¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

«¿Cómo puedo conseguir que alguien me quiera si no tiene referencias mías?»

Testimonios, testimonios… los testimonios lo son todo. 

No eres el único que empieza que tiene esta duda en mente, inclusive las marcas y empresas que llevan años en el ruedo y no han sabido recoger testimonios de sus clientes se preguntan lo mismo. 

Eso para los que empiezan, imagínate la cantidad de personas que no han comenzado siquiera sus emprendimientos por sentir que sin testimonios no hay ventas. 

Este sentimiento es dañino, por esa razón quise conversar de esto contigo lo antes posible

Porque ningún negocio ha nacido de la noche a la mañana con 10 testimonios en puerta de clientes que «ya han probado sus servicios», y de ser así han aprovechado una buena estrategia de copywriting+ventas para conseguir clientes nuevos. 

El asunto está en que sí, es posible comenzar con tu negocio en línea aún así sin testimonios, pero los debes pedir a tus clientes, es momento de dejar la pena. 

A este punto ya sabes que las pruebas sociales funcionan, y es que las personas se fían más de las marcas que tengan alguna referencia de parte de sus consumidores, así funciona la cosa. 

La opinión ajena solo debes tomarla en cuenta para los textos de ventas, porque funcionan. 

Y aunque quieras negarlo, antes de hacer una compra sé que buscas en internet las opiniones de quienes han comprado antes y cómo ha sido sus experiencias. 

No me engañes. 

Los testimonios lo son todo: tus clientes compran por lo que leen en la red 

¿Cómo han conseguido las grandes marcas vender tanto y a tantas personas? 

A través de los testimonios. 

En tu caso particular que no tienes una empresa reconocida ya a nivel mundial ni todo el presupuesto para invertir en pruebas de calidad con tus clientes, es importante que tomes los recursos que tienes a la mano para vender más tus productos o servicios aún así no cuentes todavía con testimonios reales. 

¿Qué puedes hacer para vender más sin tener testimonios?

«Estoy comenzando, pero no me voy a desanimar por no tener referencias de otros clientes»

Es la mejor actitud que puedes tomar en ese caso, y la que además hará que no desistas de tus objetivos, así que veamos qué puedes hacer para transmitir confianza y credibilidad a tus clientes. 

Trabaja el copywriting de tu marca.

Volvimos a tocar este tema: ¿cómo vas con los textos de tu marca? 

Esos en los que transmites a tus clientes cómo es la persona detrás de tu negocio, qué soluciones aporta a sus problemas y qué tipo de beneficios pueden obtener de tus productos o servicios.

Es importante que tu marca pueda hablar por sí misma, incluso cuando tú no estás. 

Para ello es necesario conseguir el bendito tono conversacional del que tanto te hablan. 

estudio Y no hay nada más sencillo que eso ¿quién mejor para hablar a sus clientes que el mismo dueño del negocio? o sea tú. 

Lo primero que te voy a recomendar es no utilizar ninguna frase o palabra cliché que le pueda restar valor a tus textos, esas palabras baúl que en copywriting tanto repelemos precisamente porque de útiles no tienen nada. 

Así que comenzando por definir cómo te vas a comunicar con tus clientes, podrás saber qué tipo de frases usarías en una conversación personal con tu cliente y las llevas al plano digital, para probarlas en el copywriting de tu marca. 

Recuerda que no tienes que ser otra marca ni otra persona, debes ser tu marca o tú, en caso de que estés trabajando en tu marca personal.  

El coywriting es un recurso tan valioso y lo que estás aprendiendo aquí es gratis, así que saca todo el provecho que puedas de él, porque es una gran ventaja que tienes en comparación a tu competencia

Pon el diseño de tu web a tu favor.

Siempre lo he dicho, palabra e imagen pueden funcionar de forma independiente, pero juntas deben funcionar porque sí.

Porque sí, hay composiciones que no funcionan, y las fallas en ocasiones son textuales y en ocasiones son a nivel gráfico. 

Es por esta razón que debe existir un balance entre ambas porque ¿de qué te sirve tener el diseño web más costoso y personalizado del mundo si las palabras de tu sitio no son funcionales? o ¿de qué te sirve tener un copy de impacto si tu página web es un desastre a nivel de diseño?

Las personas suelen tener mayor confianza en marcas que cumplen con estos dos detalles y los cuidan a la perfección. Así que procura hacerlo todo lo más cuidado posible.

Crea una sección «Sobre mí/Sobre nosotros» que le dé envidia a tu competencia.

El About de tu sitio web es la primera página a la que acceden tus potenciales clientes luego del home evidentemente. 

«¿Quién es esta persona? ¿Qué tiene para contarme? ¿Cómo puedo saber más de ella?»

Quien te compra quiere sentir que está tratando con una marca o negocio de fiar, es por ello que te tienes que lucir con tu sección de about. 

Como compradores nos encanta sentirnos escuchados, atendidos, es por ello que siempre buscamos entre las historias de la marca y el porqué han comenzado en el sector para asegurarnos que detrás de la pantalla hay personas reales, la cercanía nunca va a pasar de moda como estrategia de ventas, recuérdalo. 

Lo decíamos del storytelling y de los puntos de dolor, las emociones son tan poderosas e indispensables en las ventas que son el recurso del que mayor provecho han sabido sacar las marcas. 

Los testimonios lo son todo sí, pueden hacer todo el trabajo el storytelling o de los puntos de dolor en pocos segundos, pero tú que estás comenzando con tu emprendimiento, debes saber que no existe una única forma de hacer las cosas, basta con buscar la estrategia que te funcione a ti. 

Volviendo a nuestra sección de sobre nosotros/mí, es importante que en ella incluyas una foto de tu equipo de trabajo o de ti, es necesario crear el insight en tu audiencia de que eres un igual a tus potenciales clientes. 

La mejor respuesta al «quiénes somos» es somos iguales a ti, somos como tú. 

Eso es lo que de verdad conecta, así que evita hablar sobre los años de experiencia que tiene tu marca en el sector y evita decir que son los mejores, ya nadie quiere saber eso, ahora quieren saber tu historia, conocer tu lado humano. 

Habla de los beneficios de tu marca o negocio.

Empezando por tu propuesta de valor, los beneficios de tu marca terminan de concretar una compra con tu cliente.

Cuenta a tus lectores qué has logrado resolver a tus clientes anteriores y qué pueden conseguir con tus servicios, aún así entre tanta competencia que existe en la red eres capaz de convencer a tu cliente del porqué te necesita. 

Y no se trata de prometer lo que no eres, tampoco es que tienes que ser todo un experto en pastelería si lo que vendes es comida rápida, enfócate en lo que sabes hacer y en lo que realmente sabes es beneficioso para tus compradores. 

En este punto debes tener cautela, ya que una mala explicación puede provocar el efecto contrario en tus clientes: el rechazo. 

¿Por qué tu trabajo vale lo que vale? 

No tengas miedo de demostrar al cliente el porqué debe pagar lo que vale tu trabajo. 

Sé que estás comenzando, pero los detalles que para ti no son importantes puede que para tu cliente sea una buena razón de compra. 

Tu cliente siempre se preguntará «¿Por qué debería escogerte a ti y no a tu competencia?»

Y es allí en donde entran los detalles, de lo que haces y cómo lo haces. 

Podrás dibujar con palabras las imágenes que quieres que tus clientes se hagan en su mente. 

Entonces, ¿los testimonios lo son o no lo son todo?

A este punto ¿qué crees tú?

Los testimonios para concretar una venta funcionan, pero no son la última coca cola del desierto, en términos de copywriting siempre tendrás plan b, c, d, y hasta z si es necesario.

Así que no es necesario que te des mala vida por un testimonio que todavía no existe, pero que sé que pedirás. 

Y a ti, ¿qué otra estrategia para conseguir clientes a través de las palabras te conoces? 

Me voy yendo hacia los comentarios…