¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

En este artículo, te mostraremos como es la estructura de un artículo de blog perfecto, ideal para tener más tráfico después de presionar el botón de publicar.

Mantener un blog es mucho trabajo, pero a medida que empiezas a ver los frutos de tu esfuerzo este se va volviendo más divertido.

Luego de pasar una inmensa cantidad de tiempo trabajando en tu nuevo artículo, quieres que la gente lo lea, hable de el y que lo comparta con todo el mundo. Desafortunadamente, esto no siempre pasa.

Hay tres momentos específicos que son vitales al momento de estructurar un artículo de blog perfecto:

  • Antes de publicar.
  • Inmediatamente después de publicar
  • Tiempo después de publicar.

Aunque es cierto que es difícil lograr la perfección, es posible publicar un artículo que guste y traiga trafico a tu blog.

Es importante que sepas que hay tanto un arte como una ciencia detrás de un artículo optimizado.

El arte se reduce a lo bueno que eres como escritor, el tema de tu blog, etc. Mientras que la ciencia, involucra prácticas que han sido comprobadas como efectivas para lograr posicionamiento SEO.

Antes de publicar

Este es el más obvio para cualquier escritor de contenidos. Antes de publicar, es necesario redactar tu artículo y optimizarlo para SEO.

1.      Determina el tema de tu artículo

A menudo, los bloggers caen en el error de escribir un artículo desde su experiencia y no lo que las personas quieren saber. Este enfoque puede ser complicado, porque al escribir desde tu experiencia estás más enfocado en entretener y se hace más difícil concentrarse en el SEO.

Consejo: Siempre mantén una lista de ideas para artículos de tu blog. Así, tendrás algo de que hablar.

2.      Investiga palabras claves

palabras-clave-estructura-del-articulo-de-blog

Ahora que ya elegiste un tema para tu artículo, es importante determinar si tu objetivo solo sería entretener o además podrías brindar información a tu audiencia. Aunque el contenido solo sirva para entretener, es posible agregar un poco de información a tus lectores.

Si no sabes que palabras claves utilizar, nuestro artículo sobre este tema podría ayudarte mucho.

3.      Escribe un título que llame la atención

Tener un atractivo titulo para tu artículo es la prioridad número 1.

Este punto determinará si las personas leerán tu publicación.

En promedio, 8 de cada 10 personas leerán el titulo pero, solo 2 de cada 10 terminarán el artículo.

Recuerda que el contenido que publicas representa solo una pequeña parte del que hay disponible. Por lo que debes destacar.

Además, al igual que pasa con los artículos de tu blog, la gente no lee los títulos. Solo los escanea. ¡Sí! Según estudios, las personan solo le prestan atención a las primeras y últimas tres palabras de un título.

Aunque puede sonar un poco desalentador, tener un título de 6 palabras no es algo estricto.

De hecho, los títulos que más se comparten en Twitter tienen de 8 a 12 palabras. Por lo que tu objetivo es crear un titulo que defina tu artículo y enfatice esas primeras y últimas palabras.

Uno de los errores más comunes es solo mencionar el tema del artículo o, dar un título muy rebuscado que no da ninguna pista sobre que trata la publicación.

Ten en cuenta estos consejos para tener un titulo exitoso:

  • Una promesa de que las personas obtendrán algo. Es necesario que tu titulo demuestre que este puede ayudar a tu audiencia a alcanzar un resultado específico.
  • Anunciar detalles específicos. Utilizar número siempre funciona. Por ejemplo: Los 11 mejores nichos para ganar dinero con tu blog.
  • Despierta la curiosidad de tu audiencia. Puedes hacer que se pregunten “¿qué nos vas a decir? Esta técnica involucra el famoso “clickbait” y es peligrosa, las personas pueden sentirse decepcionadas cuando el contenido no está a la altura.

4.      La imagen destacada

imagenes-estructura-del-articulo-de-blog

Algunos bloggers prefieren crear o buscar fotos e imágenes antes de comenzar a escribir sus textos. Otros, prefieren escribir primero y luego encontrar las imágenes correctas. Ya sea que uses fotos o crees tus propios gráficos, asegúrate de tener al menos una imagen destacada que también se pueda compartir en las redes sociales

Esta la imagen que generalmente aparece en la parte superior de la publicación. Y aunque podrías no usar una imagen destacada, esta decisión podría afectar el flujo de tráfico a tu blog. Toma un poco de tiempo extra, pero vale la pena.

Hay 2 cosas a las que debes prestar atención:

Dimensiones de la imagen destacada

Técnicamente, puedes tener una imagen en el encabezado de cualquier tamaño que quieras cuando se trata de colocarla en tu blog. Sin embargo, la importancia de la imagen está relacionada con las redes sociales. Y cada red social tiene sus propias dimensiones ideales.

Estas son las dimensiones para cada una de las principales redes sociales:

  • Facebook – 1,200 x 628
  • Twitter –1024 x 512 (se muestra en la línea de tiempo a 506 x 253)
  • Instagram – 1,080 x 1,080
  • LinkedIn –1200 x 630
  • Pinterest – 600 x 900
  • Google+ : 506 de ancho

Ahora, podrías estar pensando que cumplir con todas esas dimensiones diferentes es imposible.  La buena noticia es que todas estas redes sociales redimensionarán automáticamente la imagen según sea necesario. Solo debes asegurarte de que la relación de aspecto sea compatible para cambiar el tamaño correctamente.

Puedes usar cualquiera de estos 2 diseños:

  • Horizontal – 1024 x 512
  • Retrato – 800 x 1200

El diseño del retrato es principalmente para Pinterest. A menos que el contenido de tu artículo probablemente le vaya bien en esta página, no es necesario crear una imagen de retrato.

Contenido de la imagen destacada

¿Qué pasa en la imagen?

No es necesario que te lo tomes demasiado literal. Puedes elegir una imagen que cumpla con el concepto del artículo. Quieres que sea atractiva, aunque esto pueda variar de persona en persona. Aquí hay algunas cosas a tener en cuenta:

  • No pongas muchas palabras en la imagen. Preferiblemente, ninguna. Ten en cuenta que la imagen va a aparecer junto al título, por lo que la imagen no tiene que hacer todo el trabajo.
  • Considera los colores. Los colores brillantes tienden a atraer la vista. Además, si tu imagen aparece en la línea de tiempo de Twitter o  Facebook, sus colores deben combinar o resaltar.

Hay muchos bancos de imágenes gratuitos como DepositPhotos, Pexels o Pixabay. Cualquiera que sea el de tu elección, asegúrate de tener el derecho legal para usar la imagen. Si solo usas imágenes de Google, es probable que encuentres alguna con derechos y que no sea legal utilizar.

5.      Una introducción que enganche

enganchar-lector-en-la-estructura-del-articulo-de-blog

El titular los pone en la puerta. La introducción los atrae aún más.

En nuestro artículo, la introducción es ese texto al comienzo de la publicación del blog. Aparte del título, esta es la parte de que más se leerá. Y puede hacer una gran diferencia sobre si el lector se quedará para leer la publicación o no.

Lo que no quieres hacer es aplicar lo que aprendiste en la escuela. No se trata de contar tu “idea principal”, porque el resto de la publicación serán párrafos respaldando esa idea del inicio. Esta estructura hace tu artículo demasiado formulado y aburrido. Para tener un artículo perfecto, necesitamos aplicar un poco de psicología para que la gente realmente lo lea.

Una de las formas más poderosas es contar una pequeña historia o armar una mini trama. Este tipo de gancho requiere algo de práctica. Pero, te ayudará a escribir un artículo interesante y efectivo.

6.      Tu contenido lo es todo

La publicación de blog “perfecta” es convincente, relevante, útil y entretenida.

Seguro ya te preguntas, ¿Cuándo puedes comenzar a escribir tu publicación? ¡Y ese momento es ahora! Cuando quieras saltarte el paso de búsqueda de palabras clave, recuerda que esto te ayudará a optimizar tu artículo. Aunque este proceso se puede hacer después de escribir tu publicación, hace que todo sea molesto.

Escribe la publicación de tu blog y no olvides que siempre debes mantener el mismo tono de voz que el resto de artículos. Si eres conocido por escribir textos divertidos y la gente viene a ti porque eres muy honesto, es seguro que ellos no quieren que endulces las cosas. En otras palabrascrea tu marca personal y mantenla.

Hay otras cosas a tener en cuenta cuando se trata del contenido.

La longitud perfecta de tu artículo

Los artículos de blog muy cortos tienden a no ser virales. Según el Data Lab de Medium, un artículo óptimo tarda 7 minutos en leerse. Esto equivale a aproximadamente 1600 palabras.

 

El formato para un artículo de blog perfecto

Cada publicación de blog es diferente, pero hay ciertos aspectos a tener en cuenta para acercarse a la “perfección”.

  • Asegúrate de que todas las listas tengan viñetas o estén numeradas. Las listas con viñetas o números se destacan para las personas que escanean la publicación en lugar de leerla.
  • Haz que el texto clave de la publicación se destaque usando texto en negrita, resaltados, etc.
  • Trata de que el texto esté alineado a la izquierda y no esté justificado. No hay nada más difícil de leer que un gran bloque de texto justificado.
  • No uses párrafos largos. A diferencia de lo que te enseñaron en la escuela o lo que ves en los libros. En un blog, usa párrafos cortos.

7.      Establece una estrategia de enlaces

estrategia-de-enlaces

Para que una publicación funcione, debes incluir enlaces internos y externos. No existe una relación perfecta entre ellos, solo debes mantenerlo natural.

Estos enlaces le dicen a Google todo sobre el contexto de tu artículo. Al escribir tu publicación, lo más probable es que debas vincular otras que te hayan servido como referencia. No es recomendable vincular un artículo propio recién creado. ¡Tus visitantes podrían termina con un Error 404 y a Google tampoco le gustan los 404!

Enlaces externos

Un buen artículo de blog contiene enlaces a otras publicaciones relevantes en otros sitios web. Una excelente manera de agregar mucha credibilidad a tu publicación es incluir estadísticas y, por supuesto, vincular a la fuente de esas estadísticas.

Los enlaces externos también pueden ser una gran forma de relacionarse con otros bloggers.

Una sugerencia es tener todos los enlaces externos configurados para abrirse en una nueva ventana. De esta manera, si tu lector hace clic en él, no abandonará tu blog.

Enlaces internos

Los enlaces internos se vinculan a tu propio contenido. Pero, solo deberías usarlo cuando sea relevante.

No enlaces a páginas principales de nivel superior como tu página de inicio o página de contacto. Lo que buscas es vincular tu artículo a otras publicaciones del blog.

Con el último creador de enlaces de WordPress en el editor de publicaciones, no necesitas memorizar u obtener manualmente las URL de los artículos. Simplemente ingresa tu palabra clave y realiza una búsqueda para seleccionar la publicación que deseas vincular.

Por mucho que a todos nos encante un número “perfecto” de enlaces internos para usar, no hay ninguno. Solo usa un número razonable y natural. Cuando tenga sentido vincular a otra publicación del blog, hazlo.

También, es mejor elegir las más optimizadas. Cuando haces un enlace a otra publicación, le das más valor SEO. Obviamente tiene sentido compartir este valor a otras publicaciones que lo merecen.

8.      Presta atención a los subtítulos

Como dijimos anteriormente, la mayoría de las persona no leerán tu artículo. Lo escanearán.

Escanearán el título. Podrían leer algo en tu introducción. Se desplazarán hacia abajo y escanearán. Solo verán lo que les salta a la vista.

Los subtítulos tienen la misma función que el título principal: llamar su atención y hacer que quieran leer. Sin embargo, si bien el título principal hace o rompe la publicación completa, el trabajo de tus subtítulos es hacer que quieran leer lo que hay debajo.

Además, es muy molesto cuando ves una publicación de blog que es solo un largo bloque de texto sin nada que lo separe. Considera todo el trabajo que hicieron para escribirlo y, muy probablemente, muy pocas personas lo leerán.

Por lo tanto, debes usar subtítulos para dividir el flujo de texto en secciones. No se trata tanto de organización, también sirven para dar a los lectores un punto de anclaje. Les da un nuevo comienzo con un impulso adicional para seguir leyendo.

Considera estos puntos:

  • Tu título principal debe ser Título H1. Haz tus subtítulos H2 o, si usas “subtítulos secundarios”, puedes usar H3.
  • Si bien las palabras clave de SEO son un factor importante, el flujo general de lectores es más valioso. Entonces, escribe para la gente. Eso es más importante que las palabras clave.
  • Escanea los subtítulos a medida que avanzas y ve si cuentan la historia de la publicación por su cuenta. El lector debe tener una idea de los contenidos simplemente escaneando los subtítulos.
  • Siempre asegúrate de que tu tema esté configurado para destacarse. No utilices simplemente texto en negrita.
  • Las mismas reglas que se aplican a los titulares, aplican a los subtítulos. Hazlos interesantes e intrigantes.

9.      Ilustra tu tema con imágenes

imagenes-para-la-estructura-del-articulo-de-blog

Los artículos con imágenes funcionan mejor.

Siempre es una experiencia mejor para el lector encontrar un artículo con imágenes atractivas que una publicación larga con nada más que texto. A nadie le gusta leer una agenda.

Esto no significa que debes insertar imágenes por el placer de hacerlo. No dañes tu artículo con un exceso de ellas.

  • Las fotos con personas funcionan bien. Pero, tiene que ser una imagen convincente.
  • Usar imágenes para mostrar de lo que estás hablando es ideal. Si estás explicando pasos, muéstralos. Si estás refiriéndote a una estadística, utiliza un diagrama.
  • Es preferible hacer tus propios gráficos. Puedes utilizar tu cámara o si es un diagrama, podrías usar una web como LucidChart para diseñarlo. Para los gráficos estadísticos, incluso puedes colocar los datos en una hoja de cálculo, hacer un gráfico y luego tomar una captura de pantalla.

Por último, hay cosas para tener en cuenta en el uso de imágenes:

  • Antes de cargar una imagen en tu biblioteca de medios, cambia el nombre del archivo para que contenga palabras clave sobre lo que está en la imagen.
  • Optimiza la imagen para reducir el tamaño del archivo. El tiempo de carga lento disminuye el tráfico, por lo que deseas que esas imágenes se carguen rápidamente.
  • Usa la etiqueta ALT al insertar la imagen. No lo rellenes con palabras clave. Simplemente escribe lo que hay en la imagen. Imagina que la estás describiendo a una persona ciega.
  • Si es una imagen que tú mismo hiciste, considera agregar una marca de agua. De esta manera, si la imagen aparece en algún lugar u otro blogger la usa, las personas verán que te pertenece.

Inmediatamente después de publicar

Después de publicar tu artículo en el blog, puedes sentarte y esperar que la gente lea tu obra maestra más nueva, o que te dé su opinión sobre ella. Pero, si quieres más visitas, debes seguir los siguientes consejos.

1.      Comparte tus publicaciones en las redes sociales

redes-sociales-estructura-del-articulo-de-blog-perfecto

Aunque las redes sociales están diseñadas para mantener a tu audiencia en contacto contigo, en lugar de hacer clic en un sitio web, a tus seguidores les encanta leer lo que tienes para decir. Si mantienes una relación con tus seguidores en las redes, es importante que compartas tus artículos ahí.

Existen plugins que se encargan de publicar tu artículo en las redes sociales apenas das clic en “publicar”. Sin embargo, es recomendable compartirlo tú mismo y escribir un texto personalizado para las redes sociales.

Otras formas de aumentar la popularidad de tu artículo serían:

  • Crea  una infografía para acompañar la publicación. Esta opción es la ideal para compartir en Pinterest.
  • Realiza un concurso donde una de las condiciones para participar es compartir la publicación.
  • Actualiza el artículo y solo los que compartan la publicación podrán desbloquear el nuevo contenido.

Esto no garantiza que tu artículo se volverá viral. Todo lo que estás haciendo es preparar el escenario para que esto pueda suceder.

Tiempo después de publicar

Bloguear es un trabajo duro. Hay mucho que hacer, además de trabajar en la base de tu sitio web, ¡Tienes que escribir nuevas publicaciones en el blog y revisar las más antiguas!

“Un tiempo después” es un período bastante abstracto y no se sabe exactamente cuando tienes que actualizar un artículo o moverlo por las redes de nuevo. Algunas cosas a considerar son:

1.        Prepara un newsletter

newsletter-para-promover-tu-articulo

Mucha gente te dirá que tengas un newsletter. Sin embargo, puede ser bastante difícil mantenerlo si también tienes varias cuentas de redes sociales activas.

Si al final elijes tener un newsletter, debes decidir si compartirás todas las publicaciones de tu blog, o solo compartirás las más divertidas o informativas. Puedes compartir tu artículo más reciente, y si aún es relevante dentro de seis meses, puedes incluirlo en ese newsletter.

No pongas el mismo artículo en cada newsletter, incluso si deseas que todos lo lean. La gente puede creer que no tienes nada que decir y los obligas a leer lo mismo.

2.      Vuelve a publicar tu artículo en las redes sociales

Si compartiste tu artículo en las redes sociales justo después de publicar, no significa que no puedas volver a hacerlo después de unos meses. Lo mismo que ocurre en el newsletter. Es probable que las personas no se den cuenta que estás compartiendo un artículo que publicaste hace 6 meses.

Consejo: Utiliza otra imagen y otro texto de introducción.

3.      Analiza el rendimiento

rendimiento-del-articulo

Después de un mes, puedes comenzar a analizar el rendimiento de tu artículo. También es necesario que lo hagas cada tres meses. Esto puede ser tan a menudo como quieras

Es importante que también verifiques en Google cómo las personas encuentran tu artículo, si has posicionado las palabras clave que deseas, si deberías crear más publicaciones relacionadas con el tema, o hacer que la publicación del blog sea aún más valiosa.

Este es un trabajo bastante tedioso, ya que a veces solo verás un “estancamiento” cuando te posicionas entre los tres primeros de Google.

4.       Optimiza donde sea necesario

El SEO es un proceso continuo. Quizás, el mes pasado habías logrado posicionarte primero en una palabra clave pero, tu competidor podría haber creado una pieza mejor y ahora ocupa el primer lugar.

Es por esto que debes volver a visitar tu artículo con los datos que has recopilado y optimizarlos cuando sea necesario. Verifica qué puedes hacer mejor y decide si deseas optimizar.

Recuerda que la optimización podría significar una mejor construcción de enlaces, pero también podrías necesitar escribir mejor contenido u organizar mejor la estructura de un artículo de blog.

¿Es posible hacerlo todo?

Tratamos de proporcionar la estructura de un artículo de blog perfecto. La idea es crear una publicación que esté configurada para funcionar de la mejor manera posible.

Ahora, esto puede parecer imposible de hacer. Y, si tienes la costumbre de publicar con mucha frecuencia en tu blog, hacer todo esto cada vez representa una tarea titánica.

Si publicas todos los días, es poco probable que tengas tiempo para actualizar tu contenido, crear una imagen vertical para Pinterest o escribir una publicación de 1600 palabras o más.

Haz lo que puedas. Mientras más cosas hagas bien, más fuerte será tu artículo.