¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Saber cómo contar la historia de tu empresa es uno de los aspectos más importantes de la identidad corporativa.

¿Por qué? un buen storytelling permite humanizar tu marca y crear un poderoso vínculo sensible con tus clientes. Concretamente, te acerca a las emociones de quienes interactúan contigo.

Además de esto, a todos nos gustan las buenas historias. Sobre todo si tienen finales felices o plantean luchas con las que todos nos sentimos identificados.

Escucharlas o contarlas es uno de los aspectos que más nos vinculan como seres humanos.

 

¿Qué es el storytelling de tu marca?

La traducción de storytelling es contar historia. Se emplea para realizar comerciales, documentales, historias de ficción, novelas, cuentos y hasta chistes.

Cuando hablamos de la identidad corporativa, el storytelling de tu marca es simplemente la historia de tu empresa o la historia de tu marca.

Saber contar una historia puede parecer sencillo, pero tiene su arte. Debes aprender a hacerlo y aquí te damos algunas técnicas iniciales para que lo realices.

 

¿Cuándo comenzar a contar la historia de tu empresa?

La historia de tu empresa puede realizarse en cualquier momento.

Sin embargo, hay algunas recomendaciones que debemos tomar en cuenta dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu negocio.

 

¿Cómo contar la historia de tu joven empresa?

Si estás iniciando un negocio o te encuentras en la mitad del camino, puedes redactar algunas líneas donde cuentes la historia humana que hizo surgir tu producto, servicio o negocio.

Háblale a la gente con empatía y sinceridad. Con el rostro limpio.

Esto ayudará a establecer un vínculo afectivo con las luchas y afectos de la persona (o grupo de personas) detrás del sitio web que visitan o del servicio que consumen.

 

 

cómo contar la historia de tu empresa

Toda empresa o marca también tiene una historia que contar

 

Todos estamos librando distintas batallas, y compartirlo no solo es inspirador para quienes te miran o leen, sino que ayuda a crear la conexión con tu empresa.

Y esto ocurre porque simplemente nos recuerda que detrás de una gran idea o negocio, está una persona o grupo de personas que le dieron vida.

 

Ejemplo 1: contar la historia empresarial honesta y directa. Desde sus fundadores.

Por ejemplo, aquí te dejamos la historia más honesta y frontal detrás de la Escuela Neetwork , en el vídeo nos cuentan cómo desde la cocina de un apartamento se pudo comenzar a fundar las bases de la principal  escuela de negocios digitales de habla hispana.

Toda la convivencia y el escepticismo familiar inicial.

Cómo superó adversidades, los comienzos desde la propia cocina de su casa o el hecho de que continuamente sus padres preguntaran por ¿“cuando vas a buscar un trabajo REAL”?  🙂 .

Es realmente inspirador para quienes comienzan en el negocio online.

 

 

Ejemplo 2: Contar la historia de la empresa desde los valores de la empresa y el problema que buscan solucionar.

Si nos vamos al ejemplo anterior, podemos ver cómo detrás de muchas empresas hay una historia de valores y problemas que se buscan solucionar.

Por ejemplo, en ese caso, vimos como Neetwork se centra en solucionar dos problemas que tienen muchas universidades o formación certificada de calidad:

  1. Mucha teoría, pero poca práctica.
  2. La formación y certificación es muy costosa

Para lograr superar este problema de la manera más inclusiva posible, se planteó un modelo educativo en el que lo central es el HACER tu negocio  y que además es gratuito.

Es decir, realizar tu negocio online paso a paso y obtener una certificación REAL por tu propio éxito.

Hay otras maneras de contar la historia de tu empresa, pero es recomendable hacerlo cuando esté más consolidada.

Ya te damos algunos ejemplos e ideas.


¿Cómo contar la historia de tu empresa cuando tiene una edad avanzada?

En caso de que tu empresa tenga más de una década y esté más consolidada, puedes construir la historia de tu marca. De qué manera se fue creando y cuáles fueron los problemas que tuvo que sortear tu empresa para fortalecerse.

En este caso, la historia no solo tiene porqué ser contada por los fundadores o sus trabajadores, también puede ser contada por la propia empresa o por un personaje que le dé vida.

 

Ejemplo de la historia de una empresa contada con una narración informativa (:/)

Es el ejemplo de los 75 años de la marca de alimentos Gloria, una empresa establecida en varios países latinoamericanos.

Aquí  podemos ver dos maneras de contar una historia. En este primer vídeo vemos que hacen un recuento algo aburrido de toda su historia:

 

Sin embargo mira cómo cambia todo cuando una historia está bien contada:


Ejemplo de una historia basada en los valores empresariales y tomando a los clientes como protagonistas

 

En este comercial podemos ver una de las máximas del storytelling en marketing: convierte a tu cliente en la historia de tu empresa.

Aquí son protagonistas tanto el producto como la gente en su cotidianidad a lo largo de 75 años de historia.

 

Ejemplo de historias de marcas basadas en las luchas de sus dueños en contextos de crisis nacionales

KFC

Como ejemplo, tenemos la historia de KFC.

Esta tradicional marca de pollo recibe a sus clientes con la historia casi heróica del General Sanders, quien proviene de una familia muy pobre donde tuvo que dedicarse a la cocina para ayudar. No pudo terminar sus estudios y se alistó en el ejército de Estados Unidos.

Durante la crisis de la Gran Depresión comenzó a vender pollo a la orilla de la carretera. Sin tener ninguna experiencia en el negocio de la comida, vio que podía extender la venta de pollo frito a otras partes.

Sanders es uno de los fundadores de las ideas de “franquicia”.

Tanto esta historia de superación de adversidades como el “secreto” de las especies usadas para la elaboración del pollo son inspiradoras de la cultura empresarial de KFC.

cómo contar la historia de tu empresa

Ejemplo de KFC y la historia del Coronel Sanders

Otros ejemplos de cómo contar la historia de tu empresa

Las historias de marcas consolidadas o celebridades son muy atractivas. Todos quieren escuchar tu historia, qué hiciste para alcanzar el éxito y cómo lo llevaste al siguiente nivel.

Por esto es que personajes de la farandula, resilientes como Chris Gardner o multimillonarios como Elon MuskKiyosaki han convertido a sus historias personales en fuente de inspiración para muchas personas.

Muchos quieren saber que hicieron para alcanzar el éxito y cómo lo llevaron al siguiente nivel.

En el caso de empresas, sabemos que Apple, Hermés, Facebook, Microsoft, Nike y otras empresas consolidadas incluso han realizado series y películas que cuentan sus comienzos.

 

¿Cuáles son las claves para crear la historia de tu marca?

Fórmula para el storytelling de tu empresa

Tradicionalmente la fórmula para construir una historia es:

  1. Introducción (presentación de los personajes, descripción de lo que buscan),
  2. Desarrollo de la historia (¿qué pasa con los personajes? ¿qué desean? desarrollo conflicto de los personajes),
  3. El climax (momento en el que tienen un logro o piensan que van a lograrlo. Momento cumbre de la historia)  y
  4. Desenlace (los conflictos se resuelven y puede terminar con una moraleja).

 

cómo contar la historia de tu empresa

 

Fórmula para la construcción del conflicto en tu historia

Para crear una fórmula para la construcción de los conflictos en las historias nos basaremos en lo que Julien Algirdas Greimas llama los roles actantes.

Básicamente, en toda historia figuran seis roles o personajes principales:

  1. Lo que buscamos (el objeto del deseo) – Responde a la pregunta de ¿Qué quiero?
  2. El sujeto que requiere o necesita – Responde a la pregunta de quién soy
  3. Quién facilita el objeto del deseo – ¿Quién aporta lo que deseo?
  4. El destinatario (quién lo recibe) – ¿Quién lo recibirá?
  5. El Ayudante (quién apoya el logro) – ¿Quién o quiénes pueden ayudarme?
  6. El oponente o enemigo (quien se opone al logro del deseo).  – ¿Quiénes se me oponen?

Vamos a verlo con ejemplos. Para crear tu historia debes:

  1. Tener claro lo que se busca: dinero, éxito, resolver un problema, fama, buena alimentación, tener salud, ser feliz, tener hijos, el amor, paz, etc.  Aquí la lista es inmensa, porque puede incluir aspectos como “que todo el mundo tenga la capacidad de tener un negocio online”.
  2. El sujeto que lo requiere o necesita: en este caso, pueden ser los dueños de la empresa, los fundadores, una comunidad, un grupo de personas con características especiales, animales, etc.
  3. Quién facilita el objeto del deseo: ¿Quiénes aportan para que esto se haga realidad? – amigos, familia, créditos, políticas empresariales, etc.
  4. Quién lo recibe: En general, puedes colocar tanto a quienes reciben tus productos o servicios, como a tu propia empresa.
  5. ¿Quiénes se oponen? : los miedos que tuviste que superar, el escepticismo de tus amigos, quienes te dijeron que no podías lograrlo, las dificultades económicas, quiebre, impuestos, otras empresas, etc

Por eso es que se debe trabajar en los conflictos.

Los personajes necesitan resolver algo para que la historia tenga sentido.

cómo contar la historia de tu empresa

También se trata de tener un buen producto o servicio 🙂

Para ayudarte a pensar en algunos ejemplos de conflictos, vamos a  trabajar en la construcción de un personaje y puedes ayudarte en ellos para crear la historia de tu empresa.

Tipos de historias y personajes empresariales.

Cómo crear un personaje

Para que un personaje sea irresistiblemente perfecto debe tener algunos defectos.

La gente no quiere conocer a alguien que es perfecto en todo, la familia perfecta, los hijos perfectos, la casa perfecta. A la gente no le gusta eso.

Buscan a alguien transparente porque las personas reales tienen defectos, quieren ver el lado humano de alguien, conocer sus pérdidas y sus motivos.

Todos los seres humanos tienen defectos y trabajan en lo más profundo de su ser por una gran causa.

Mantendrás la atención de las personas durante todo el tiempo que estés dispuesto a ser transparente, eso te permitirá tener una marca poderosa y un carácter fuerte.

Tipos de personajes:

El héroe renuente: forzado a entrar en acción

 

EJemplo de tipo de héroe reacio

Para incorporar personas a tu negocio y marca debes comenzar por contar una buena historia. Está demostrado que las historias de los héroes reacios son cautivadoras.

El héroe reacio es ese tipo de héroe que casi es obligado a serlo. Es un personaje común y corriente como cualquier otro, hasta que le sucede algo sorprendente que lo cambia todo.

 

Ejemplo de Peter Parker y el Chapulín Colorado

Por ejemplo, Peter Parker era un adolescente normal, hasta que una araña radioactiva lo mordió.

Después de ese incidente su vida cambió por completo, mejoró su fuerza, reflejos y velocidad, y adquirió poderes especiales para ayudar a otros.

Su tío Ben le dijo: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, pero Peter solo quería poder, no le importaba la responsabilidad adicional.

Peter dejó pasar la oportunidad de detener a un ladrón, y su tío Ben decidió hacerlo en su lugar. Cuando el maleante asesina a su tío, se dio cuenta del gran significado que tenían aquellas palabras.

Poco después, Peter se convierte en Spiderman, héroe que tenía como misión encontrar al asesino de su tío mientras luchaba contra el crimen.

El héroe reacio es así, una persona común y corriente, con los mismos defectos e inseguridades que los demás y cuya única diferencia es que debe abandonar su zona de confort para poder marcar una diferencia dentro de su mundo. Este personaje puede ser cualquiera.

 

Ejemplo de tipo de héroe reacio: El Chapulín Colorado

 

Es una trama que funciona bastante bien y la hemos visto en varias películas y libros.

Otro ejemplo muy latinoamericano es el famoso Chapulín Colorado, del genial Roberto Gómez Bolaños.

 

El Chapulín Colorado es un héroe que no tiene ningún superpoder y posee todas las inseguridades de cualquier persona: es miedoso, tosco y algo torpe.

Sin embargo, logra acciones heróicas simplemente al superar sus miedos.

 

Persona excepcional que supera un desafío

El segundo tipo de personaje, son personajes que convirtieron a sus propias historias en su empresa. La historia de superación personal y los obstáculos que han superado, los convierte en fuente de motivación.

En la vida, las personas aman y se inspiran con los casos de superación de gente desamparada que logra conseguir el éxito independientemente del escepticismo externo y las circunstancias que se les presentan.

Por ejemplo, un famoso orador motivacional llamado Nick Vujicic carece de brazos y piernas, pero con su positividad logra inspirar a millones de personas; se trata de un hombre extraordinario que día a día supera nuevos desafíos.

 

Para muchos, cepillarse es una de las tareas más simples en la vida, pero para este hombre no es así, sin embargo, logró superarlo.

Gente como Nick es la que inspira, si lo buscas en internet y estudias sus mensajes notarás que la mayoría de ellos van dirigido a personas con filosofías cristianas, esa es su audiencia.

Tony Robbins, es otro gran ejemplo de oradores motivacionales, es uno de los mejores pagados del mundo. En un momento de su vida se encontró con sobrepeso, quebrado, viviendo en un dormitorio de apartamento, hasta que decidió cambiar su vida. Salió a correr a la playa, y al regresar escribió en su diario privado “¡No más!”.

Comenzó haciendo seminarios sobre el poder personal, todo por estar cansado de quién había sido hasta ese momento, todo lo que quería era trabajar en sí mismo y su psicología. Le enseña a la gente a dominar sus dolores y miedos. Eso lo llevó a donde está hoy: un hombre exitoso, familiar y reconocido.

David contra Goliat, uno contra el mundo

Este tercer tipo de personajes o empresas se centra en la lucha contra lo que quiere combatir. Forma su grupo de alianzas sobre la base del enemigo contra el que debe luchar.

Es el caso de empresas que centran sus productos en alternativas a servicios más extendidos mundialmente.

Es el caso de los productos orgánicos o ecológicos, contra los ultraprocesados de las grandes industrias.

 

Otro ejemplo son los productos nutricionales naturales contra la industria farmacéutica.

Por ejemplo, imagina que vendes suplementos naturales por internet. Fácilmente podrás explicar que en un pasado sufriste de sobrepeso y enfermaste, luego de probar la medicina occidental no obtuviste ningún cambio y terminaste probando la medicina Oriental.

Al probarla descubriste algunos suplementos que terminaron siendo excelentes para ti, ahora, tu actual misión está centrada en compartir cada uno de esos productos a través de tu compañía para luchar contra las farmacéuticas y proponer productos que ayuden a prevenir enfermedades.

 

Conclusiones sobre cómo crear la historia de tu marca

Contar la historia de tu empresa requiere sinceridad y transparencia. Y también identificar los elementos básicos de una narración: introducción, desarrollo, climax y desenlace.

 

También requiere saber cómo se genera el conflicto de tu historia: ¿qué quieres contar? ¿cuáles fueron tus búsquedas y objetivos? ¿quiénes lo facilitaron? ¿cuáles fuerzas o personas se oponían?.

¿Qué tipo de personaje quieres ser? ¿un humano que supera obstáculos o un superhéroe? ¿cuáles son los valores que mejor representan a tu empresa o a tu mercado?

Por eso es importante saber quienes serán tus personajes y qué es lo que mejor representa a tu identidad corporativa: la superación de luchas, los problemas que resuelves, el contexto en el que estás, el modelo de negocio que tienes, etc…

Una recomendación general, es que te muestres siempre. Como usuarios o clientes, es importante reconocer a los seres humanos que habitan detrás de una gran idea de negocio.

Conocer al ser humano detrás de la idea o negocio, sin duda que crea una potente conexión con tus clientes.

Independientemente de la historia que elijas, esta debe mostrar tus altibajos. Los personajes perfectos no son interesantes y su capacidad para crear relaciones es poca. Sería como ver a Superman acabando con todos sus enemigos en 2 segundos sólo porque es invencible…

¿Cuál es tu historia? ¿Cómo quieres contarla?