¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Por qué es importante el nombre de tu pequeño negocio

Por Katarina Nilsson|10 de abril de 2017 | Original

Cómo diseñar una marca que atraiga a la gente

Aunque seas el mejor en lo que haces, si no tienes una estrategia de marca sólida, tu negocio se enfrenta a una desventaja importante. La competencia te comerá vivo si no eres capaz de encontrar aquello que te diferencia del resto.

Y tu estrategia no puede centrarse únicamente en el aumento de funcionalidades de tu producto o en tus credenciales profesionales. Para llamar la atención tu marca tiene que hablar desde el corazón para que pueda conseguir el interés – y eventualmente, la lealtad – de tus potenciales clientes y consumidores. ¿Y qué mejor forma de empezar a enviar un mensaje que a través de tu nombre?

Considera las siguientes cuestiones: ¿Por qué debería la gente escoger tu marca? ¿Qué representas, y cómo te gustaría expresarlo? Después de responder a estas preguntas, estarás preparado para comenzar a desafiar a los gigantes de ahí fuera.

Ahí van algunos trucos para crear un nombre para tu marca que realmente alcance a las personas a un nivel emocional – y algunas sugerencias de qué debes evitar.

Tabla de Contenidos

  1. Reflexiona sobre ello
  2. Evita las tendencias
  3. Vende tu alma
  4. No digas demasiado
  5. Piensa más allá de tu código postal
  6. Desata la bestia creativa que hay en ti

Reflexiona sobre ello

Muchos emprendedores cometen el error de decidir su nombre de negocio sin darle demasiada importancia. Los nombres son importantes en muchos sentidos. De hecho, un nombre equivocado puede hacer un daño serio al negocio en el largo plazo.

Por otro lado, a veces los nombres no evitan que un negocio de éxito prospere.  Me vienen a la cabeza grandes nombres como Google, Zynga, y Skype, aunque yo no te recomendaría llamar a tu negocio como a tu perro.  Tu nombre necesita ser una elección deliberada.

Evita las tendencias

Las tendencias funcionan a veces como extraños señuelos que nos atraen – pero no por mucho tiempo. Lo mismo ocurre con los nombres de marcas. Establecer un nombre que está a la última y que atrae mucho la atención es simplemente la manera incorrecta de proceder, a no ser que sepas que tu negocio es temporal.

Si tienes un plan que va más allá de dos años, piensa más allá y deja que tus competidores envejezcan por sí solos. Tú, por otro lado, quieres que tu nombre sea tan fresco y fascinante hoy como dentro de cinco o siete años.

Vende tu alma

Todas las compañías, productos o servicios tienen un alma. Es alrededor de este alma donde quieres construir el nombre de tu marca.

Cuando expresas tus valores funcamentales y visión a través de tu nombre, tienes muchas más posibilidades de que la gente lo perciba a un nivel emocional, que es la manera de construir una relación a largo plazo con tu audiencia objetivo.

Por ejemplo, Verizon es una combinación de la palabra del latín veritas, que significa verdad, y horizonte. El servicio de música en streaming Pandora se llama así por el personaje de mitología griega que recibió el don de la música de Apolo. Y Reddit es la traducción latina de la palabra inglesa render que significa enviar para aprobación – uno de los pilares de esta popular web de debates.

No digas demasiado

Ser demasiado descriptivo, especialmente cuando hablamos de nombres para marcas, es un no-no bien grande.

A primera vista, sin embargo, puede parecer la mejor forma de proceder. Un nombre “carnoso” ayuda a la gente a entender lo que vendes, en lugar de sentirse confusos. Pero puede que quieras expandir tu empresa en el futuro e incluir otros productos. Un nombre descriptivo siempre limitará tus posibilidades.

Para colmo, es una pesadilla en cuanto a los derechos de propiedad intelectual. .

Piensa más allá de tu código postal

A lo mejor tienes un nombre de negocio en tu cabeza, uno que encaja perfectamente en el lugar en que te encuentras ahora – literalmente. Pero ser muy casero no te hará ningún favor. Si consideras la expansión global de tu negocio desde el principio, podrás ahorrarte un montón de problemas en el futuro.

Evalúa posibles nombres desde la perspectiva de tus mercados clave, y de aquellos que podrían serlo. Éste es un paso esencial para cualquiera que piensa a lo grande – y definitivamente, ¡deberías estar pensando a lo grande!

Desata la bestia creativa que hay en ti

Una vez que los valores fundamentales de tu empresa están definidos, es hora de empezar a crear una lista de nombres.

Vuélvete tan loco como quieras. Abre tu mente y escribe cualquier idea que te surja.

El nombre que elijas se adaptará perfectamente a ti durante una larga trayectoria, así que asegúrate de que es bueno.

Artículo creado por Marta Abellán, alumno de Neetwork Business School