¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Estimados Neetworkers, hoy trataremos un problema frecuente que sucede cuando activas una campaña de Facebook ads.

¿Nunca te ha pasado que dedicas horas en crear 3 o 4 anuncios en Facebook, creas el texto del anuncio perfecto, diseñas imágenes que lucen genial, incluyes un llamado a la acción y apruebas la regla del 20% de texto… pero, al momento de la verdad, después de que los anuncios son aprobados… no logran impresiones?

Tus anuncios empiezan a correr (lo que significa que comienzas a pagarle a Facebook, te guste o no). Encuentras que es imposible dejar de revisar tus estadísticas cada 10 minutos; ¡yo incluso, evito mi propio consejo de esperar al menos 24 horas para revisar cualquier nueva campaña! Correr anuncios en Facebook es muy similar a jugar a la ruleta: no puedes separarte una vez que empiezas.

Una de las grandes cosas de hacer anuncios, es que puedes dividir y probar textos o imágenes en distintos anuncios con un presupuesto realmente pequeño.

Para eso, creas un montón de textos e imágenes, para poder encontrar cuál es el que funciona mejor con tu audiencia.

Excepto que no siempre funciona de esa manera. Empiezas a notar que solo uno de tus anuncios está teniendo la mayor parte de las impresiones. Sí, es el mismo anuncio al cual la gente está respondiendo, y los clics y las conversiones van bien. ¡Pero espera! ¡Uno o más de tus anuncios no está siendo mostrado para nada! 

¿Por qué mis anuncios de Facebook no están teniendo impresiones? 

De hecho, yo no recomiendo que hagas más de 2 anuncios al mismo tiempo, en un mismo conjunto de anuncios. Invariablemente, verás que solo uno de tus anuncios recibe toda la acción, así que no tendrás ni siquiera un sentido de cuál copy o imagen funciona mejor, si nunca se muestran.

Básicamente, hay un elemento de supervivencia del anuncio más fuerte ocurriendo dentro de cada conjunto de anuncios. Esto es lo que usualmente sucede:

  1. Facebook comienza a entregar tus anuncios a personas en tu audiencia, más o menos al mismo ritmo.
  2. Tan pronto como uno de tus anuncios comienza a generar clics, el sistema automáticamente toma nota.
  3. Ese anuncio comienza a tener más impresiones. Facebook nota que es ese al que la gente está respondiendo mejor, así que se lo muestra a más personas (sí, Facebook de hecho está tratando de ayudarte y de darte los mejores resultados posibles).
  4. Los otros anuncios en tu conjunto dejan de recibir impresiones en su totalidad, y “el más fuerte” se vuelve, en esencia, el único que se muestra.
  5. Durante todo el proceso, Facebook está optimizando otros factores de tu campaña a la vez. Si estableciste que tu conjunto muestre los anuncios tanto en desktop como en móvil, así es como todo empezó. Pero, si tu sistema ve que estás teniendo más clics y/o conversiones en móvil comparado con desktop, tus anuncios se mostrarán más en móvil. Si las mujeres de 35 a 44 años están respondiendo mejor a tus anuncios, tendrás más impresiones en esa demográfica que en cualquier otra.
  6. Eventualmente, puedes tener un anuncio que esté siendo visto por un género, o un grupo de edad, en un país, y en un único dispositivo en específico.

Por eso es que, solo uno de tus anuncios genera toda la acción. Desafortunadamente, es muy común que Facebook haga su “optimización” antes de que haya suficiente evidencia para declarar a un claro ganador de entre tus anuncios.

100 impresiones y 3 clics no son suficiente información para determinar si un anuncio funciona o no para tu audiencia, y aun así, pasa todo el tiempo.

Es muy frustrante, especialmente si estás intentando correr varios anuncios a la vez. De nuevo, por eso es que recomiendo solo correr dos anuncios simultáneamente – más sobre ello en un segundo.

NOTA IMPORTANTE: no todas las campañas son optimizadas de esta manera.

En el 20%-30% de las campañas que he corrido, Facebook mostró ambos anuncios igualmente a mi audiencia objetivo. Dependía de mí, determinar al “más fuerte” y pausar los demás. Así que, asegúrate de poner atención a los reportes, tanto a los simples en el Administrador de Anuncios como a los más avanzados, bajo Informes Publicitarios.

La manera correcta de probar tu creativo

Pequeños cambios realmente PUEDEN hacer una gran diferencia.

En algunas campañas parece que por mucho que pruebes, todos los anuncios tienen un coste muy alto para ti.

Pero, no debes rendirte, se trata de insistir y encontrar la “fórmula mágica”, a veces, un ligero cambio en los textos e imágenes puede reducir un 50% el coste del anuncio.


En la imagen superior tienes un buen ejemplo de cómo unos pequeños cambios pueden provocar una gran reducción en tus costes publicitarios.

En conclusión, Facebook solo va a mostrar tu anuncio “más fuerte”.