¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Una de las prácticas importantes que inciden en el SEO para ayudarte a conseguir los primeros puestos en los buscadores, es la optimización de la URL.

La estructuración de una URL se vuelve imprescindible para mejorar la experiencia de usuario y el posicionamiento en los motores de búsqueda. Las empresas online se representan con URLs, por lo que deben ser significativas, legibles y compatibles con los motores de búsqueda.

A continuación, se incluyen algunos de los consejos o características que pueden ayudarte a estructurar las direcciones de los enlaces:

1. La URL debe ser legible

Usa palabras sencillas, cortas y significativas en la URL para hacerla lo más legible posible. Es más probable que los consumidores hagan clic en un sitio web que tenga sentido para ellos. Si es fácil de leer para una persona, también lo será para el buscador. Puedes reemplazar cualquier abreviatura con palabras que pueden ser: el nombre de una empresa o una palabra clave para una mejor comprensión de los visitantes.

2. Elimina identificaciones, caracteres y números extraños

Elimina las identificaciones, signos, números, caracteres especiales y los códigos que, a menudo, generan una plataforma de blogs o e-commerce. Esto hace que la URL poco atrativa para ser clickeada.

Evita el uso de palabras acentuadas, y de letras como la ñ o la ç, que no son interpretados correctamente por los navegadores, dando lugar a URLs con elementos que pueden ser perjudiciales.

3. Canoniza las URL dirigidas a un contenido común

Muchas veces suele suceder que al acceder a un sitio Web se permitan URLs distintas; esto se traduce en que los motores de búsqueda lo registren como diferentes páginas y lo consideren como contenido duplicado, plagio o existan varias versiones indexadas. Utiliza etiquetas canónicas para mantenerte seguro y justificar la singularidad a los ojos de los motores de búsqueda.

4. Utiliza palabras clave adecuadas

El uso de palabras clave juega un papel fundamental en todas las URLs, porque de esta forma serán más sencillas de identificar en los motores de búsqueda, también aportan congruencia según el tipo de contenido a publicarse y aumenta las posibilidades de conseguir más visitantes. Pueden estar en el nombre de dominio, página web o categoría, pero ten cuidado, su uso excesivo puede dañar el ranking de tu sitio web. Por lo tanto, sé prudente al agregar palabras clave a las URLs.

5. Unifica el texto de la URL con el título de la página

En el motor de búsqueda y en las redes sociales, tus URLs aparecen con los títulos respectivos. Para ganar la confianza de los clientes, debes armonizarlos agregando a la URL el mismo texto que se utiliza en el título de la página web o post, procurando que sea corto. Esto le dará más relevancia a tu Web.

6. Excluye las stop words de la URL

Las stop words (palabras vacías) son los términos que los buscadores ignoran a la hora de indexar una página web. Ejemplo: “y”, “de”, “a”, “el”, “pero”, “con”, etc. Evita su uso para mejorar la legibilidad, optimizar y acortar la URL.

El uso de stop words no se considera necesario en las URL. Por lo tanto, puedes tenerlo en cuenta de acuerdo a las necesidades específicas de tu negocio. Si estás utilizando la plataforma de WordPress, puedes usar el plugin Yoast SEO para eliminar automáticamente las stop words del enlace permanente:

7. Limita el número de carpetas

Las carpetas se usan para la categorización de productos y servicios, mientras que su uso más que tiempos aceptables puede no parecer original. Si bien, la utilidad de las carpetas ayuda a organizar entradas por categorías y acomodar todas las secciones/subsecciones es vital que no sea tan extenso. Algunas de las tiendas agregan un nombre de carpeta para cada atributo de producto, lo que puede dar una percepción de un sitio web profundo. En los resultados, el cliente puede irse a pesar de sacar a relucir la tienda.

8. Usa separadores de palabras

Utilizar guiones puede ser una buena opción. Los separadores de palabras se utilizan para agregar una palabra clave de cola larga, un nombre completo de producto o un título de publicación en la URL para que sea legible. Se pueden usar guiones medios y guiones bajos, pero lo más recomendable es usar los medios, ya que Google los toma como espacios para separar y los segundos como partes extra de cada palabra, por lo que, tus intentos de posicionar tu sitio pueden ser en vano si usas los bajos.

9. Establece redirecciones moderadas

Puedes establecer redirecciones para llevar a los clientes de una página a otra, lo que puede ayudar a explorar varias páginas y aumentar tu exposición. Es suficiente con una o dos redirecciones, porque de lo contrario generará molestias para el cliente y para Google. Mantener a los visitantes en un bucle de redirección puede no ayudarte a ganar confianza y rankings.

10. Consolida las URL www y no-www

La versión www y la que no es www de tu nombre de dominio, se trata por separado en los resultados de búsqueda. Por lo tanto, se recomienda consolidar los dos estableciendo una redirección del uno a otro.

Espero que los consejos anteriores te beneficien al perfeccionar la estructura de las URL.

A continuación, una infografía de FMEModules que presenta visualmente los mismos puntos:

¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!