¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

En este artículo vemos las etapas de un emprendedor desde el punto de vista de la libertad económica que va obteniendo a medida que avanza su emprendimiento.

De esta manera, vemos que en la fase inicial de un emprendimiento, el naciente empresario todavía puede tener una dependencia laboral de intercambio de trabajo por dinero.

En la etapa más avanzada, ya puede vivir de su emprendimiento y estar preparado para los próximos pasos de escalamiento. En el camino transita por estas fases:

Etapas de un emprededor [resumen]

En síntesis, las etapas de un emprendedor según su libertad económica son:

  1. El soñador dependiente: Cuando tienes una idea de negocio o nicho, pero estás comenzando a desarrollarla y debes seguir viviendo de tu trabajo. Incluso, puedes atreverte a pedir un crédito, pero necesitas de tu estabilidad laboral actual para tenerlo o garantizar los primeros pagos.
  2. El Emprendedor Técnico: Cuando intercambias horas por trabajo. Es muy típico de los freelancer. Estás comenzando con tu idea de negocios pero debes seguir desarrollando tu trabajo de freelance para tener cierto marco de estabilidad económica. Puedes llevar ambas funciones al mismo tiempo.
  3. Empresario Gerente: Posees un emprendimiento o empresa donde todo es realizado por una o dos personas. Este tipo de emprendedor gerente no ha aprendido a delegar funciones o no ha comenzado a escalar su empresa.
    Por esta razón debe realizar todo o casi todo.La mayoría de los emprendedores se encuentran en esta etapa, pero con distintos grados. Algunos están comenzando a formar equipos de trabajo, mientras que otros han aprendido a delegar algunas funciones y a confiar en sus empleados.
  4. Emprendedor supervisor: En esta etapa, la labor principal del emprendedor es supervisar las labores de su equipo laboral. No realiza las funciones él mismo, sino que supervisa que el trabajo se esté realizando de manera adecuada.
  5. El inversionista: Este tipo de empresario cuenta con libertad e inteligencia financiera para desarrollar nuevas inversiones y activos. También se interesa por buscar proyectos nuevos y personal que pueda dirigir sus proyectos actuales.

 

etapas de un emprendedor económico

Etapas de un emprendedor económico

Ahora, detallaremos los tipos de emprendimiento y las preguntas que se realizan los emprendedores en cada una de estas etapas por las que atraviesan.

La mayoría de los empresarios desean el control de tiempo, la libertad para seleccionar su destino y tener un gran potencial de ganancias.

Pero la realidad es otra. Solo pocos logran ese estatus, la mayoría intercambia su trabajo por menos tiempo e ingresos y no logran esa libertad que deseaban ¿Por qué sucede esto?

¿Por qué, si tienen su sueño muy claro, viven una realidad completamente diferente?

La verdad, es que son capaces de aceptar una reunión con un cliente a las 6:15 AM solo porque necesitan esa venta.

La idea de quedar desamparados, sin hogar o en quiebra trabajando bajo un escritorio a futuro no les agrada.

El problema con esta vivencia es que quizás después de luchar durante un largo periodo de tiempo, ser vendedor en una tienda de víveres podría comenzar a parecer lujoso.

¡Parece no tener sentido!,  ¿Verdad? Mientras muchos de los emprendedores y empresarios tienen dinero y libertad, están otros que siguen laborando incansablemente aun sin poseer un trabajo.

 

Fase 1: El soñador dependiente

En este nivel, el futuro emprendedor ya tiene su idea de negocio clara, pero apenas está iniciando con su implementación.

Se le llama soñador dependiente, porque todavía depende de un trabajo tradicional para poder mantenerse. No controla sus horas de trabajo y en la práctica vive de un salario.

Sin embargo, tiene una idea de negocio clara y está dando los primeros pasos para implementarla.

Lo importante en esta fase es dejar de soñar y centrarte en concretar los pasos para implementar tu idea.

Si estás trabajando a tiempo completo, también puedes pensar en un cronograma:  proponerte una fecha para desprenderte de tu trabajo actual y comenzar a usar la mayor parte de tu tiempo para emprender en la idea que quieres concretar.

 

el freelancer como una etapa de emprendimiento

 

Fase 2: El emprendedor técnico

Es típico de un servicio freelance: realizas un intercambio de horas laborales por dinero, puedes trabajar como contador, redactor, consultor o abogado.

Puedes generar una gran cantidad de ingresos,  pero el problema viene cuando debes dejar de trabajar durante un tiempo. Allí tu ingreso se detiene. Es decir, realmente no posees un negocio sino un trabajo. Quizás un trabajo con mayor libertad de tiempo que en el nivel 1, pero es igualmente un trabajo.

A quienes están en este nivel se les escucha decir comúnmente: “Estoy cansado”, “necesito un día libre” o “no quiero trabajar un fin de semana pero debo hacerlo”.  Otra frase muy frecuente es “no he tenido vacaciones en x  años”.

En la práctica, esto sucede porque no se encuentran haciendo la cantidad de dinero que necesitan, no tienen suficientes ingresos.

El problema con este nivel es el tipo de vida que llevan, al principio buscan trabajos, una vez que consiguen alguno pasan su tiempo trabajando, luego vuelven al inicio y así una infinidad de veces, su estilo de vida es similar a un balancín entre el buscar trabajo y trabajar.

En este nivel puede que te paguen por resultados o por horas de trabajo. Muchos emprendedores se mantienen en este nivel sin comprender por qué no avanzan, y en caso de hacerlo pasan suben un escalón y se transforman en Gerentes.

 

Fase 3: El emprendedor gerente [el que todo lo hace]

Como dice un viejo refrán “si quieres que algo se haga bien, hazlo tú mismo”. En este nivel, el enfoque se basa en la seguridad.

Es común encontrar en este nivel quienes dicen lo siguiente: “no encuentro buenos trabajadores en estos días” o “como no es su negocio no le dan la misma importancia a las actividades, ya les expliqué muchas veces cómo hacerlo bien y aún así no cumplen como es debido”.

Este tipo de personas valoran la independencia y hacen las cosas a su manera porque quieren que todo se haga bien.

En estos casos lo mejor es aprender a delegar y generar confianza. Tener el 1% del esfuerzo de 100 personas es más eficiente que tu propio 100%.

En la etapa como empresario Gerente tendrás personas bajo tu cargo y trabajando codo a codo contigo, pero aún así solo estas apagando incendios y caminando en círculos.

Terminas trabajando para tus empleados al estar la mayor parte de tu tiempo solucionando los errores que cometen. Es decir, en lugar de tener un negocio, tu negocio termina por poseerte, al igual que en el nivel anterior no es un negocio lo que tienes, es un trabajo.

Por estas razones un alto porcentaje de los emprendedores y empresarios fracasan, al no entender cómo opera su modelo de negocio o cómo lo pueden escalar y llevarlo al siguiente nivel.

Si debes terminas haciendo todo el trabajo, tu negocio depende solo de ti.

Sin embargo, si en alguna circunstancia logras alejarte un poco aunque sea por un corto periodo de tiempo podrás subir a la etapa siguiente.


etapas de un emprendedor

Fase 4: El emprendedor supervisor

Solo un pequeño porcentaje logra avanzar hasta este nivel.

Con un enfoque bien centrado en el crecimiento, quienes están en este nivel se encargan de monitorear el negocio, no de hacer el trabajo mecánico o técnico requerido. Esa es una gran diferencia; no estás haciendo el trabajo pero debes estar físicamente en el negocio.

Al estar en este nivel de las etapas de un emprendedor es común pensar en cómo empoderar a tu equipo o como se podrían implementar nuevos sistemas para aumentar la productividad.

Buscan cómo poner en marcha estrategias de marketing para atraer clientes constantemente.

No se enfocan solo en dinero van un paso más allá.

Su pensamiento es más estratégico, ya que en este nivel hay un cambio de mentalidad.

El emprendedor supervisor busca analizar lo que están haciendo hoy y si ayudará a que el negocio se mantenga en pie cuando dejen su posición en un futuro.

Identificar metas y hacer ingeniería inversa en ellas te ayuda a saber qué deseas crear en tu negocio y cómo quieres que se vea en un futuro.

La mayor diferencia entre esta etapa y la anterior (Nivel 3) es lo que sucede con la ausencia de quien está a cargo.

Si el emprendedor gerente se va por unas semanas de vacaciones, su ingreso se verá afectado y cuando regrese, su negocio probablemente no se encuentre en las condiciones ideales.

En cambio, si un emprendedor supervisor realiza la misma acción, al regresar no habrán cambios en su negocio. Sus ingresos y ganancias serán los mismos y es posible que sus empleados ni siquiera noten su ausencia.

Existe una gran diferencia entre estos 2 niveles, pero si deseas alcanzar la verdadera libertad tienes que subir un escalón más y llegar a la próxima etapa

Fase 5: El inversionista

Es el último nivel en las etapas de un emprendedor. En esta fase, el enfoque está centrado en la libertad de invertir.

Las preguntas más comunes al llegar a este punto son: “¿Dónde puedo encontrar a alguien que dirija mi empresa? O ¿Cuál será mi próximo proyecto? ¿De qué forma puedo aprovechar todos mis recursos para generar un mayor rendimiento?”

El empuje y la libertad que tiene este nivel es impresionante. Como empresario inversionista,  no tienes que estar físicamente en el sitio de trabajo, mucho menos tener una carga laboral, pero ¿Cómo es posible dirigir una o varias empresas sin estar allí físicamente?

La respuesta es simple: No lo hacen, las empresas tienen a alguien que se encarga de administrar cada una de ellas, un socio u operador capaz de realizar todas las gestiones necesarias para mantenerla a flote y obtener beneficios.

 

 

etapas de un emprendedor

 

Siendo un pensador estratégico puedes optimizar mejor el uso de tu tiempo, y para comenzar debes empezar a hacerte esta pregunta: ¿Cómo puedo usar mejor mi tiempo?

Esto es un proceso de aprendizaje constante, independientemente si eres un empresario o emprendedor y luchas para obtener ganancias.

No importa el nivel en el que estés ahora, ya sabes qué puedes hacer para ir escalando en cada uno de ellos y obtener esa libertad que deseas.

Esa que soñaste cuando decidiste que no querías un trabajo tradicional o que querías sacar adelante una idea de negocio.

 

Reflexiones finales sobre las 5 etapas de un emprendedor

Los empresarios buscan el deseo de libertad y poder tener control sobre el rumbo de su vida.

Sin embargo, por mala fortuna, muchos intercambian su tiempo por dinero, negocian semanas laborales de 40 u 80 horas y sus ingresos no son lo que aspiran. No es un negocio lo que tienen es solo un trabajo más con distintas características.

Por otra parte, en la etapa de gerente,  los dueños de negocio se encuentran apagando incendios o solucionando problemas causados por sus empleados. Son poseídos por sus negocios. No tienen la libertad que quieren y en realidad terminan teniendo un trabajo más.

Solo un porcentaje muy pequeño llega a los niveles superiores.

Niveles donde los negocios prosperan aún cuando sus directivos se ausente un tiempo. En este cuarto nivel están centrados en el crecimiento, mientras que en el nivel 5 y último se encuentra la libertad con la que sueñan todos los emprendedores.

 

¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!