¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Un lugar clave para comenzar a potenciar tus ingresos, son tus costumbres diarias. Los hábitos de los ricos y su forma de organización, suelen ser mejor planificados y están basados en resultados. Viven la cotidianidad actuando reflexivamente y en constante aprendizaje.

Podrías pensar que este artículo no tiene que ver contigo.

Sin embargo, debes saber que según un informe de Global Wealth, convertirse en millonario será más común en las próximas décadas.

Así que es muy bueno que te vayas preguntando, ¿Qué puedo hacer para unirme a las filas de los súper ricos? ¿Es posible convertirse en un miembro de los súper ricos?

Aquí te mostraremos 7 hábitos de los ricos y que, al practicarlos, te pueden llevar a conseguir altos ingresos.

Las personas ricas son aprendices activos que valoran demasiado su tiempo como para desperdiciarlo, por lo que siempre se encuentran en acción.

Lee libros, no veas la televisión

Es muy fácil ver una serie de Netflix cuando estás cansado o tienes algo de tiempo libre. Pero al ver un show de TV, no estás detrás de un objetivo. No persigues el éxito.

Por esto, en lugar de pasar tiempo frente al televisor, procura leer más libros. Este es uno de los hábitos de los ricos más básicos. En lugar de usar el smartphone o la tablet para ver tus programas favoritos, descarga un libro.

Para centrarse en la formación y en saber cómo producir riqueza, uno de tus objetivos debe ser leer un número específico de libros por semana, mes y año.

Al ponerte al día con tus personajes de TV favoritos te desvías de tus objetivos.

Buscar citas e ideas de un libro te inspira a tomar acción.

 

hábitos de los ricos

Recibe pago por resultados, no recibas pago por tiempo

El empleado de McDonald’s, que podría ser el mejor limpiador de pisos del planeta, no aporta mucho valor a la marca McDonald’s. Solo el piso se beneficia de su trabajo, mientras que la compañía real no obtiene beneficios financieramente de lo que hace el limpiador de pisos.

Esta persona simplemente está recibiendo su pago en función de su tiempo. Es decir,está cambiando horas por dólares.

Por otro lado, uno de los hábitos de los ricos en cuanto a su tiempo de trabajo consiste en recibir su pago en función de los resultados y no del tiempo invertido. Por ejemplo, pueden pasar un año trabajando en un producto, y al llevarlo al mercado, no pasa nada.

El producto no hace ni un centavo y al mundo no le importa. Un año de tu tiempo, sangre y sudor perdidos.

Todo lo que importa son los resultados. Es por eso que los grandes atletas en el mundo no reciben pagos basados en cuantas horas han practicado, se les paga de acuerdo a su rendimiento.

Se les paga basándose en sus resultados

 

Asume la responsabilidad por tus fallas, no culpes a los demás

Es muy fácil caer en el patrón de culpar a alguien más cuando algo no sale como esperas. Siempre hay algo o alguien a quien culpar convenientemente por las desgracias:  la economía, el gobierno, el jefe, el trabajo, el vecino, los amigos, la familia, la pareja, etc.

hábitos de los ricos

La responsabilidad figura entre los hábitos de los ricos. Asumen lo que hacen y son responsables por ellas.

Si la vida apesta, la culpa recae sobre ellos y se hacen responsables de sus propias acciones.

Al comenzar a asumir la responsabilidad, obtienes el poder de cambiar y de aprender. Desarrollas tu propio poder de hacer algo diferente.

Recuerda que las personas irresponsables culpan a otros.

Hazte cargo de lo que no va bien en tu vida y cámbialo. En el siguiente paso,
enfócate en aumentar tus ingresos.


Céntrate en invertir, no en ahorrar

Este es uno de los consejos que ofrece Robert Kiyosaky en sus libros más vendidos. Muchas personas piensan que colocar su energía en el ahorro es una forma de incrementar su dinero.

De esta manera, escuchan consejos financieros terribles como “No bebas ese café de Starbucks por la mañana, ahorrarás unos pocos dólares cada día”.

La realidad es, y no te va a gustar, que la gente no se hace rica ahorrando unos cuantos dólares aquí y allá. La gente no lucha con sus finanzas debido a un problema de ahorros, lo hacen por un problema de ingresos.

En lugar de centrarte en ahorrar dinero, el foco debe estar puesto en cómo ganar más dinero para poder invertirlo. La sencilla mentalidad del ahorro de dinero en realidad te distrae de poder generar más.

Si realmente quieres convertirte en un millonario, deja de ahorrar e invierte en ti.

Invertir en ti mismo es un paso clave para aumentar tu valor neto , que es lo que verás en el siguiente paso. Mejorándote a ti mismo, también mejorarás tus relaciones.

 

Aprende continuamente, no asumas que lo sabes todo

Has notado que hay personas que son muy serias y actúan como si lo supieran todo, buscan llamar la atención contándole al mundo sus opiniones sobre la política, la sociedad, los deportes y todos los temas bajo el sol.

En su lugar, deben ser humildes y dispuestos a aprender. Los ricos siempre escuchan, hacen preguntas, leen libros y aprenden continuamente.

Por ejemplo, en los videos de High-Ticket Closing de Dan Lok, muchas personas critican la forma en la que realiza los cierres a pesar de no tener experiencia en el tema.

A todos ellos les haremos una pregunta ¿Cuándo fue la última vez que cerraron un trato por 5000 $ o 100.000 $?

Al no tener resultados, tu opinión no importa. Recuerda: tus ingresos solo pueden crecer en la medida en que tú lo hagas. Tu riqueza solo puede crecer tan rápido como tú.

Ahora es momento de revisar las creencias acerca del dinero.

La pobreza es la raíz de todo mal. El dinero NO es la raíz de todo mal

Seguro en algún momento escuchaste el dicho: “el dinero es la raíz de todo mal”.

La verdad es que la raíz de todo mal se encuentra en la falta de dinero. Cuando tengas un momento observa los barrios pobres y piensa en esas áreas.

La delincuencia, las drogas y todo tipo de problemas en los barrios pobres ocurren por la falta de dinero y la lucha por la supervivencia. Esto es lo que causa los problemas reales.

Los bancos no son robados por alguien que se detiene en un Rolls-Royce.

El dinero en sí es neutral, es como una herramienta. Puedes usarlo para el bien, o puedes usarlo para el mal. Todo depende de ti.

Entonces no, el dinero no es la raíz de todo mal, la pobreza lo es.

Conociendo esta verdad, veamos el paso final para comenzar a tomar medidas para obtener un ingreso más alto.

 

Desarrolla una mentalidad de acción, no una mentalidad de lotería

Muchas personas creen que la única forma de hacerse rico es comprar ese billete de lotería ganador.A pesar de que saben que la posibilidad de ganar es prácticamente ninguna, compran la fantasía.

Sueñan con la casa que comprarían y las vacaciones que tomarían si ganaran. Sueñan con cambiar su situación financiera debido a algún factor externo.

Los millonarios, por otro lado, tienen una mentalidad de acción. Parte del éxito del hábitos de los ricos, consiste en hacer que las cosas sucedan. No va a ser por alguna persona o circunstancia externa que se hacen exitosos.

No confían completamente en ningún tercero, y definitivamente no confían en algún boleto de lotería. En cambio, toman medidas y lo hacen todo ellos mismos.

 

Reflexiones finales sobre estos  hábitos de los ricos

El número de millonarios en el mundo está aumentando cada década. Si tu sueño es unirte a ellos, lo primero que debes hacer es cambiar de mentalidad y desarrollar alguno de los hábitos de los ricos.

Comienza leyendo más libros y aprendiendo continuamente. Asume la responsabilidad de tus acciones y céntrate en tomar medidas. Concéntrate en invertir y obtener un ingreso donde se le pague por sus resultados, no por su tiempo.

Lo más importante: no creas el dicho de que el dinero es la raíz de todo mal. El dinero es solo una herramienta para llegar a una meta o destino.  Así que hazte cargo de tu propio destino. No esperes ese boleto de lotería mágico para cambiar tu futuro financiero.

Actúa y comienza a formarte ahora mismo en áreas esenciales. Por ejemplo, en marketing digital. Aquí puedes hacerlo completamente gratis.

¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!