Estudio de buyer persona: ¿sabes para quién vas a escribir?

Comparte en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
estudio de buyer persona

¿Recuerdas las veces que contaste a tus padres todo lo que habías aprendido sobre marketing digital y recibiste un «mmm, ok» como respuesta? 

Sí tranquilo, es algo que nos ha pasado a todos, y esta vez no es lo que dices sino a quien lo dices. 

Hoy, quiero ayudarte a hacer un estudio de buyer persona, para que no te vuelva a pasar que expresas tu idea más genial a las personas incorrectas. 

Así como te pasó hace tiempo con tus padres, puede pasarte con tus potenciales clientes en el presente y en el futuro.

Y es que está bien, sé que no es fácil saber a priori para quién vas a escribir, pero sí es necesario comenzar a edificar ese perfil a quien van a ir dirigidos tus textos. 

Ya sabes que puedes tratar de tú o de usted a tus clientes dependiendo del tono al que te tengas que dirigir a tu comprador, pero ¿ya sabes cómo hacer un estudio de buyer persona? 

No puedes vender algo si no sabes a quién lo vas a vender

En un negocio físico es importante conocer cuáles son las necesidades de tus clientes para poder saber qué les vas a vender, hacer una venta de este tipo resulta siempre más sencillo que hacerlo vía online porque tienes de frente a tus posibles compradores.

BUYER PERSONAAsí vendas ropa íntima para mujeres, puede llegar un adulto de 45 años a comprar ropa para su pareja o puede llegar una mujer de 25 años a buscar las prendas para la semana, en los dos ejemplos son dos perfiles diferentes pero que buscan el mismo producto para el mismo fin. 

En cambio, en un negocio en línea las palabras harán tu trabajo por ti, y debes escoger entre un perfil u otro para conversar. 

Por favor evita mezclar ambos perfiles en tus textos porque pierdes credibilidad, en copywriting debes escoger a una sola persona y basar tus textos en sus necesidades. 

Mira este ejemplo de un texto escrito para cualquier perfil de buyer persona: 

«Existe la posibilidad de que quieras comprar una plancha de pelo porque se te dañó la que usabas, porque quieres dar a tu pareja un detalle especial, porque quieres darle un detalle a tu madre en su día o porque quieres utilizarla para tu negocio de peluquería»

¿Sabes qué está pasando en ese párrafo?

Que la persona que lo escribió está hablando a varios perfiles diferentes:

  • A una mujer que necesita una plancha nueva.
  • A un hombre que busca qué regalarle a su pareja.
  • A una persona que quiere regalarle una plancha a su madre en su cumpleaños.
  • A una persona que tiene una peluquería y que necesita una plancha para no perder clientes en su negocio. 

Y pensarás que es un detalle irrelevante, pero cada uno de estos perfiles tiene necesidades diferentes. 

¿Quieres ponerte manos a la obra? 

En este artículo tendrás las herramientas necesarias para crear un perfil de buyer persona para los textos del blog de tu negocio, sí como lo lees, para el blog. 

¿Por qué no comenzamos con tus redes sociales? 

Porque ahorraremos trabajo, el blog de tu negocio en línea es como tu casa, y solo tú sabes a quien quieres recibir en ella, así que vamos a orientar este estudio a los textos que harán vida en él.

Una vez sepas a quién escribir en tu web, escribirás para la misma persona en tus redes sociales. 

Claro, en copywriting creamos un perfil de buyer persona exacto, pero también debes saber qué es el público objetivo y qué es una buyer persona en marketing digital. 

A final de cuentas, es lo que estás aprendiendo en Neetwork. 

¿Qué es una buyer persona?

Tu buyer persona es una representación aproximada a tu target o público objetivo. 

Es decir, es un perfil al que le asignarás un nombre, situación económica, edad, hobbies, personalidad, comportamientos, objetivos y metas. 

Para saber quién es tu buyer persona es necesario crear una ficha en la que describas cada uno de los datos que te comenté arriba, sólo así podrás saber qué tipo de estrategia vas a crear. Eso en marketing, en copywriting sabrás con exactitud cómo irán orientados tus textos. 

Como copywriter, te recomiendo crear una ficha para los diferentes deseos de un mismo perfil, por ejemplo, si tuviera que describir a un perfil en específico como mi buyer persona lo haría de la siguiente forma:

  • Nombre: Raúl Díaz. 
  • Edad: 53 años. 
  • Género: Masculino. 
  • Sitio en donde vive: Bogotá, Colombia. 
  • Estado civil: Casado. 
  • Hobbies: Oír la radio, compartir memes en Facebook, compartir con sus tres perros. 
  • Motivaciones: el dinero. 

Acá tienes un perfil básico de tu comprador, ahora vas a hacer varias fichas con el mismo perfil según las diferentes aspiraciones, ejemplo: 

  • Nombre: Raúl Díaz. 
  • Edad: 53 años. 
  • Género: Masculino. 
  • Sitio en donde vive: Bogotá, Colombia. 
  • Estado civil: Casado. 
  • Hobbies: Oír la radio, compartir memes en Facebook, compartir con sus tres perros. 
  • Motivaciones: conseguir más tiempo para sí mismo

Procura ordenar las fichas según motivaciones, a final de cuentas serán las que te ayudarán a dar una solución a través del copywriting. 

Luego de tener varias fichas podrás saber cuál es el factor común en edades y géneros.

Con esta ficha sabrás en qué tono dirigirte a tu lector, si lo vas a tutear o a tratarlo de usted e inclusive en qué redes sociales te va a encontrar. 

A manera de plus, lo que a ti te interesará saber sobre tu target para crear un perfil de buyer persona será lo siguiente: 

  • ¿Qué va a aportar el producto o servicio que vendas a la vida de la buyer persona?
  • ¿En qué se puede diferenciar de la competencia?
  • ¿De qué manera podrá aprovechar esos servicios o productos?
  • ¿Qué situaciones le molesta?
  • ¿Cuáles son sus sueños y cómo tu producto puede ayudarle a lograrlos? 
  • ¿Cómo se comunica?
  • ¿En qué canales busca información o pasa tiempo en la red?
  • ¿Cuáles son sus referentes de sitios para comprar?
  • ¿Cuáles son sus responsabilidades?
  • ¿Cuáles son sus mayores retos?
  • ¿Cuáles son sus motivaciones?

Cuando conversamos sobre un público objetivo nos referimos a la selección del segmento del mercado que has estudiado previamente. 

Es decir, que es el resultado de un perfil común previamente segmentado, es como escoger cuál es la parte de la vaca que te vas a comer, ya tienes segmentados los trozos de carne a los cuales sacarás provecho, solo te falta escoger el corte según lo que vayas a preparar: asado, guiso, parrilla… 

Si quieres saber quién es tu público objetivo, debes saber cuáles son los tipos de públicos

target, buyer persona, a quien escribirSi quieres saber el perfil de tus potenciales clientes debes saber a qué generación vas a escribir, es una de las claves de la comunicación que emplearás para con tus lectores. 

En copywriting y en todo lo que vayas a hacer en marketing digital. 

Éstas son las clasificaciones generacionales según las edades que comprenden cada una de ellas: 

  • Baby Boomers (1946 – 1964)
  • Generación X (1965 – 1978)
  • Generación Y o Millennials (1979 -1996)
  • Generación Z (Desde 1995)

Debes hacer sentir a tu lector ideal que tus textos son solo para él 

Querer llegar a vender a todo tipo de público es una idea que a todos nos agrada, pero que poco funciona. 

Como te decía arriba es imposible tratar de complacer a todos los perfiles que puedas tener en mente, y en ese proceso lo próximo que pasará es que pierdas a el único perfil que te interesa que te compre. 

Así que es importante que te centres en satisfacer a un solo perfil: el de tu cliente ideal

Tienes que hacer sentir a través de tus textos que lo que ofreces está hecho sólo para él, como las veces que has comprado diez chocolates para regalar en el Día del Amor y la Amistad, a ti solo te interesa agradar a una única persona: la que te gusta. 

Los demás leerán tu blog sí, pero tú estarás enfocado enamorar a una sola persona. 

Y es ese sentimiento que tienes que evocar en quien te lee: «escribió este texto solo para mí» = «compró este chocolate solo por agradarme a mí»  

Para que tengas una idea mucho más clara, imagina que abres un restaurante de comida venezolana en tu ciudad. 

Los primeros días observas que un montón de venezolanos entran y consumen todo tipo de bebidas y comidas típicas de la región. Pero luego de unas semanas te das cuenta de que a tu restaurante también asisten colombianos, argentinos y mexicanos. 

Tu respuesta puede ser comenzar a vender mates, bandejas paisa o tacos al pastor, pero sería un error grave que te podría hacer perder a tu target ya previamente estudiado. 

Entonces, lo mejor que puedes hacer es respetar la identidad de tu negocio para que tu persona ideal se sienta lo más identificada con él posible. 

Recuerda que no estarás pensando en un solo venezolano, sino a todos los venezolanos que puedan asistir a tu negocio. 

Lo más importante… 

Siempre es importante imaginar que estás conversando con esa persona que es tu cliente ideal, en esa conversación escuchas todos sus problemas y ya sabes cuáles son los puntos de dolor que vas a tocar. 

Tendrás en mente en todo momento la necesidad de responder el quién, qué, porqué, cómo y dónde para que ese estudio de buyer persona pueda dar frutos gracias a al poder de las palabras. 

¿Cuál es la mejor manera de conocer estos datos? 

Preguntando, creando encuestas en redes sociales, enviando mails a puerta cerrada a tus posibles clientes. 

La investigación es la única forma de saber quién es esa persona que te quita el sueño.

Y tú, ¿ya sabes para quién vas a escribir los textos de tu blog? 

Este texto ha sido escrito por @soyamandarebeca para Neetwork.

Jenny Orta

Jenny Orta

Comentarios