¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Alguien, en algún lugar, le dijo a los bloggers que debían publicar todos los días.

Quizás estás renuente a crear tu blog porque sabes que no tienes tanto tiempo y que es mucho trabajo.

O tal vez ya estés blogueando y haciendo todo lo posible para publicar un artículo todos los días, y simplemente no funciona para ti.

No cumple con tus objetivos de tráfico e ingresos, no recibes una avalancha de visitantes y los números de suscriptores se estancan.

Ahora dudas de tu capacidad para ser un blogger exitoso, y te sientes como un trabajador que está siendo explotado.

Trabajando muy duro sin una recompensa real.

Además, la estrategia de postear todos los días elimina toda la diversión de los blogs.

La buena noticia es que no necesitas escribir cada día en tu blog.

De hecho, es posible que publicar solo un par de veces al mes funcione mejor.

Razones por las que escribir cada día en tu blog es una mala estrategia:

Destruye las pruebas sociales

La prueba social es evidencia, dejada por tus lectores, de que tu blog es interesante, popular y que vale la pena leer.necesitas-escribir-cada-dia-en-tu-blog-1

El número de suscriptores, la cantidad de comentarios, la cantidad de retweets,  y los me gusta muestran a los nuevos visitantes que a otras personas les entretiene tu contenido y que lo recomiendan.

Hacer que la gente se suscriba a tu blog sin pruebas sociales es mucho más difícil.

Al publicar con demasiada frecuencia, y reemplazar continuamente la última publicación, reduces la cantidad de pruebas sociales que obtienes con cada una.

Si publicas un artículo todos los días, este solo estará en la parte superior de tu blog para ese día. Si publicas uno cada dos semanas, este estaría en la parte superior durante dos semanas completas.

Y así tendrá más exposición durante más tiempo… Las personas interactuarán más con ella, ya que es el contenido más reciente y relevante durante un período de tiempo más largo.

Arruina el vínculo con el lector

¿Lees todos tus correos electrónicos tan pronto como llegan? Tranquilo, nadie lo hace.

De hecho, algunos de esos correos electrónicos pueden permanecer sin abrir en tu bandeja de entrada durante días. Lo mismo pasa con escribir cada día en tu blog.

Por ejemplo: Supongamos que una persona espere una semana para volver a ingresar en tu blog, y cuando llega consigue 7 publicaciones nuevas. A pesar de que los otros artículos le puedan parecer llamativos, es muy probable que por cuestiones de tiempo solo lea el último.

El tiempo es una presión constante para todos. Al igual que es para ti, lo es para tus lectores.

Y si públicas con demasiada frecuencia, tus suscriptores no podrán leer cada publicación que escribas.

Como resultado, pierdes la oportunidad de vincularte con ellos con cada artículo que omiten. Y también pierdes la oportunidad de que corran la voz sobre tu trabajo.

Afectará tu lista de correos electrónicos

Al enviar artículos por correo electrónico con mucha frecuencia, obligarás a algunos de tus suscriptores a darse de baja. Al menos, esto es lo que más les pasa a los bloggers menos populares.

La mayoría de las personas tienen muchos artículos que les gustaría leer y te agradecerán que publiques con menos frecuencia, especialmente si la calidad en la escritura de tus artículos mejora.

La mayoría de los bloggers más populares escriben una publicación al mes o cada 6 semanas. Y cada vez que escriben es excelente, llena de palabras poderosas y consejos útiles que puedes aplicar de inmediato. Por eso, sus audiencias devoran su contenido tan pronto como sale.

La escasez genera valor. Escribir cada día en tu blog no lo hace.

Entonces, ¿Qué puedes hacer?

En este punto, deberías aceptar que escribir cada día en tu blog no es sabio ni productivo. Sin embargo, necesitarás hacer algo extra para ocupar el tiempo libre.

Todavía puedes pensar y trabajar en publicaciones todos los días. Simplemente no vas a subirlas a tu blog y pasarás el tiempo restante ocupado con lo siguiente:

1.      Planifica tus artículos sabiamente

Una publicación valiosa es casi siempre una publicación bien planificada. La creación de contenido que necesitas-escribir-cada-dia-en-tu-blog-2destaque comienza antes de sentarse a escribir.

Tienes que pensar en ideas para artículos que a la gente le gusten. Así que tienes tarea por hacer.

Mira los blogs populares en tu nicho. ¿Qué clase de artículos son populares? Busca similitudes entre publicaciones.

Una vez que tengas una idea, elabora un título llamativo. No tiene sentido pasar días escribiendo una publicación si los lectores simplemente la miran, o la ignoran y continúan con sus vidas.

Tienes que darles incentivos para que hagan clic. Diles por qué necesitan leer tu publicación. Dales una razón convincente en el título.

¿Qué problema tienen? ¿Qué solución útil les ofrece tu publicación?

Es aconsejable poner a prueba tu título con un mentor. Un mentor que sea experto en blogs, alguien a quien quizás conozcas muy bien y que te ayude a refinarlos.

Solo después de esto puedes comenzar a escribir.

2.      Haz que cada artículo cuente

Siempre que estés escribiendo un artículo para tu blog, hazte estas preguntas.

Si tuvieras tiempo para una sola publicación, ¿sería tu idea actual el tipo artículo que la gente quiere leer, el tipo que ayuda a las personas?

Si publica solo una vez cada dos meses, pero el contenido es realmente impresionante, tendrá mucho más éxito que alguien que publica artículos malos todos los días.

Tu contenido tiene que ser excelente, interesante y valioso. Así, tu audiencia te escribirá diciendo: ¡Queremos más!

Esa es la única forma de convertir a los lectores en fanáticos obsesionados con tu blog.

3.      Luego de publicar, hay que promocionar

Ya escribiste tu artículo. Lo hiciste como si fuera el último y que no te arrepentirías.estrategia-para-tus-articulos

Lo revisaste y editaste, y está publicado en tu blog.

¿Ahora qué? ¿Es momento de pasar a una nueva publicación?

¡Por supuesto que no!

Ahora tienes que promocionar todo lo que sabes del tema de tu artículo. Y eso podría tomar hasta dos semanas para hacerlo.

¿No sabes con quien promocionarlo?

Comienza a establecer contactos con los cinco bloggers más grandes de tu nicho o un nicho relacionado. Comenta en sus publicaciones, dale retweet sus tweets, u ofréceles tu ayuda.

Pronto, algunos de ellos te notarán. Incluso podrían tener una conversación contigo en Twitter.

Y luego cuando les cuentes sobre un producto suyo que probaste o te hayan vinculado a una de sus publicaciones, te tendría la confianza suficiente para promocionar tu artículo.

Incluso podrían sugerirte hacer una entrevista contigo.

Este punto se trata de trabajo duro y que puede tomar mucho tiempo. Y lo peor, es que no es seguro que logres tu objetivo.

Pero generar dinero constante en línea, no es un trabajo para hacerse rico rápido.

Se necesita tiempo y esfuerzo. Pero comenzar a ver las recompensas es un sentimiento increíble.

Además, nada que valga la pena es fácil ¿cierto?

4.      Crea activos valiosos que te ayuden a crecer tu blog

Uno de los motivos más importantes por los que no debes escribir cada en tu blog, es porque necesitas pasar tiempo creando activos para hacer crecer tu negocio.

Deberías dedicar el tiempo a entrevistas con bloggers populares en tu nicho, realizar seminarios web, crear libros electrónicos o cualquier otro producto que puedas vender u ofrecer como regalos de suscripción.

Tus esfuerzos de marketing darán resultado si los pones en marcha.

Y un producto que ofrece una solución clara a uno de los problemas más importantes de tu audiencia objetivo, puede generarte un buen dinero por varios años.

5.      Encuentra la rutina perfecta

No existe un enfoque único para todos los blogs, y lo importante es que encuentres una rutina a la que puedas apegarte a largo plazo, una que no te deje agotado después de unas pocas semanas.

No te preocupes si las personas se molestarán si cambias tu frecuencia de publicación.

Es muy improbable que uno de tus lectores se queje porque quiere cinco publicaciones a la semana o porque quiere que tus publicaciones fuesen los lunes y jueves y no solo los martes.

Algunas cosas para tener en cuenta cuando experimentes con tu rutina de blogs:

  • No cambies las cosas demasiado: Por ejemplo, trata de pasar de 3 artículos por semana, a 2 cada dos semanas.
  • Considera encuestar a tus lectores para saber si les gustaría más o menos publicaciones.
  • Experimenta escribiendo artículo con anticipación o creando un calendario de contenido.

¿Por qué un artículo cada dos semanas suele ser mejor?

dos-publicaciones-al-mes

En los últimos años, ha habido un cambio en el mundo de los blogs.

Hace cinco años, no habían tantos blogs  “profesionales”, y los lectores estaban ansiosos por el contenido. Hoy, con una gran cantidad de blogs para elegir, los lectores se agotan rápidamente.

Los lectores prefieren a los blogs que publican una vez a la semana o incluso una vez cada dos semanas, pero que siempre digan algo realmente útil. Además como blogger, publicar un artículo cada dos semanas te permitirá escribir publicaciones profundas y cuidadosamente construidas, las que tienen más probabilidades de obtener enlaces y tweets.

Si solo va a publicar una vez cada dos semanas:

  • Mira qué contenido de tu blog es más popular, para que puedas hacer que cada publicación sea exitosa.
  • Experimenta con artículos más largos, quizás más de 2,000 palabras.
  • Concéntrate en el contenido perdurable, para que cada publicación siga siendo relevante durante años.

Al final, se trata de bloguear como un profesional

¿Quieres comenzar un blog y convertirte en un blogger profesional?

Ser profesional es esencial si queremos superar el auto-sabotaje. Debes dejar que el mundo y tú sepan que hablas en serio, que esta elección no es por un par de días.

Quieres empezar un negocio y harás de este, tu estilo de vida.bloguear-como-un-profesional

Un blogger profesional no escribe una publicación aburrida tras otra. El profesional tiene una visión y tiene una estrategia para lograr su visión.

Se da cuenta de que el marketing es parte del juego y sabe que una empresa necesita material promocional, productos y cartas de ventas.

Él entiende los problemas de su mercado objetivo. Él sabe cómo comunicar los beneficios de la solución que ofrece y conoce la diferencia entre el contenido aburrido y las cosas que realmente importan.

Un profesional no solo cae en la rutina de publicaciones diarias con la esperanza de que algún día pronto su suerte cambie.

Un profesional aprovecha su oportunidad y hace algo increíble. Algo de lo que valga la pena hablar.

Entonces, ¿quién quieres ser?

Es hora de comenzar a tomar en serio los negocios en línea y de comenzar a escribir artículos importantes: de esas que ayudan a las personas.

Es el momento de promocionar los artículos de tu blog como si tu futuro dependiera de ello.

Porque lo hace