Tipos de comunicación: Cómo hacer para sobresalir en ellos

Comparte en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
tipos-de-comunicacion

En este artículo abordamos varios tipos comunicación clave que te ayudarán a conectarte con tus oyentes de manera efectiva.

¿Sabes cuál es la actividad que hacemos todos los días? ¿Una que ejerces voluntariamente casi tan a menudo como respirar?

Si aún no lo ha adivinado, es ” Comunicar”. Nos comunicamos constantemente a cada momento, a través de diversas formas, canales, gestos y expresiones, todo como un reflejo natural de nosotros mismos.

Pero si bien es completamente voluntario, nuestra comunicación no siempre es consciente. A veces nos comunicamos sin tener nuestras ideas claras, lo que lleva a expresiones engañosas o incluso conflictivas.

Y ahí está la clave de la comunicación: la conciencia. Si podemos estar constantemente al tanto de las señales de comunicación sutiles que enviamos en cada momento, podemos alinear esto para reflejar lo que queremos expresar.

Nuestra comunicación ya no es accidental, ¡es completamente incidental!

Demos un paso atrás y preguntarte:

  • ¿Eres consciente de que te estás comunicando a cada momento? ¿Contigo mismo, con los demás, con la naturaleza?
  • ¿Eres consciente de las diversas expresiones de tu comunicación?
  • Y finalmente, ¿estás comunicando constantemente lo que quieres comunicar, de la forma en que quieres hacerlo?

A menudo, las respuestas que recibimos a estas preguntas que invitan a la reflexión son mixtas y tienden a un “No” inseguro. A través de esta publicación, abordamos este dilema.

Echamos luz sobre los diversos tipos de comunicación y sus expresiones multidimensionales, para que puedas desarrollar una conciencia súper aguda en torno a tu comunicación.

¿Qué es la comunicación?

Dos personas hablando de que es la comunicacion

La comunicación es el acto de enviar información o ideas a través del habla, imágenes, escritura o cualquier otro método.

El modelo de comunicación tiene un remitente que envía el mensaje y el receptor que lo recibe. En el medio, el discurso o las ideas deben ser lo suficientemente simples como para ser decodificados y entendidos por el receptor. Si las ideas no se presentan correctamente, la decodificación es incorrecta y el receptor no comprende.

Según los tipos de remitentes y receptores involucrados, podemos definir varios tipos de comunicación.

Si tomamos un ejemplo de comunicación entre equipos, verás la mayor cantidad de comunicación formal en comparación con la informal.

Por otro lado, cuando consideramos la comunicación personal y la comunicación entre el grupo de amigos personales, encontrarás que este es uno de los tipos de comunicación de naturaleza más informal.

Tipos de comunicación

Existen al menos 7 tipos de comunicación distintos:

  1. Escuchar
  2. No verbal
  3. Verbal-oral-cara a cara
  4. Verbal-oral-distancia
  5. Verbal-escrita
  6. Formal
  7. Informal
  8. Comunicación en situaciones difíciles
  9. Conciencia emocional

Agrega a esto las oportunidades ilimitadas que ofrece el Internet, ¡y tienes una mina de oro absoluta de posibilidades de comunicación!

1.      Tipos de comunicación: Escuchar

Esto puede parecer una sorpresa, pero a menudo escuchar es la parte más importante de la comunicación.

Escuchar no es lo mismo que simplemente escuchar. Cuando escuchas a alguien hablar, estás comprometido con ellos y te esfuerzas por entender exactamente lo que están tratando de decir.

Escuchar es una habilidad crucial en el lugar de trabajo. Cuando las personas no se escuchan entre sí, todo el proceso de comunicación se rompe.

Para ser un comunicador eficaz, primero debes aprender a ser un buen oyente.

Es importante tener en cuenta que existe una diferencia entre simplemente escuchar y escuchar.

Utilizamos nuestro sentido del oído todos los días. Cuando la gente nos habla, los escuchamos hablar. Escuchamos música en la radio y escuchamos el canto de los pájaros cuando salimos. Entonces, ¿qué significa escuchar?

5 Consejos para asegurarte de que recibes el mensaje alto y claro.

  • Concéntrate en la persona que habla: Evita las distracciones haciendo contacto visual con el hablante. Si tu mente comienza a vagar, dirige tu atención al momento presente.
  • Asegúrate de comprender: A veces, no importa qué tan bien escuches, simplemente no puedes entender lo que se dice. En esta situación, asegúrate de hacer preguntas de seguimiento para aclarar las dudas.
  • Espera tu turno para hablar: Evita interrumpir a otros cuando tengan algo que decir. Si se te ocurre un pensamiento, escríbelo para más tarde. Así puedes devolver tu atención a la persona que habla.
  • Mostrar interés: Cuando no muestras interés mientras escuchas, distraes a la persona que habla. En lugar de centrarse en lo que quieren decir, se preguntarán si estás prestando atención o no.
  • Repite lo que se dijo con tus propias palabras:Repetirlo con tus propias palabras te obliga a pensar en lo que se dijo. Esto te ayudará a comprender mejor el mensaje y a mantenerlo en tu mente. También le da al orador la oportunidad de corregirte si escuchaste mal o no entendiste el mensaje.

2.      Tipos de comunicación no verbal

comunicacion no verbal

“La parte más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”. – Peter Drucker

Aunque la comunicación verbal es importante, las palabras habladas constituyen solo una pequeña parte de la comunicación.

La mayoría de la comunicación es no verbal. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que hasta el 93% de la comunicación es no verbal.

La cantidad de comunicación que no verbal muestra por qué es tan importante prestar mucha atención a las acciones de las personas, así como a sus palabras. Y aunque estos tipos de comunicación son más sutiles, son mucho más poderosos. Aquí se incluye:

  • Contacto visual
  • Ritmo o velocidad del habla
  • Brazos cruzados o piernas
  • Postura o posición del cuerpo
  • Expresiones faciales

Además, los expertos en lenguaje corporal han revelado cómo todos estos elementos afectan tu comunicación.

Vale la pena dedicar unas horas a acelerar los gestos básicos del lenguaje corporal, para que no envíes mensajes confusos con tus gestos y discurso sin darte cuenta. También puedes usar esto para respaldar tu mensaje y hacerlo más impactante.

Pero a pesar de lo que le dicen estos expertos, habrá momentos en que el lenguaje corporal que debes adaptar está en completo contraste con cómo te sientes (como usar una postura “amigable” cuando te sientes amenazado o intimidado internamente).

La comunicación no verbal es más efectiva cuando estas 3 facetas son consistentes en tu comunicación.

  1. Lo que dices con tus palabras.
  2. Lo que compartes con tus posturas y gestos. (Sin embargo, se puede aprender a expresar el mensaje correcto).
  3. Lo que sientes y, por lo tanto, impacta el mensaje sutil que se siente obligado a compartir.

Como puedes ver, (1) y (2) se pueden aprender con un poco de práctica. Pero (3) tiene que ser construido conscientemente para que te alinees constantemente con lo que quieres expresar.

Por ejemplo:

  • Cuando quieres que tus compañeros piensen en ti como una persona amigable, es porque realmente te gusta y te preocupas por las personas.
  • Si quieres que tu equipo piense en ti como un Líder fuerte, es porque realmente asumes la responsabilidad de todos.
  • Cuando quieres que tus compañeros, personas mayores y otras personas escuchen, es porque están convencidos de que realmente los escucharás y tendrás en cuenta sus pensamientos y opiniones.

La comunicación es una actividad poderosa que nos llega tan naturalmente como la respiración. Con un poco de conciencia, nuestra comunicación puede ser perfecta para que la otra persona no solo reciba nuestro mensaje, sino que también esté abierto a él.

“La comunicación no verbal de esta persona no coincide con sus palabras”

La próxima vez que te encuentres en medio de una conversación frustrante, concéntrate en escuchar. Esto te ayudará a comprender lo que tu audiencia quiere escuchar, por lo que encontrarás una manera de adaptar tu comunicación para que la audiencia también se vuelva receptiva.

Cuando escuchas y tu audiencia también escucha, ¡estás comprometido con la mejor forma de comunicación!

3.      Comunicación verbal (cara a cara)

La comunicación verbal cara a cara es el tipo de comunicación más reconocido. Aquí, lo que expresas viene directamente de lo que hablas.

Este puede ser formal o informal: con tus amigos y familiares, en una reunión formal o seminario, en el trabajo con tus colegas y jefe, dentro de tu comunidad, durante presentaciones profesionales, etc.

Este tipo de comunicación:

  • Mejora con la práctica. Cuanto más practiques con conciencia, más control tendrás sobre tus expresiones orales.
  • A pesar de todos los ensayos pasados, la comunicación verbal te ofrece una oportunidad para sintonizar, revisar, eliminar y arreglar lo que expresas. Por lo tanto, es el tipo de comunicación más poderoso y puede trabajar a favor o en contra de ti con cada expresión.
  • Involucra a tu audiencia más que otros tipos de comunicación. El oyente (o una audiencia) a menudo espera responderte con comunicación oral, lo que permite la comunicación bidireccional más que cualquier otro canal.

Para una comunicación cara a cara mejor:

  • Siempre encuentra los ojos de tu audiencia con confianza, convicción y apertura.
  • Practica ante un espejo para perfeccionar tu tonoy expresiones, de modo que se adapten al mensaje que deseas transmitir. Las dos facetas a menudo transmiten más que tus palabras.
  • Practica el juego de roles. Esto significa que incluso cuando ensayes ante un espejo, pregúntate: “¿Estoy listo para recibir este mensaje con este tono y expresión? “Si no estás convencido, tu audiencia tampoco lo estará. Así que practica nuevamente hasta que lo hagas bien.
  • Involucra conscientemente la participación de tu audiencia. Esta es la base de este tipo de comunicación, así que nunca dejes que tu expresión verbal sea una carga.
  • Elige tus palabras con cuidado: Las palabras que uses deben ser apropiadas para los estándares de cualquier persona. Si alguna vez te preguntas si una palabra es apropiada o no para el lugar de trabajo, probablemente sea mejor no usarla.
  • Usa el tono apropiado: El sonido de tu voz, dice mucho sobre lo que estás diciendo y cómo te sientes. Asegúrate de que el tono de tu voz coincida con las palabras y el sentimiento que estás expresando.
  • Finalmente, conviértete en un oyente activo. Un comunicador eficaz no solo habla, sino que también escucha activamente a su audiencia.

4.      Comunicación verbal (a distancia)

mensaje a distancia

La comunicación a distancia (oral) ha hecho del mundo un lugar más pequeño y accesible. Los teléfonos móviles, VOIP, videoconferencias, seminarios web bidireccionales son todas expansiones modernas de la comunicación a distancia.

En este tipo de comunicación, tu tono de voz y ritmo de entrega tienen prioridad sobre otras expresiones.

Para una comunicación oral efectiva a distancia,

  • Dar mayor prioridad a tu escucha. Cuando no escuches, verás que varias personas intentan hablar al mismo tiempo, lo que desmejora el valor de esta forma de comunicación.
  • Habla un poco más lento de lo que lo harías en una comunicación cara a cara. Esto asegurará que permanezca consciente de los sutiles matices de tu tono, y que el receptor tenga tiempo de comprender lo que transmites.
  • Siempre repite lo que entiendes cuando escuches. Este tipo de comunicación pierde las señales no verbales que recibiría en la comunicación cara a cara. Parafrasea lo que entiendes y confirma que esto es realmente lo que la otra parte también tenía la intención de transmitir.
  • Finalmente, respalda esto con comunicación escrita siempre que sea posible. La intención es confirmar la retirada de la comunicación para que todas las partes estén en la misma página. Esto tiene sentido incluso para una llamada informal con tu amigo. Tal vez puedas enviar un mensaje de texto rápido para reiterar cuán placentero fue hablar con él y luego confirmar el llamado a la acción final.

5.      Comunicación verbal escrita

Hace unas décadas, la comunicación escrita dependía del viejo y confiable cartero cuando escribíamos a las personas que estaban lejos. En raras ocasiones, esto también incluyó la nota formal o el aviso legal del banco, el propietario o el cliente comercial.

¡Qué sorpresa entonces que este tipo de comunicación ahora se haya apoderado de todos los aspectos de nuestro mundo!

Piénsalo, si agrupas la comunicación escrita total con la que te involucras en un día: los mensajes de texto, actualizaciones de Facebook y Twitter, correos electrónicos personales y profesionales, los blogs que escribes, sería mucho superar cualquier otra comunicación verbal que disfrutes.

Tiene sentido ser un profesional absoluto en este tipo de comunicación. A continuación se enumeran 3 reglas que pueden ayudarte:

  1. Sigue una estructura clara para que tu comunicación no esté por todas partes. Esto puede incluir una breve introducción, agenda, cuerpo del mensaje y conclusión. La inteligencia y eficacia de tu comunicación radica en cómo puedes capturar esta estructura en tu modo de comunicación.
  2. Aclara el contexto de tu comunicación cuando sea posible. Esto puede parecer excesivo para un mensaje de texto inofensivo. Pero te sorprenderías de la cantidad de comunicación aparentemente inofensiva que llega a los ojos y oídos equivocados.

6.      Tipos de comunicación formal

Este tipo de comunicación también se conoce como “comunicación oficial” y cubre la gama de expresiones verbales que abordan una necesidad profesional. Se caracteriza por:

  • Estar asociado a un canal predeterminado. Por ejemplo, una gran cantidad de tus interacciones dentro de tu profesión, la comunicación financiera y las expresiones legales.
  • Lleva más tiempo que la comunicación no formal, ya que sigue un protocolo de comunicación particular.
  • Incluso en casos de expresiones verbales (en reuniones, seminarios, etc.), a menudo está respaldado por una comunicación escrita que puede proporcionar evidencia de la conversación oral.
  • Es considerado una fuente confiable de información.

La comunicación formal forma el núcleo de nuestra vida profesional (aunque no toda la comunicación profesional es formal). Por lo tanto, convertirse en un experto en este tipo de comunicación es fundamental para el avance profesional y el éxito.

A continuación, te ofrecemos consejos simples para sobresalir con tu comunicación y profesión.

  • Comienza por aclarar el propósito de tu comunicación.
  • Ya sea que uses una expresión verbal o escrita, siempre sigue una estructura bien definida que tu audiencia pueda entender fácilmente.
  • Mantén tu tono abierto, profesional y amigable.
  • Termina reiterando lo que esperas causar a través de esta comunicación: aclaración sobre tu postura, respuestas a preguntas o un llamado a la acción. También aclara cualquier restricción que se aplique a esta comunicación.
  • Finalmente, agradece a tu audiencia por su escucha.

7.      Tipos de comunicación informal

Personas hablando informalmente

La comunicación informal es sorprendentemente popular, y también se conoce como “la vid”. Algunas características de la comunicación informal son:

  • Es espontánea y de flujo libre, sin ningún protocolo o estructura formal. Por lo tanto, este tipo de información también es menos confiable o precisa.
  • Un canal de comunicación que se propaga como un incendio forestal, ya que no hay reglas formales a seguir.
  • Principalmente oral, sin evidencia de documentación. Debido a esto, muchos dudan del valor de la comunicación informal, calificándola de simple “chisme”.

A pesar de sus inconvenientes, la comunicación informal se considera “fácil de usar” y, por lo tanto, ofrece grandes ventajas cuando se usa con prudencia.

Por ejemplo: Una empresa es atendida por 3 proveedores diferentes.

Los empleados pueden estar al tanto de los horarios de servicio, normas y reglamentos a través de una comunicación formal enviada por la administración de la empresa. Pero se darán cuenta del proveedor de comidas preferido del día a través de la comunicación informal de amigos y colegas.

Por lo tanto, este tipo de comunicación sirve bien cuando se desea controlar o alentar opiniones, ideas y expresiones positivas, sin que parezca que han sido “forzadas” por la alta gerencia.

Además, en los tiempos modernos, las redes sociales de fuentes “no oficiales” (como tus feeds personales de Facebook y Twitter, LinkedIn, etc.) son fuentes poderosas de comunicación informal y a menudo se utilizan para dar forma a la opinión pública.

8.      Comunicación en situaciones difíciles

Las situaciones difíciles pueden hacer que la comunicación se sienta imposible, o al menos secundaria a la supervivencia y la protección de tu propio interés.

Tanto el estrés como la incertidumbre pueden formar equipo para detener tu respuesta de lucha o huida en entornos personales y profesionales.

Dominar la comunicación en situaciones difíciles es un proceso que dura toda la vida, pero cada vez que lo haces, aprendes algo que te puede enseñar cómo hacerlo mejor la próxima vez.

9.      Tipos de comunicación: Conciencia emocional

La conciencia emocional en la comunicación a menudo se entiende mal y rara vez se discute o se enseña.

Los sentimientos juegan un papel importante en la comunicación. La conciencia emocional, o la capacidad de comprender los sentimientos, te ayudarán a tener éxito cuando te comuniques con otras personas.

Si eres emocionalmente consciente, te comunicarás mejor. Notarás las emociones de otras personas y cómo la forma en que se sienten influye en la forma en que se comunican.

También comprenderás mejor lo que otros te están comunicando y por qué. A veces, comprender cómo una persona se está comunicando es más importante que lo que realmente se dice.

¿Alguna vez has tratado de ocultar tus sentimientos? Es bastante difícil para la mayoría de nosotros. Eso es porque las emociones no mienten.

En lugar de tratar de ocultar o ignorar tus sentimientos, concéntrate en ser consciente de tus sentimientos y de los que te rodean para ser un mejor comunicador.

Puedes mejorar tu conciencia emocional concentrándote en estas cinco habilidades:

  • Considera los sentimientos de otras personas: Un día, un compañero de trabajo puede decirte algo personal que no parece importante, o un supervisor puede parecer enojado contigo sin ningún motivo. Para averiguar por qué, piensa en lo que siente la otra persona. Considera cualquier situación que pueda estar afectando sus emociones y cómo eso a su vez podría afectar lo que te dicen.
  • Considera tus propios sentimientos: Así como los sentimientos de otras personas pueden afectar el mensaje que están tratando de enviar, tus propios sentimientos también pueden interferir con tu comunicación. Cuando sientas una emoción o sentimiento fuerte, trata de no dejar que se interponga en tu mensaje.
  • Tener empatía: La empatía es la capacidad de comprender y relacionarse con los sentimientos de otra persona. Una vez que hayas aprendido a reconocer los sentimientos de otra persona, puedes ir un paso más allá y relacionarte realmente con esos sentimientos.
  • Opera con confianza: La buena comunicación requiere que crees confianza entre ti y la persona con la que te estás comunicando. Puedes ganarte la confianza de los demás enviando señales no verbales que coincidan con tus palabras.
  • Reconoce los malentendidos:Un malentendido ocurre cuando dos personas piensan que están en la misma página sobre algo, pero en realidad están pensando dos cosas diferentes. Los malentendidos ocurren todo el tiempo, pero la conciencia emocional puede ayudarlo a evitar malentendidos.
Adrián

Adrián

Comentarios

  • Me gustó mucho el tema, la comunicación es algo complejo pero teniendo como base todos estos tipos de comunicarnos y los tips para mejorarlo,se puede lograr tener una comunicación asertiva