¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Para comenzar a escribir un libro de cualquier tipo: historia, novela, cuento, periodístico, etc., es fundamental que primero desarrolles tus habilidades como escritor.

En este artículo te enseñamos un plan de acción para desarrollar tus habilidades de escritor y para que en cuatro semanas o menos puedas plantearte escribir un libro del tipo que quieras. Los resultados pueden ser realmente asombrosos.

Lo primero es definir qué es un escritor.

Puede ser obvia la respuesta, pero a menudo encontramos con personas que se hacen llamar “escritores” sin más motivo que el de escribir cosas ocasionalmente.

La única cosa que estos “escritores” a menudo olvidan es que no saben cómo escribir.

Esa no es la marca de un escritor; esa es la marca de la ilusión.

Incluso si crees que eres brillante, pero no tienes idea de cómo transmitir tu punto de vista sin esfuerzo a través de la escritura, el mundo nunca podrá experimentar esa brillantez.

Pero hay esperanza …


Aquí te mostramos un plan de acción que te ayudará a
escribir un libro en poco tiempo, desarrollando tus habilidades como escritor. 

 


Si estás buscando comenzar una carrera de escritor pero no sabes por dónde empezar, aquí te ayudaremos con un paso a paso de 30 días lleno de práctica, fácil de seguir, para cualquier persona interesada en esta línea de trabajo.


INTRODUCCIÓN. Esquema y promesa del artículo

Esta publicación se divide en cuatro semanas:

  1. Semana 1 (días 1-7).
  2. Semana 2 (días 8-15).
  3. Semana 3 (días 16-24).
  4. Semana 4 (días 25-30).

Esta progresión está destinada a llevar a un estudiante de la nada a alguna parte en 30 días.

Si sigues este programa, en 30 días, tendrás al menos un escrito finalizado, pulido y profesional. Podrás escribir un libro o tendrás un método seguro de cómo producir sin esfuerzo un número infinito de piezas de contenido de alta calidad.

Si eres un bloguero o un profesional de la escritura y no tienes 30 días para seguir esta progresión, no te preocupes; aún puedes tomar los consejos de esta publicación e implementarlos en tu práctica de redacción actual.

Dicho esto, si no eres un profesional actual, te recomendaríamos encarecidamente que sigas esta guía y no produzcas nada tangible hasta el día 31. Esto asegurará de que estés listo para trabajar de acuerdo con los estándares profesionales.

También te recomendaríamos que tengas un cuaderno o un bloc de notas a mano contigo en todo momento, para anotar cualquier buena idea que “venga” durante el día.

Una vez más, no es recomendable escribir “piezas terminadas” sobre ninguna de estas ideas hasta el final del presente programa. Puedes adelantarte a crear un plan de contenidos o ir profundizando en el marketing de contenidos para tu sitio web. Pero la práctica de la escritura (de libros, artículos, ensayos, etc.) te llevará un poco más de tiempo y necesitarás ejercitar tu creatividad. 

Ten por seguro de que a medida que avancemos en este plan, tu creatividad comenzará a florecer de manera inimaginable. Capturar esa creatividad tal como viene es una buena idea.

Semana 1 (Días 1-7): Aprendiendo a practicar

Al comenzar como escritor, lo primero que debemos hacer es adquirir el hábito de escribir. 

Debemos confesar que la mayoría de las piezas de contenido son malas.

No solo es un escrito “malo”, sino que es tan malo que el olor a espantoso se filtra en la computadora y empiezas a asfixiarte con esa rancidez.

Muchos escritores principiantes son arrogantes y piensan que jamás les tocará escribir piezas tan terribles.

Estos son los blogueros que comenzaron a escribir hace una semana y publican artículos tres veces al día.

Su escritura es basura, terrible e inútil.

No solo se darán a conocer por sí mismos, sino que se están perjudicando mucho al dar a la gente una impresión tan mala de su trabajo.

No han aprendido el arte de la calidad sobre la cantidad.

Pero hay algo muy importante que debe tenerse en cuenta…

Los malos escritores no son los únicos que producen malos contenidos¡Los buenos escritores escriben cosas malas todo el tiempo!

La diferencia es que los buenos escritores nunca dejan que más nadie vea esas cosas malas.

Los buenos escritores tienen una cosa que los malos no tienen: perspectiva.

Se entrenaron para salir de su propia mente y ver su trabajo objetivamente. También saben que no pueden dejar que su orgullo se interponga en su arte. Si una pieza es mala, saben que debe ser revisada o destruida … pero definitivamente no se puede publicar tal como está.

En estos primeros días de nuestro programa de 30 días, tenemos que enseñarnos a (a) escribir libremente y (b) discernir cómo se ve la mala escritura.

Semana 1 Práctica #1 – Escritura libre

Todos los días, dos veces al día, haz una “escritura libre” de 15 minutos. Aquí es donde configuras un temporizador por 15 minutos y no dejas de escribir en cualquier momento dentro de esos 15 minutos.

Simplemente estás escribiendo lo primero que te viene a la mente.

Si nada te viene a la mente, deberías escribir: “No se me ocurre nada. No sé qué escribir”.

Durante 15 minutos, no dejes de escribir.

Aquí hay un ejemplo de una escritura libre:

Esta mañana caminé a la esquina para buscar un perro, pero el perro tuvo que comer, así que le di de comer una cabra gigante y un plato de carne. Sentí un hormigueo en la nariz. Estornudé y grité. Esta no era la forma correcta de hacerlo porque quería estudiar ruso. Pero me gustan los cacahuates. Son mis favoritos. Creo que los peces son mejores cuando se los mantiene bajo luz negra. Toca ese dedo del pie, enjuaga ese cabello; es hora para ir de compras.

Como puedes ver, nada de esto tiene sentido, la gramática es mala y no compagina.

Pero no necesita tener sentido o tener buena gramática o compaginar.

Esto fue sólo escuchando un proceso de pensamiento subconsciente y escribiendo lo que escuchaba.

Con tu escritura libre estás “pausando” el proceso de pensamiento consciente y escuchando el sonido del proceso subconsciente que aún gira.

Al igual que el CD, nadie quiere escuchar las horas de un CD girando; quieren escuchar lo que se haya grabado. Del mismo modo, nadie quería leer tu escritura libre, quieren leer lo que sale después de presionar “reproducir” en tu proceso de pensamiento consciente.

De esta forma, no hay lugar para “No puedo pensar en nada para escribir”, porque si ese es el pensamiento, eso es lo que escribes.

Además, si estás pensando eso, entonces estás tratando de hacerlo demasiado.

Simplemente siéntate y escucha lo que tu mente está diciendo. Entonces escríbelo.

Si te topas con una joya, pon una estrella al lado y anótala en tu cuaderno.

Pero no esperes nada durante una escritura libre. Solo escribe por el bien de escribir.

Escribe con la intención de que nadie vea este trabajo. Esto es simplemente una práctica para que aproveches tu proceso creativo.

No es para ganar un Pulitzer.

Y el Nobel de Literatura es para… “No sé qué escribir”.

Semana 1. Prácticas Extras:

En la semana 1, nuestro objetivo principal es abrir nuestro proceso de pensamiento creativo (el subconsciente) y aprender a capturar esos pensamientos con nuestros dedos (el consciente).

Si tienes tiempo, estas prácticas adicionales te ayudarán en este proceso.

Lleva un diario de tus sueños.

Nuestros sueños son gigantescos retoques de creatividad.

Hay un mundo igualmente infinito dentro de nuestros sueños como fuera de ellos. Y ese mundo es extraño, interesante y en gran medida olvidado.

Junto a tu cama, ten a la mano un bolígrafo y una libreta para que cuando te despiertes, puedas anotar cualquier cosa que recuerdes acerca de tus sueños.

No te desanimes si sólo recuerdas una pequeña parte; con el tiempo, aprenderás cómo recordar cada sueño completo que tuviste en el transcurso de la noche.

Comienza a meditar

En nuestra opinión, no hay nada mejor que la meditación para ayudar a abrir capas ocultas de creatividad.

Cuando dejas de reaccionar a las cosas con tendencias habituales, comienzas a cultivar una sensación de tranquilidad que es capaz de pensar las cosas desde muchos ángulos diferentes.

Si ya tienes una práctica de meditación, ¡genial! Si no, nos gustaría sugerirte que comiences una.

Por lo menos 5 minutos al día, medita.

Si bien hay muchos tipos diferentes de prácticas de meditación, quizás la mejor y más efectiva es la atención plena.

Comienza la lluvia de ideas para escribir un libro.

A medida que continúes en el camino de ser escritor, tendrás que planear grandes ideas para cautivar a tu público.

Como escritor, está bien abordar un tema sobre el que se ha escrito antes (siempre que lo hagas realmente bien), pero es mucho mejor sobre el que nadie ha escrito antes.

Tu marca personal necesita ser fuerte y autoritaria; para llegar a eso, tienes que ser original en tu forma de pensar y único en tu escritura.

Comienza a pensar fuera de la caja proverbial. Haz una lluvia de ideas sobre formas nuevas, creativas y distintas de ver las cosas cotidianas. Comienza a alentar tu propio proceso creativo.

Del mismo modo, si eres un bloguero que busca encontrar su nicho, echa un vistazo a este artículo.

Semana 2 (Días 8-15): Construyendo un Marco

¡Felicidades por llegar a la semana 2!

Nota: debes continuar todas las prácticas después de cada semana. Llegar a la semana 2 no significa que debes dejar de hacer las prácticas de la semana 1. Aún debes escribir libremente durante 15 minutos, dos veces al día. Y si asumiste algún bonus de las prácticas, igual tendrías que practicarlas también. Cuando llegues a la semana 4, deberías seguir haciendo las prácticas desde la semana 1-3.

Por ahora, debes tener una buena idea en general de cómo captar los pensamientos a medida que surgen. Tu creatividad también debería ser desbordante.

(¡Recuerda llevar una libreta contigo!)

También deberías poder leer un escrito y ver si es bueno o no.

Por ejemplo, si puedes ver que tus escrituras libres no están organizadas, no son interesantes, están llenas de errores de gramática y no tienen mucho sentido.

 

En la semana 2, vamos a comenzar a juntar nuestras ideas y aprender a darle un poco de coherencia a nuestro escrito.

En este punto, nuestras piezas de contenido están desordenadas y por todas partes. Literalmente, estamos escribiendo lo que está en nuestras mentes y no hay proceso de pensamiento detrás de nada. Simplemente estamos escribiendo por el bien de escribir.

Ahora, cambiemos eso un poco…

Semana 2 Práctica #1: Diario de escritura libre

Esta semana, vamos a hacer algo que llamo “diario de escritura libre”. Es una mezcla entre los escritos libres que hemos estado haciendo y el “diario” tradicional (por ejemplo, llevar un diario).

El diario es, básicamente, escribir sobre lo que te sucedió durante el día. Está destinado a ser realizado por la noche y actúa como un rebobinado mental de los eventos del día.

Todas las noches, comenzando desde el momento en que te levantaste esa mañana, escribe sobre tu día. Sé lo más detallado posible.

El aspecto de “escritura libre” entra en juego porque no debes pensar demasiado sobre cómo o qué estás escribiendo. Deberías escribir tan rápido y continuamente como sea posible.

Sigue los pensamientos que te alejen del tema principal de tu “diario” y “escribe libremente” sobre ellos. Cuando llegues a un callejón sin salida, regresa al diario sobre los eventos del día.

A medida que recreas los eventos del día, no prestes atención a la gramática, la ortografía o el estilo.

Presta atención a las historias, emociones y detalles.

Aquí hay un ejemplo:

Esta mañana me levanté un poco tarde porque realmente no quería salir de la cama. Me quedé ahí durante unos 30 minutos antes de decirme finalmente que debía levantarme. Realmente no me gusta despertar, es un poco molesto. Me gusta estar cómodo en mi cama. No me gusta ir a trabajar. El trabajo apesta. Odio a mi jefe. Odio mi trabajo. Quiero dejar de hacerlo. Creo que es por eso que no quiero dejar la cama por la mañana. Pero lo hice de todos modos. Me cepillé los dientes, hice panqueques con mantequilla y mermelada. Me gusta la mantequilla, pero no creo que deba comerla más porque no es saludable para mí. Debería comenzar a hacer más ejercicio. Quizás mañana iré al gimnasio. Después del desayuno, subí a mi automóvil para ir a trabajar e inmediatamente me quedé atrapado en el tráfico. Esta es otra razón por la que odio ir a trabajar.

En este ejemplo, puedes ver cómo se empieza a hablar sobre un día normal, pero también es permitido que los diversos eventos se vayan por la tangente.

Tanto los eventos del día como los pensamientos sobre estos eventos son importantes.

Es irrelevante lo que sucedió durante el día y también lo que piensas y sientes acerca de esas cosas.  La práctica es simplemente aprender a contar una historia y luego seguir los pensamientos que surgen de esa historia.

“Querido diario: Hoy comencé a escribir un diario…”


Y recuerda, al igual que en la escritura libre, debes seguir escribiendo durante toda la sesión. Si bien hay un poco más de espacio para pensar qué escribir, no debes preocuparte por la gramática, la ortografía, el estilo, etc.

Solo debes preocuparte por contar la historia con precisión y explicar cómo te sientes con respecto a la historia.

Y nuevamente, NADIE VERÁ ESTO. No te preocupes si apesta. Se supone que es una porquería.

Esta práctica nos está enseñando a seguir los hilos . Nuestros pensamientos iniciales nos llevan a otros pensamientos y estamos aprendiendo a seguir esta progresión lógica. La mayoría de las veces, no llevan a ninguna parte y son básicamente inútiles. Pero en ocasiones, con la práctica, podemos convertir estas tangentes en ideas muy interesantes.

Esta práctica también ayuda con los bonus de las prácticas de la semana anterior …

Hacer un diario todas las noches te ayudará a despejar tu equipaje emocional del día, así que cuando empieces a soñar, habrá menos “niebla” mental. Esto te ayudará a recordar tus sueños más fácilmente.

Esta “niebla” mental también es una barrera para la meditación. Cuando comiences a hacer un diario, te darás cuenta de que puedes concentrarte en la meditación mucho más fácilmente.

Y debido a que te centrarás en algunas emociones interesantes, patrones de hábitos y argumentos, tus sesiones de lluvia de ideas serán mucho más interesantes.

El diario es una de las mejores cosas que podemos hacer para equilibrar nuestros estados emocionales. Combina esto con la escritura libre y tendremos una práctica poderosa para aprender narración expresiva, emocional y cautivadora.

Semana 2 Práctica #2 – Esquema

Entonces, ahora que tienes la práctica de escribir y contar historias, necesitamos construir un marco sólido para que puedas trabajar en el futuro.

Y este paso es MUY IMPORTANTE.

Muchos escritores simplemente escriben y no trabajan desde este marco de referencia. Pero esta es una forma muy ineficiente de hacer las cosas.

No solo eso, pero las posibilidades son mucho mayores de que estos escritores produzcan una escritura dispersa y medio cocinada.

 

“Amigo … no tengo ni idea de lo que dices”.


Cuando trabajas fuera de un esquema, puedes recoger fácilmente tus pensamientos y permitir que existan en su lugar apropiado.

Es como construir una casa: primero establecemos los cimientos y luego comenzamos la construcción. Sin estas bases, nuestra casa no será fuerte.

Y cuando nos mudamos a esta casa recién construida, recibimos paredes vacías y pisos en gris. Solo a partir de ahí empezamos a mover muebles y decoraciones. Sería una locura traer muebles antes de que se construya la casa.

Del mismo modo, si construimos escritos sin una base sólida, tendremos piezas débiles.

No podemos “amueblar” la pieza hasta que la “casa” haya sido construida.

En nuestros esquemas, debemos tomar notas sobre cada sección y trabajar para “completarlo”, de la misma manera que “completaríamos” el mobiliario de una casa nueva.

Aquí hay un ejemplo del esquema para esta pieza:

  • Introducción
    • Escritores principiantes y blogueros.
    • Aprender sobre cómo escribir un libro.
    • Pasa el tiempo necesario para aprender.
    • Explicación de cómo se presenta la publicación.
  • Semana 1 Introducción
    • Adquiere el hábito de escribir.
    • La mayoría de la escritura apesta.
    • Escribe todos los días.
    • Solo muestra a las personas las cosas buenas.
  • Semana 1 Práctica #1: escritura libre
    • Explicación de la técnica.
    • Enseña la escritura fluida.
    • Como reproductor de CD en “pausa”.
  • Semana 1 Práctica extra
    • 1. Diario de sueños.
    • 2. Meditación.
    • 3. Lluvia de ideas.
  • Semana 2 Introducción.
    • Seguir haciendo las prácticas de la semana 1.
    • Colocar la base.
    • Recoger ideas juntas.
    • Crear coherencia.

Semana 2 Práctica #1: Escritura libre en el diario

  • Seguir hilos.
  • Ayuda a organizar el pensamiento.
  • Ayuda a recordar sueños y meditación.

Semana 2 Práctica #2: Esquema

  • Construyendo marco de referencia.
  • Ayuda a mantener la estructura.
  • Ayuda a mantener el enfoque.
  • Fundación de una casa / mobiliario de una casa.

(etc…)

Así es como se ve el esquema de este artículo. Tu esquema debe verse diferente porque eres una persona diferente que piensa de manera diferente a como nosotros lo hacemos.

También puedes encontrar un mejor esquema que el mío.

Independientemente de cómo lo hagas, primero debes hacer los trazos más grandes y luego trabajar para completar cada pequeño detalle.

Para esta semana, crea 1 esquema cada día.

Mientras creas tu esquema, sé realmente crítico y asegúrate de que tenga sentido. Revísalo, edítalo y léelo varias veces. Suéltalo durante unas horas y luego recógelo y vuelve a leerlo.

Realmente asegúrate de haber creado una base sólida.

Si no tiene sentido, vuelve atrás y arréglalo.

Asegúrate de que todo siga una estructura lógica muy clara.

Pero no empieces a escribir tu artículo todavía. Toma toda la energía que tienes para crear grandes escritos y aprende a hacer grandes esquemas primero.

Tener un buen esquema hará que todo sea mucho más fácil para más adelante.

Consejo: muéstrale el esquema a un amigo y pídeles que lo examinen para ver si es una idea interesante, si tiene sentido y si creen que podría convertirse en un buen escrito.


Semana 2. Prácticas extras:

Para la semana 2, estamos aprendiendo a construir bases sólidas que luego podemos convertir en grandes y bellos escritos.

Si tienes el tiempo y el dominio, estas prácticas adicionales te ayudarán enormemente a lograr ese resultado.

Practica la gramática.

¡Tener buena gramática es FENOMENAL! Especialmente si eres un hablante de español no nativo, es muy importante conocer el uso correcto de este idioma.

Una vez que tengas dominio general de cómo usar el español (o el idioma en el que escribirás) en sus aspectos técnicos, podrás desarrollar tu propio sentido del estilo. Es entonces cuando puedes romper ciertas reglas gramaticales para transmitir tu punto de vista de una manera súper efectiva y estilística.

Pero debes saber por qué estás rompiendo esas reglas antes; de lo contrario, parecerá que no sabes lo que estás haciendo.

Además, cuando comienzas a corregir (semana 4), podrás detectar problemas de manera más rápida y eficiente.

Para mejorar en gramática te recomendamos tomar algunas pruebas gratuitas de gramática en línea y tener a la mano una lista de los aciertos y errores gramaticales más frecuentes en español.

Sigue meditando.

Repetimos: la meditación es algo realmente bueno que se debe hacer.

Si aún no has comenzado, definitivamente deberías.

Si empezaste la semana pasada pero solo haces 5 minutos al día, intenta aumentarlo a 10. Tal vez puedas pasar de una sesión de 5 minutos a dos sesiones de 5 minutos, o una de 10 minutos.

El punto es no detenerse, y en todo caso, aumentar la cantidad de tiempo dedicado a la práctica.

 

Semana 3 (días 16-24): Escribir artículos

Entonces, nuevamente, antes de entrar en la semana 3, aún deberías estar practicando todo desde la semana 1 y la semana 2. Aún deberías escribir dos veces al día, escribir en un diario una vez al día y crear esquemas. No pienses que has “avanzado” a una etapa en la que ya no necesitas hacer eso. Necesitas practicar todas estas cosas todos los días.

Ahora, después de dos semanas, tenemos una base sólida para trabajar, una práctica diaria de escritura y esquemas sólidos e inquebrantables. También es probable que tengamos un gran deseo de empezar a escribir artículos.

Aquí es donde avanzamos y realmente creamos las piezas en las que hemos estado pensando.

 

¡Vamos a construir!


Si has seguido este plan de acción para escribir un libro y desarrollar tus habilidades como escritor, se esperaría que tus publicaciones diarias ya tuvieran mucho poder emocional, y los esquemas deben ser básicamente artículos por desarrollar.

Por ahora, también deberíamos tener una idea bastante sólida del tipo de cosas que queremos escribir.

Y, a diferencia de las semanas anteriores, hay mucha más flexibilidad en el proceso de escritura. Esto significa que, si quieres escribir un artículo de 5.000 palabras esta semana, adelante y hazlo. Si quieres escribir diez artículos de 500 palabras esta semana, adelante y hazlo.

El punto importante es que sigas con la práctica. Pasa estos 7 días escribiendo. Una vez más, ya sea una pieza al día o una durante toda la semana, no importa … solo asegúrate de escribir todos los días.

No puedes holgazanear.

Todos los días debes estar trabajando en la escritura.

Semana 3 Práctica #1- Escritura

Si has sido un alumno fiel hasta este punto, deberías tener una serie de esquemas de la semana pasada que hayas revisado, editado y mostrado a un amigo.

Si esos esquemas son débiles, tu escritura será débil. Entonces, antes de no hacer nada, asegúrate de que tus esquemas sean fuertes.

Ahora, necesitamos completar esos esquemas con nuestras ideas. Selecciona uno de ellos en los que trabajaste la semana pasada y comienza a escribir.

Hay muchas maneras de hacerlo y no quiero decirte exactamente cómo escribir porque el proceso de cada persona es diferente.

Pero de lo que debes darte cuenta es que este proceso se define bien con el tiempo a medida que sigues con la práctica. Así que, incluso si estás luchando con la práctica, encontrarás tu sentido natural del ritmo.

Si has estado haciendo las escrituras libres y el diario, debes tener una muy buena idea de cómo llenar un pedazo de papel (o documento de Word) con tus ideas.

Dicho esto, hay ciertas cosas que hacen una “buena” escritura. Y en lugar de profundizar en lo que esas cosas son, simplemente daremos algunos consejos.

En primer lugar, si tu esquema es bueno, tendrás pocos problemas. Pero si tiene algunos agujeros grandes que necesitan relleno, tendrás que trabajar mucho más.

Luego, a medida que escribes, debes hacerte continuamente varias preguntas:

  1. ¿Por qué estoy escribiendo esta pieza?
  2. ¿Quién se va a beneficiar de esta pieza?
  3. ¿Cuál es el punto general de esta pieza?
  4. ¿Cómo puedo ser más claro, más conciso y más intencional?
  5. ¿He detallado todo lo que necesita ser detallado?
  6. ¿Son significativos mis temas?
  7. ¿Hay un flujo lógico de ideas?
  8. ¿Qué puedo hacer para asegurarme de mantener el interés del lector?
  9. ¿Se ha explicado todo lo que necesita una explicación?
  10. ¿Estoy usando el tipo correcto de lenguaje para el tipo correcto de escritura?
  11. ¿Me sentiría orgulloso de poner mi nombre en esto?

Al comprender estos puntos, deberías poder escribir muy bien. Pero debe mencionarse, no te convertirás un maestro en un día, dos días, cinco días, diez días o incluso treinta días.

Se requieren muchos años para comprender completamente cómo usar el idioma de tu elección (estos puntos se pueden aplicar a cualquier idioma) para tener un impacto dramático en la vida de otras personas. No es algo que “simplemente sucede”.

Necesitas practicar, practicar y luego practicar un poco más. Y cuando creas que has terminado de practicar, debes seguir practicando.

Echa un vistazo a este artículo que escribí hace unos meses para obtener algunos consejos más sobre cómo mantener una práctica de escritura.

También puedes consultar este artículo para obtener más ideas sobre lo que hace un buen escrito.

Si bien hay muchas técnicas específicas que debes utilizar, lo más importante es que sigas practicando.

Esta es la única forma en que mejorarás.

Semana 3 Prácticas extras:

Ahora, en la semana 3, estamos usando nuestras mentes creativas para construir grandes cantidades de trabajo. Estas prácticas adicionales deberían ayudarte a medida que te esfuerces por lograr este objetivo.

Practica el método socrático.

Esto no es algo que mucha gente te pide que hagas, pero creo que esta pequeña práctica es tan vital para los niveles personales de comprensión (y en última instancia de tus escritos) que no puedes permitirte ignorarla.

Aquí hay una breve descripción:

Tener una conversación contigo mismo y con un oponente imaginario. A medida que avanzas a lo largo de tu día, plantea un tema en tu mente que sea interesante para ti y discútelo con tu oponente. Explora todas las cosas buenas, las cosas malas y las cosas neutrales. Dile a tu oponente por qué le gusta o no le gusta, y luego escucha lo que tienen que decirse. Toma en cuenta sus puntos y ofréceles una refutación.

Para una práctica realmente avanzada, incluso puedes intentar argumentar algo contrario a tus propias creencias, al contrarrestar a tu oponente con una lógica indiscutible.

Esta práctica de tópicos importantes que se debaten a sí mismos te enseña cómo construir y fortalecer un argumento persuasivo al tiempo que creas declaraciones de hechos sólidas, racionales y lógicas.

Sigue meditando.

Sigue meditando.

Si has estado meditando durante 5 minutos al día, súbelo a 10. Si has estado en 10, súbelo a 15. Si has estado 1 hora, súbelo a 1 hora y media. Tú entiendes…

Leer.

Incluso si odias leer, encuentra a alguien a quien respetes y lee lo que está escribiendo.

Comprende por qué funciona su escritura y luego trata de escribir tan bien como (o mejor que) lo hacen.

 

Semana 4 (Días 25-30): Corrección, edición, finalización

Si hay algo que molesta sobre la mayoría de los escritores principiantes, es esto: Creen que no necesitan corregirlos.

Eso no solo es arrogante, es tonto.

Es tan tonto.

Tú ABSOLUTAMENTE necesitas corregir.

Si no estás haciendo eso, entonces estás 100% sin ofrecerle al mundo un buen escrito. Lo certifico.

Incluso si tienes el lujo de trabajar con un editor de copias, no debes confiar en que el editor lo revise. El trabajo del editor es pulir su trabajo y asegurarse de que todo esté bien antes de que se publique. Su trabajo no es limpiar el desastre descuidado que hiciste porque no querías volver a leer tu propio trabajo.

Recuerdo haber leído un artículo de un escritor sobre cómo él nunca corrige. Él era tan arrogante y tan arrogante sobre esto. Él dijo: “Simplemente no me gusta hacerlo, así que no lo hago”. Si necesita ser editado, solo lo enviaré a mi editor”.

El problema con esto es que no le permite al editor hacer el trabajo que este debía hacer.

Si el editor tiene que arreglar inicialmente grandes trozos de problemas, no podrá centrar toda su atención en los detalles más finos para hacer brillar las palabras del escritor. En lo único que se enfocarán es en hacer que el escritor suene menos como un idiota que no sabe cómo escribir. (Nota: este artículo en particular tenía una cantidad decente de errores de gramática…)

Este es el punto: SIEMPRE CORRIGE.

El hecho de que no te guste hacerlo no significa que no tengas que hacerlo. Es parte del paquete de ser escritor.

Con el tiempo, aprenderás a apreciar el valor de producir una pieza de contenido de alta calidad en lugar del simple acto de escribir.

Si todo lo que quieres hacer es escribir, entonces está bien… sigue escribiendo y mantén la escritura libre. Ahí tienes, estás escribiendo …

Pero si quieres ser un profesional, debes asegurarte de estar realizando un producto profesional.

Corrección de textos… tienes que hacerlo.

Semana 4 Práctica #1 – Edición y corrección

Toma la(s) pieza(s) que escribiste la semana pasada y ¡arréglala(s)!

¿Pero cómo?

Bueno, hay dos cosas principales que debes tener en cuenta:

  1. Gramática.
  2. Consistencia.

Correcciones gramaticales

Tener una buena gramática es muy importante, especialmente si te diriges a hablantes nativos.

Incluso si no dominas perfectamente el español, igual puedes escribir como si lo hicieras. Todo lo que se necesita es una comprensión de la gramática básica.

Comprende el uso del artículo, la puntuación, las mayúsculas y la sintaxis básica.

Si puedes entender esas cuatro cosas, puedes escribir como si fueras nativo.

Y si eres un hablante de español nativo, siempre podrás aprender a mejorar tu gramática.

Mejora la consistencia

La consistencia es la otra gran parte de la edición / corrección.

Por ejemplo, en esta publicación, ordenamos la práctica de cada semana con la etiqueta “Semana(x) Práctica #(x)”. Esto hace que inconscientemente te conectes a algo familiar mientras te desplazas por una pieza realmente larga.

También te permite comprender dónde se están rompiendo las diferentes secciones. Esto te ayuda a seguir el proceso de pensamiento de una manera lógica y fácil de entender.

Si el primer subtítulo fuera “Práctica de Semana 1 #1” y el segundo “Prácticas de la 2ª Semana” y luego el tercero “Cosas para Practicar en la Semana 3”, no estarías 100% seguro de que hayamos ingresado a otra sección porque estás esperando inconscientemente que los títulos sigan la estructura de la primera semana.

Esto lo haría inconscientemente molesto por el descuido de esta pieza.

Aquí hay otro ejemplo (mira si puedes detectar los errores):

El título de tu pieza es “5 razones por las que los gatos son geniales”

Tus secciones son:

  1. Son grandes amigos.
  2. Ellos te hacen compañía
  3. Los gatos son inteligentes.
  4. ¡Ten cuidado! ¡Se rascan!
  5. No son perros.

Nota: Esto no es una exageración. Esto sucede todo el tiempo. No seas esta persona.

Así que te daremos un minuto para pensar en todos los errores aquí …

…(pensando)…

En primer lugar, los números no están etiquetados de manera coherente. En segundo lugar, los títulos son a veces oraciones, a veces encabezados, a veces en mayúscula y, a veces, no puntuado. En tercer lugar, el #3 no sigue la misma estructura: “gatos” en lugar de “ellos”. Finalmente, el #4 no es una “razón” por la que los gatos son geniales.

Aquí se explica cómo se debe editar este esquema:

  1. Son grandes amigos.
  2. Son buenos para hacerte compañía.
  3. Son inteligentes.
  4. Les encantan estar solos.
  5. No son perros.

El hecho de que se cambie el #4 a “Ellos” y no lo reescribí en un formato “Ellos son” sería un punto de discusión para otro editor, pero no soy tan ridículo …

Pero no son sólo encabezados; también debes tener en cuenta muchas otras cosas: opciones de capitalización, opciones de puntuación, opciones de formato, opciones de tensión, opciones de tono de voz, consistencia entre singular y plural, voz del narrador, consistencia de género, etc.

En general, estos son los aspectos principales a tener en cuenta en la semana 4:

  • Gramática– (Consulta la Semana 2 Práctica extra #1)
  • Consistencia– (ver arriba)
  • Encabezados correctos– Si tu encabezado dice “10 cosas que odio sobre el verano” y luego comienzas a hablar de cómo tu chaqueta de invierno favorita te mantiene caliente cuando haces raquetas de nieve en Alaska, tu lector estará realmente confundido.
  • Falacias lógicas
  • Torpeza- Si lees algo y crees que suena incómodo, es porque así es. Debes cambiarlo.

Sé que todo esto suena como un montón de cosas, pero realmente no es así. Cuanto más practiques, mejor detectarás todos estos errores.

Y sí, si no tienes una gramática decente, debes estudiar. Pero si estás interesado en escribir, naturalmente deberías escribir como una persona inteligente, bien hablada. Y no escribirás así, si posees una mala gramática, inconsistente.

No pienses que ser escritor es una forma de escapar del trabajo duro.

No lo es.

Es una profesión seria que debe ser tratada profesionalmente.

Editar / corregir requiere tiempo, es difícil y requiere talento, pero es una de las cosas más importantes que puedes hacer como escritor.

 

La representación visual de no corregir


Cuando hayas terminado de corregir tu pieza, vuelve a leerla. Entonces hazlo de nuevo. Cada vez que lo leas, sé más meticuloso y cuidadoso con tu proceso de edición.

Revisa la pieza hasta que hayas corregido todo el texto y no hayas encontrado un solo error.

Tienes estos últimos 5 días reservados nada más que para la corrección. Supera estos 5 días de corrección. Adquiere el hábito de corregir. (Una cosa divertida que puedes hacer para practicar es corregir tus escritos libres y tus entradas de diario).

Revisa una vez, deja la pieza por unas horas y luego vuelve a corregirla. Si tienes tiempo (y tienes 5 días), coloca la pieza por un día o dos antes de hacer otra corrección. Este lapso de tiempo te ayudará a ganar algo de perspectiva.

Repite el proceso hasta que todo sea perfecto.

Semana 4 Prácticas Extras:

Aquí en la semana 4, nos estamos enseñando a prestar atención a los detalles y hacer que todo sea brillante.

Entonces, ¿en qué puede ayudar eso?

Continúa estudiando gramática.

Dedícate a la comprensión adecuada de la gramática y la sintaxis. Esto se convertirá en una parte crucial de tus trabajos escritos.

Si puedes entender cómo usar correctamente las palabras de una manera inteligente e intencional, puedes comprender cómo ser un buen escritor. Es tan simple como eso.

Cuando tengas un conocimiento profundo de la gramática, podrás detectar incluso el error más pequeño en tu trabajo.

Así es como progresas en el camino del profesionalismo.

Continúa leyendo.

De nuevo, esto es algo muy importante que hacer.

Cuando empiezas a entender por qué ciertos escritores resuenan más contigo que otros, comienzas a encontrar tu propio “estilo”.

Aquí es cuando tu escritura deja de ser una práctica mecánica y comienza a ser una extensión natural de tu personalidad.

Presta atención a las pequeñas formas en que el autor introduce las ideas, el flujo de esas ideas, el desarrollo de esas ideas y el cumplimiento de esas ideas.

Cada detalle se suma a un sentido general de estilo. Aprende cuáles son esos detalles.

Sigue meditando.

Sabías que esto vendría …

Si has estado meditando los 15 minutos por día, sube a 20. Si has logrado 20 minutos , sube a 25. Si has estado en 3 horas, sube hasta 6 horas. Tú entiendes…

La meditación es posiblemente lo mejor que puedes hacer no sólo para avanzar en tu práctica de escritura, sino también para ayudarte a vivir una vida más sana y equilibrada.

Cuando tengas un momento libre, medita. Aprende a incorporar esto en tu vida y verás cómo se transforma todo a tu alrededor.

Conviértete en un escritor profesional en 30 días

Entonces, si has seguido esta guía y todas las prácticas aquí, debes escribir libremente durante 30 minutos todos los días, escribir en diario durante 15 minutos todos los días, meditar durante al menos 20 minutos todos los días, llevar un diario de sueños, leer mucho, hablar mucho contigo mismo, estudiar gramática, lluvia de ideas, crear esquemas bien definidos, revisar todo (¡varias veces!) y, lo más importante, escribir con intención, creatividad y pasión.

Esto definitivamente suena como un montón de cosas para equilibrar, pero cuando todo se incorpore a tu vida, se volverá muy natural.

Y cuando comiences a producir piezas de  contenido profesional y de alta calidad, comenzarás a comprender donde encaja cada una de estas cosas en tu práctica diaria.

Dicho esto, no existe el método “haz esto y tendrás éxito”. No hay sustituto para el trabajo duro, la paciencia y la perseverancia.

Necesitarás practicar. Todos los días.

Esa es la única forma en que mejorarás como escritor.

Sería ingenuo pensar que serás el próximo Pablo Neruda en 30 días.

Pero si tomas esta base de 30 días y sigues practicando todos los días, es muy posible que dentro de 30 años hayas escrito el próximo “Matar a un ruiseñor”.

Y mientras estás en el escenario recibiendo tu Pulitzer, no olvides que tu imperio fue construido sobre esta base.

¿Estás emocionado de convertirte en escritor? ¿Vas a seguir esta guía? ¿Estás en el medio de seguir esta guía y te sientes atrapado en un paso? ¿Has terminado esta guía y estás recibiendo un Premio Nobel de Literatura? ¡Nos gustaría saber sobre tu proceso en los comentarios!