¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

El estilo de escritura formal hace que todos suenen igual cuando escriben, está pasado de moda.

Escribiendo como hablas deja más espacio para que tu personalidad brille en tu escritura.

Imagina este escenario.

Estás sentado frente a tu ordenador, mirando una pantalla vacía.

La fecha límite que se te da para enviar el artículo se acerca rápidamente, y todavía estás luchando para empezar a escribir palabras cuando se supone que ya estás en la etapa de edición.

Mientras estás ahí sentado, luchando para empezar, una extraña sensación de inferioridad se arrastra ante tus propios ojos.

Te ves transformado de un experto confiado a un aficionado.

Por qué deberías estar escribiendo como hablas

Definitivamente todos en algún momento hemos sido culpables de publicar artículos en el pasado que eran demasiado verbales, plagados de lenguaje académico y seguían una estructura demasiado estricta que los hacía aburridos.

Para un lector, una escritura demasiado formal resulta robótica.

No parece que estés leyendo algo que una persona escribió.escribiendo-como-hablas-1

Cuando hablas con una persona, obtienes un fuerte sentido de su personalidad, su intención y el contexto a través de su elección de palabras.

Es más fácil sentir una conexión emocional con lo que están diciendo, así como decidir si confías o no en lo que se dice.

Cuando empiezas a practicar escribiendo como hablas, puedes compartir tu punto de vista en un tono de conversación que esté alineado con el lector.

Tu tono cambia cuando hablas con tu madre, un compañero de trabajo o un amigo, lo cual es una distinción importante a tener en cuenta.

Escribir con el tono con el que te sienta más cómodo y que mejor se adapte a la audiencia a la que intentas llegar hará que tu escritura sea mucho más efectiva.

Al final, quieres que tu escritura destaque por las razones correctas y convenza a tus lectores de que pueden confiar en ti, mientras hablas directamente sobre sus necesidades específicas.

No estás solo

Solía no gustarme mucho escribir.

De hecho, la idea de sentarme durante horas y escribir algo que ni siquiera sabía si alguien iba a leer, era tan desmotivadora, que cada vez que tenía que escribir algo, lo dejaba para más tarde, pensando que evitar la tarea, la haría desaparecer.

Finalmente, la dilación me llevó a escribir apresuradamente durante la undécima hora para cumplir con mis plazos; generalmente, resultando en un trabajo de calidad inferior.

Sin embargo, mi problema principal no era escribir, sino el miedo.

Temía cometer errores, temía que lo que escribiera sonara estúpido para el lector.

Sobre todo, temía que no fuera lo suficientemente digno como para que me llamaran “escritor”.

Mi miedo me estaba haciendo daño

Suena absurdo, pero mi miedo a producir contenido mediocre, me hizo escribir una experiencia deprimente.

Incluso traté de compensar mis temores, usando palabras grandes e irrelevantes, tratando de “probar” que entendía lo que hablaba.

Desafortunadamente, todo lo que hice fue hacerme sonar como un sabelotodo.

Sin embargo, un día me encontré con un consejo en particular que cambió todo para mí.

Fue el mejor consejo de escritura que he encontrado en mi vida, y el mejor consejo de escritura que puedo darte ahora mismo:

“Debes escribir como hablas”

escribiendo-como-hablas-2

¡Qué idea más buena! Eso suena fácil, ¿no?

Ese consejo me ayudó a eliminar mi miedo a la escritura.

No más usar palabras complejas e innecesarias para impresionar al lector.

No más miedo de ser poco auténtico.

Y, lo que es más importante, es que ya no sentía la necesidad de demorar más. Podía ser yo mismo, relajarme y escribir exactamente lo que estaba en mi mente.

Ahora, permíteme dejar algo claro:

Mientras estás escribiendo en la forma en la que hablas, no significa que debas escribir contenido de baja calidad.

Permíteme que te muestre cómo usar este método:

¿Qué es lo que quieres hacer?

Supón que estás chateando con un buen amigo.

La gran escritura, es como una interacción entre el escritor y el lector.

Así que cuando escribas algo, imagínate explicando el tema a un amigo que está sentado a tu lado.

Piensa en la manera más fácil de explicarle un tema en concreto. Escribir de esta manera, te permitirá crear un gran texto que enganche mejor a tu audiencia.

Es interesante, más informativo y con un tono conversacional.

Relájate y sé tú mismo

relajate y se tu mismoEscribe en tu propia voz, usando un lenguaje sencillo y fácil de entender con un tono que te haga sonar humano. Ahora, mézclalo con unas cuantas historias personales y relevantes, y obtendrás los ingredientes de un copy irresistible.

No digas nada que no sea cierto, relevante o innecesario para la conversación.

¡Cíñete al tema y deja que las palabras salgan de manera natural!

Utiliza el mismo lenguaje que usas en tu vida diaria

Si escribes de la misma manera en la que hablas, estarás más inspirado para usar palabras regulares y cotidianas que normalmente usarías en una discusión general.

Una buena regla es: si el lector medio busca un diccionario para entender una palabra, entonces tienes que cambiar esa palabra.

Aquí está la cosa, a tus lectores no les importa nada tu nivel en el idioma (siempre y cuando sea gramaticalmente coherente).

No deberías tratar de presumir, porque todo lo que pasará es que te avergonzarás a ti mismo.

Las oraciones cortas son claves

Si prestas atención a cómo hablas, notarás que las oraciones más cortas suenan mucho más naturales.

Las oraciones no deben ser demasiado largas o empezarás a divagar, quitando el énfasis de tu punto.

He encontrado que las oraciones de 20-25 palabras son la longitud máxima que deberían tener la mayoría de las oraciones. A menos que sea una lista.

Esto no significa que no haya lugar para una oración más larga, aquí y allá.

El uso de oraciones más largas en realidad puede aumentar el énfasis para una oración mucho más corta al final de un pensamiento o párrafo.

Haz preguntas

En lugar de simplemente decirle al lector qué hacer y tu opinión, refuerza lo que estás diciendo haciendo haz-preguntas-mientras-estas-escribiendo-como-hablaspreguntas relevantes.

Digamos que estás escribiendo un artículo en el blog de tu compañía sobre una experiencia de voluntariado que tuviste en el trabajo, podría tener sentido hacer una pregunta como:

  • ¿Alguna vez le ha resultado difícil encontrar el tiempo para ser voluntario?
  • ¿Luchas para sentirte satisfecho con tu rutina diaria?

El objetivo aquí es activar la conexión de un lector con el tema y expresar las preguntas que podrían haber tenido al pensar en este tema.

Usa ejemplos y metáforas

Para simplificar conceptos complejos, compara un tema con otra cosa usando comparaciones y metáforas en tu escritura.

Un ejemplo de símil es:

  • La tecnología funciona tan rápido como el rayo.

Un ejemplo de una metáfora:

  • Hubo un tsunami de donaciones para las organizaciones sin fines de lucro.

No te excedas

Todavía es esencial ser profesional mientras estás escribiendo como hablas, ya que lo que compartes, especialmente como empresa, es un reflejo de tu experiencia y autoridad.

Esta no es una oportunidad para abusar de la jerga, cometer muchos errores gramaticales o escribir de la misma manera en la que enviarías un mensaje de texto a un amigo.

En cambio, el objetivo debería ser escribir para que sea más fácil a los lectores entender lo que estás diciendo y no perderte en un artículo demasiado formal.

Aparta el libro de reglas y escribe

aparta el diccionario

Simplemente escribe.

Algunas personas tratan de ser muy meticulosas con todo el proceso de escritura; terminan seleccionando cuidadosamente cada palabra a medida que crean un pedazo de contenido.

Esto, da como resultado un tono muy poco natural y una pieza global, que resulta demasiado aburrida y técnica.

Olvídate de todo lo que sabes sobre “cómo escribir bien”.

Concéntrate más en escribir los puntos principales de tu idea en tu primer borrador, y no te preocupes por cualquier otra cosa en ese momento.

Una vez que hayas hecho esas correcciones, abandona el artículo y míralo de nuevo al día siguiente con ojos frescos. Probablemente verás algunas cosas que necesitan ser reeditadas.

Esta es la regla: Si una oración o párrafo en particular no suena bien en su oído, necesitas reescribirlo hasta que fluya correctamente.

Escribe de la manera en la que hablas y supera las inseguridades de escritura.

Para convertirte en un escritor excelente y competente, primero debes tirar tus barreras mentales.

Una vez que te acostumbres a eso, te darás cuenta de que en realidad eres un gran escritor y serás capaz de escribir más rápidamente sin sentirte como un fraude.

¿Lo pondrás en práctica?

Este mismo proceso de escritura ha funcionado para mí durante muchos años, y estoy convencido de que funcionará igualmente para ti si lo practicas.

Así que, en vez de tener un puñado de estudiantes escuchando a un profesor hablar de algo aburrido, ahora tienes un puñado de amigos que sienten que están involucrados en la conversación.

Escribiendo como hablas es como crearás una buena relación y construirás confianza con el público.

Por favor, comparte este artículo en todas las redes sociales que puedas, con un par de clics nos ayudas a crecer y a seguir creando contenido de calidad.

Como puedes ver, todo el contenido educativo que creamos para nuestros alumnos es de muy alta calidad.

Si eres Alumno TEMPORAL en Neetwork te recomendamos que te cambies cuanto antes a Alumno VIP. 

Ya que pronto se acabarán las plazas.

Para ser Alumno PREMIUM simplemente tienes que comprar uno de nuestros hosting recomendados desde apenas 36 dólares o directamente puedes comprar la Membresía VIP por 95 dólares.

Por unos cuantos dólares que te gastas en cualquier otra cosa, puedes tener formación actualizada de por vida en marketing digital y ser Miembro Vitalicio de la mejor Escuela de Negocios Digitales en español.

¡No pierdas esta oportunidad!