distintos dispositivos móviles.

  • Respuesta: Permite contestar a los usuarios de manera directa y personalizada.

Crear una página de Facebook para establecer una relación más estrecha con tu público y tus clientes.

Las páginas de Facebook son la clave para que las marcas conecten con los clientes. Son espacios que permiten la captación de seguidores mediante anuncios de nuevos productos o a través de la difusión de noticias. Además, las páginas permiten la creación de contenido único y usarlo posteriormente en otros anuncios publicitarios. Facebook, por tanto, es una red social en la que las compañías pueden administrar sus publicaciones y su publicidad.

En este enlace puedes descargarte la ‘Guía de Facebook para Empresas’ y así profundizar más en la construcción de la presencia de las organizaciones en Facebook.

Este artículo, por su parte, explica las claves para entender el nuevo Facebook para que las marcas puedan aprovecharlo al máximo. Estas son las principales ideas que podemos extraer del artículo.

Facebook se ha consolidado como una plataforma publicitaria de carácter social: lo que esta red social pretende es que sus usuarios estén satisfechos, las marcas estén contentas y, al mismo tiempo, que su nueva naturaleza de red social publicitaria sea rentable.

Las compañías permanecerán en Facebook si su target continúa estando: las empresas deben asegurarse de que su target está presente en Facebook. Es un hecho que esta red social ha protagonizado una masiva huida de adolescentes, ya que estos no desean estar presentes en el mismo espacio que sus padres.

Encontrar el equilibrio entre contenido valioso y publicitario: las marcas tienen que poner el foco en contenidos de interés, que resuelven una duda, que son entretenidos y que, en definitiva, consiguen que los usuarios quieran compartirlos. Se trata de contenidos que tienen la capacidad de hacer que la experiencia sea lo más personalizada.

Pensar en términos de comunicación y no de conversión: Facebook no está orientado a captar leads o a promocionar todos los productos de una compañía, sino que se presenta como un canal de comunicación con los seguidores. (Aunque Facebook ha sacado ahora un formato publicitario que esta especificamente orientado a la captación de leads 🙂 )

Ser capaces de formar parte de la conversación: tanto los community managers como los social media strategists tienen que ser capaces de encontrar las comunidades en las que está presente el target y unirse, de manera natural, a las conversaciones que en estas se generan.

Facebook no es el único canal que las marcas tienen a su disposición: en la era multicanal, las conversaciones no solo proceden de Facebook, sino que el responsable es el mensaje sensato, atractivo y que apele a las emociones.

Saber segmentar: si deseamos que la estrategia funcione, los seguidores deben mostrar interés acerca de lo que les transmitimos y saber cómo moverse en nuestro sector.

El ‘cuñaiti manager’ llega a las últimas: seguro que la mayoría de los empresarios tienen un cuñado que se mueve como pez en el agua en Facebook, pero quizás no es la mejor idea que se encargue de gestionar de forma seria y profesional la marca.

El móvil es el futuro: la evolución de Facebook está orientada sobre todo a su acceso desde el móvil.

Call to action: Pídele a alguien que realice algo. Esta ‘llamada a la acción’ probablemente le animará a hacerlo.

4.2.- Twitter

Los consumidores están presentes en Twitter y, por este motivo, no podemos faltar a la cita. Unirse a la conversación en esta red social implica necesariamente involucrarse con los usuarios y cerciorarse de que nuestra voz está expresando perfectamente la identidad de nuestra marca en Internet. A más personas conversando sobre nuestra compañía en Twitter, más seguidores y consumidores reuniremos.

A grandes rasgos, la utilización de Twitter está basada en estos aspectos:

Gestión de la reputación y la visibilidad de la empresa

  • Contenidos que resulten interesantes para los consumidores.

  • Difundir acontecimientos ligados al sector.

  • Seguir a listas (y no tanto a perfiles).

  • Planes de captación.

  • #FF FollowFriday.

  • #RT Retweet.

  • #Etiquetas.

  • @menciones.

  • URL’S SEO friendly.

  • Elaboración de listas públicas que sean SEO friendly.

  • Identificar a usuarios prescriptores.

  • Hacer más humana a la compañía.

  • Construir comunidad.

Difusión de los productos

  • Dar a conocer nuevos artículos, ofertas y todo tipo de promociones.

  • Proporcionar descuentos solo a los seguidores de la compañía.

  • Difundir acciones promocionales.

Soporte y atención al consumidor

  • Escuchar, intervenir y realizar mejoras.

Actuaciones que se aconsejan

  • #FF FollowFriday

  • Elaboración de listas

  • RT Retweet

  • Marcar favoritos

Si quieres conocer todas las posibilidades que ofrece Twitter, te animamos a que consultes los siguientes enlaces:

(Conviene recordar que Twitter es una red social en decadencia, que el numero de usuarios activos reales cae año tras año, es una red social con mayor numero de Trolls que las otras, su publicidad de pago no es tan efectiva como la de Facebook) ¿Seria un reto interesante tratar de hacer una campaña publicitaria rentable en Twitter?

4.3.- Instagram

Instagram es una red social que brinda a las empresas un canal a través del cual pueden difundir mensajes de un modo muy creativo e interesante. Instagram pone a disposición de las marcas un recurso para compartir imágenes mediante una gran diversidad de redes sociales como Facebook, Twitter, Tumblr y Foursquare. De hecho, a causa del éxito rotundo y el elevado consumo del material gráfico, Facebook y Twitter no solo soportan los enlaces que dirigen a Instagram, sino que muestran el contenido en su totalidad. De este modo, Instagram se ve reforzada. Además, otra herramienta interesante son las etiquetas o hashtags, de las que pueden valerse las marcas.

Iniciarse en Instagram no resulta muy complicado, pero lo verdaderamente costoso llega cuando hay que mantener la presencia, ya que exige gran dedicación.

Las marcas tienen que decidir si su estrategia en esta red social se fundamentará en imágenes que guarden relación con sus productos o que muestren el “estilo de vida de la marca”. Da igual lo que escojas, pues hay que tener en cuenta que Instagram es una plataforma que permite la creatividad y el factor sorpresa.

En este Manual de Instagram puedes descubrir todas las bondades de esta red social, mientras que en esta Guía básica de marketing en Instagram, encontrarás una serie de útiles consejos e ideas para sacarle partido.

De acuerdo a una información del diario Business Insider, algunas de las marcas que saben exactamente cómo sacar partido a Instagram son:

  • Red Bull. Usa Instagram para entablar conversaciones con sus seguidores y lo hace gracias a “rutinas” como la publicación que realiza diariamente de imágenes (y conocidas como ‘daily awesome photos’) y la celebración de los ‘Flying Fridays’. Del mismo modo, esta conocida marca de bebidas con frecuencia pincha en las imágenes de sus seguidores para mostrar las diversas modalidades de hacer honor al famoso eslogan “Red Bull te da alas”.

  • Playboy. En Instagram no es posible publicar imágenes de desnudos, por lo que Playboy deleita a sus seguidores con fotografías bucólicas de modelos vestidas muy sugerentes.

  • Puma. La popular marca deportiva anima a sus seguidores a que acudan a eventos de cualquier rincón del mundo y los plasmen en sus fotografías. En alguna ocasión la compañía ha premiado ese interés con suculentos regalos.

  • Burberry. Burberry es una marca centenaria pero eso no es obstáculo para que se desenvuelva a la perfección en las nuevas tecnologías. No en vano, la compañía fue una de las primeras en unirse a esta red social y fideliza a los usuarios con contenidos exclusivos.

  • The Boston Celtics. El equipo de baloncesto difunde a través de su cuenta de Instagram fotografías de los instantes previos a los partidos y también de entrevistas, imágenes en el vestuario y sus mejores jugadas en el campo.

  • Tiffany’s. Esta célebre marca de joyería sabe perfectamente que para fidelizar a sus seguidores, lo mejor es contar con profesionales de las nuevas tecnologías. Así, contrató hace un tiempo a los blogueros Scott Schuman y Garance Dore para que divulgaran historias de amor en dos ciudades de ensueño como París y Nueva York. Incluso, Tiffany’s animó a todos aquellos enamorados a que compartieran su felicidad en Instagram en imágenes con un filtro especial creado para la ocasión.

  • NH Hoteles. Es cierto que no es la marca que cuenta con más followers en Instagram, pero lo que sí es verdad es que NH Hoteles ha sabido cómo exprimir esta red social. La cadena hotelera, por ejemplo, lanzó hace un tiempo un curioso reto titulado “Capturar momentos en los que algo está empezando”. Las imágenes ganadoras fueron premiadas con paquetes vacacionales de lujo.

4.4.- Foursquare

Si eres dueño de un establecimiento físico, echa un vistazo a estos consejos para promocionar negocios en esta red social:

  • Proporcionar una recompensa por un check-in. Por ejemplo, puedes ofrecer un descuento o promoción a los usuarios que hacen un check-in en tu tienda física.

  • Ofrecer un trato exclusivo al Mayor (aquel usuario que ha hecho mayor número de check-in en los últimos 60 días). De esta manera, reconocerás su fidelidad y animarás al resto de miembros a que compitan por alcanzar ese puesto.

  • Regalar algo al hacer X check-in. Sería bueno recompensar a aquellos usuarios que realizaran un determinado número de check-in en tu local.

  • Premio al más madrugador. Una recompensa para aquel usuario que haga el primer check-in del día.

  • Tu cliente número X. Una recompensa a aquel consumidor que sea el número 1.000 del establecimiento, por ejemplo.

  • Un guiño a los amigos de los usuarios. Premiar a aquellos amigos que realicen check-in simultáneos.

  • Happy hour. Sí, como el de los bares. Puedes hacer algo similar con tu local y ofrecer promociones a determinadas horas del día.

Si quieres saber más sobre esta red social, en esta guía de Foursquare para negocios, descubrirás todo lo que puede hacer por ellos.

4.5.- Google+

Del mismo modo que ocurre con Facebook, la red social propiedad de Google permite tener perfiles (dirigidos a los usuarios) y páginas (para las compañías). Desde este enlace, es posible comenzar a configurar la cuenta de Google+. Si nos fijamos, el sitio brinda dos posibilidades: la de iniciar sesión y la de crear una página.

El primer paso es determinar qué tipo de comunidad se quiere crear. Puede ser, por ejemplo:

  • Negocio local

  • Producto o marca

  • Empresa, institución u organización

  • Artes, entretenimiento o deportes

  • Otros

Después de decidirlo, es el turno de es elegir la categoría, así como la URL. El siguiente paso será comenzar a diseñar la página recién creada. De nuevo, puede recordarnos a Facebook, ya que también incluye una imagen de perfil que hay que personalizar. Las estadísticas del sitio pueden consultarse y nos llegan de la mano de Google Analytics.

Google+ no ha llegado a adquirir la misma importancia que Facebook en el ámbito empresarial, pero es una red social que continúa creciendo. Además, es una poderosa herramienta de posicionamiento web.

No en vano, el 90% de las búsquedas en el entorno online se efectúan a través del buscador de Google, por lo que tener presencia en esta red social y mantenerla favorecerá el SEO de tu sitio web. Otra razón para apostar por esta plataforma es que el gigante penaliza los contenidos duplicados, incluso aunque los hayas creado tú mismo. Entonces, indexar ese contenido echando mano de Google+ es una manera de advertirle al buscador que tú eres el autor. Otra ventaja de Google+ es que la app diseñada para dispositivos móviles es probablemente más visual y dinámica que el resto.

4.6.- YouTube

Tal y como apunta la propia plataforma: “Sin un canal, no tienes presencia pública en YouTube. Para subir vídeos, comentar o crear listas de reproducción, crea un canal público de YouTube”. En este link encontrarás toda la información para crear un canal en la popular plataforma de vídeos.

5.- Es sencillo llegar, lo complicado es mantenerse

Juan Merodio, experto en marketing digital, redes sociales y Web 2.0, ofreció en una entrevista 10 consejos para pequeñas y medianas empresas para mantener su presencia en las redes sociales.

En el sitio web Blacktoromedia podéis descargaros el ebook “44 consejos poderosos sobre marketing en redes sociales”, una completa guía que, de modo resumido, exponemos a continuación:

Cómo conseguir que nuestros seguidores se mantengan fieles:

  1. No descuidar la apariencia de las páginas, de modo que ofrezcan una imagen fresca y profesional.

  2. Diseñar la página en línea con la naturaleza de la compañía.

  3. Publicar con cierta frecuencia contenidos, novedades, etc.

  4. Contestar al 100% de las preguntas que nos hagan.

  5. Aunar contenidos en texto y multimedia.

  6. Mostrar esquemas de diseño.

  7. Colgar fotografías relacionadas con la compañía.

  8. Difundir imágenes ligadas a eventos organizados por la compañía.

  9. Elaborar encuestas de interés esporádicamente.

  10. Publicar promociones.

Recomendaciones acerca de cómo utilizar contenido multimedia:

  1. El multimedia debe gozar de alta calidad.

  2. Utilizar links al contenido.

  3. Realizar diseños adecuados al segmento del mercado.

  4. Comprobar posibles fallos antes de difundir el contenido.

  5. Saber cuáles son las limitaciones de cada red social respecto de los contenidos.

  6. Eliminar publicaciones antiguas para obtener más espacio.

  7. Conocer qué contenidos no deben ser retirados bajo ningún concepto.

  8. Recordar que la calidad HD no tiene por qué ser siempre apropiada.

  9. Subir imágenes con las medidas correctas.

Recomendaciones para medir y analizar las cuentas:

  1. Realizar análisis de los consumidores que llegan mediante las redes sociales.

  2. Publicar periódicamente en los blogs.

  3. Tener en cuenta que los consumidores son los personajes de nuestra historia en las redes sociales.

  4. Hablar de las personas y no tanto de la compañía.

  5. Extraer enseñanzas de las encuestas.

  6. Probar redes específicas si encajan con nuestro mercado.

  7. Comercio electrónico a través de dispositivos móviles

Recomendaciones para hacer una cuenta friendly:

  1. Diseñar las páginas para que sean compatibles con los smartphones.

  2. Obviar scripts y contenidos que únicamente funcionan con el software más avanzado.

  3. Evitar páginas que tarden mucho en cargarse.

  4. Mantener una página organizada.

  5. Organizar la información.

  6. Emplear divisiones para diferenciar las temáticas.

  7. Evitar palabras complejas.

  8. Pensar siempre en el SEO para que la página se encuentre fácilmente.

¿Por qué es útil tener presencia en redes sociales?

  • Difundir una imagen positiva y cercana de la empresa.

  • Proporcionar soporte y atención al cliente.

  • Reforzar relaciones con los proveedores, consumidores y hasta con los competidores.

  • Recibir feedback de nuestros clientes.

  • Gestionar las críticas y enfrentar los problemas.

  • Publicar información de interés de nuestro sector.

  • Posicionarnos como referentes en nuestro sector.

  • Mejorar el posicionamiento de nuestro sitio web en los buscadores.

Por el contrario, ¿para qué no sirven las redes sociales?

  • Hacer publicidad, en el sentido más convencional.

  • Publicar solo sobre uno mismo.

  • Hacer ventas directas.

  • Inundar y saturar a los usuarios.

  • Gestionar mal las críticas, despreciando o ignorando.

  • Intentar obtener resultados económicos enseguida.

(Algunos de estos puntos son las “buenas practicas”, la verdad es que existen expertos en redes sociales “black hat” que gestionan cientos de perfiles simultaneamente haciendo miles de publicaciones diarias para generar trafico y por lo tanto ventas en sus sitios web)

Entonces, hay que recordar que las redes sociales tienen más de sociales que de redes y están diseñadas para que los usuarios conversen, se relacionen y compartan. Las marcas han entrado en ellas mucho después por lo que deben conectar con las personas como si lo hicieran en el terreno físico, es decir, con amabilidad y humildad y siempre tratando de construir relaciones basadas en la confianza.

La clave para mantener la presencia en las redes sociales es entenderlas como un ente dotado de humanismo y anteponer el interés de la comunidad a lo demás. La estrategia en el social media debe incluir inteligencia, comprensión y sensibilidad. Es la única forma para conseguir que seamos valorados en este entorno.