¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

¿Qué es la motivación?

La motivación, es el motivo o la razón que provoca la realización o la omisión de una acción. Se trata de un componente psicológico que orienta, mantiene y determina la conducta de una persona, es la fuerza que nos hace actuar y nos permite seguir adelante incluso en las situaciones difíciles.

Muchos son los ejemplos que podríamos utilizar para expresar este significado de la motivación para emprendedores, uno de ellos podría ser el siguiente: “Fernando encontró en los incentivos económicos que le ofertó su empresa la motivación necesaria para recuperar sus ganas y esfuerzo en el trabajo”.

motivacion para emprendedores

La finalidad de este texto, no es la elaboración de un profundo artículo teórico acerca del concepto de motivación para emprendedores, sino por el contrario; este texto, intenta dar un enfoque práctico que a su vez permita la reflexión sobre este tema, cuya importancia y utilidad radica a nivel personal y laboral.

Motivación propia para emprendedores y crecimiento personal:

Desarrollar nuestra propia motivación es una manera particular de percibir, sentir y pensar acerca de los sucesos que a diario ocurren en nuestra vida. El logro, es un motivo que nos impulsa a obtener lo mejor de nosotros mismos. Cuando estemos desarrollando motivación del logro en otra persona, lo que estamos haciendo es enseñarle a percibir, sentir y pensar de una cierta manera, con la finalidad de que esa persona desate su fuerza interior para el crecimiento personal.

Fuentes de motivación para emprendedores:

Hay muchos lugares para encontrar la motivación que nos permita levantar el ánimo y estar preparados para continuar nuestros sueños y superar los obstáculos que se interpongan, entre estos se pueden destacar los siguientes:

Pasión por tu negocio:

Debes definir cuál es tu pasión y qué es lo que realmente te gusta hacer, enfocar tu vida en función a tus sueños e incorporarlos en tu día a día. Como emprendedores, la pasión es nuestra responsabilidad. Algunos de nosotros conocemos bien qué nos motiva; otros aún no lo descubren. Sólo debes asegurarte de que sea tu pasión y tu propósito.

Cuando sientes pasión por tu negocio nunca vas a sentirte desmotivado, no importa cuántas dificultades debas enfrentar y si debes fracasar 10.000 veces antes de ver consolidar tu empresa.

Tener una visión del futuro de tu negocio:

Mantener una visión y anticiparse a los acontecimientos es una de las fortalezas más reconocidas en un buen emprendedor.

Para lograrlo, te sugiero pensar en los siguientes puntos:

  • ¿Cómo visualizas tu empresa o negocio dentro de 5 años? ¿quieres que sea reconocida a nivel local, provincial, nacional, regional, internacional?
  • La esencia de tu negocio: ¿Bajo qué aspectos o principios vas a ser líder?; ¿la selección de productos?; ¿los precios?; ¿la innovación?
  • El motivo por el que elegirán tu negocio y no otro.

Para alcanzar esta meta a largo plazo, debe haber una estrecha relación entre el presupuesto y la inversión destinada a dichos planes, ya que debes plantear una visión de tu empresa o negocio que se encuentre dentro de tus posibilidades y capacidades.

Tener metas claras:

Una vez realizada y planteada la visión de tu empresa o negocio, debes trazar metas y pasos para alcanzar dicho objetivo. Estas metas deben ser bien definidas, claras y precisas; ya que, si no trazas metas para el futuro de tu negocio, es más fácil caer en la tentación de abandonarlo.

Equipo de trabajo bueno y positivo:

Debes tomar decisiones que te acerquen cada vez más a tus sueños y llevar un estilo de vida de emprendimiento, para esto, debes rodearte de personas comprometidas y apasionadas que aporten a tu negocio y estén completamente entregadas y dispuestas a perseverar igual que tú.

Conocer las historias de otros emprendedores:

Esta es una buena actividad para inspirarnos y tomar ideas exitosas para nuestros futuros proyectos, así como también, aprender de los errores que cometieron estas personas y como lograron salir adelante.

Para alcanzar la motivación de emprendedores es sumamente importante indagar en temas de nuestro propio interés empresarial, es decir, centrar nuestra atención y nuestro enfoque en emprendedores que han tenido éxito en la misma área que nosotros queremos emprender.

Buen hábito de lectura:

Hoy en día existen muchísimos libros tanto físicos como electrónicos donde podemos encontrar la motivación necesaria para emprender, la biografía de Steve Jobs es un excelente libro para motivarnos a lograr nuestros propósitos, metas y sueños como lo pudo hacer el en su empresa aun cuando tuvo tantos tropiezos.

De hecho, aquí puedes encontrar una serie de e-books donde encontraras la inspiración y motivación para hacer y lograr grandes cosas.

Sin embargo, los libros no son la única fuente de lectura. ¿Has pensado alguna vez la calidad de lo que lees en Internet? Actualmente en las redes sociales, existe información nociva para el lector, debido a que proviene de personas negativas que no contribuyen en nada al desarrollo de una persona que quiere motivarse para emprender; por lo tanto, debes ser precavido y saber elegir qué tipo de contenido quieres encontrar en tus redes sociales y la calidad del mismo, para así poder llenarte de buena información en relación al tema que te interesa y motivarte para emprender un nuevo proyecto.

Puedes suscribirte a páginas web como esta donde encontraras una gran variedad de artículos relacionados con marketing, comercio, negocios, liderazgo, entre otros temas que contribuyan positivamente en tu desarrollo y crecimiento personal.

Si te interesa, puedes acceder aquí donde te brindamos las herramientas necesarias para crear una nueva empresa paso a paso.

Sé consciente de que estas colaborando con tu país:

No hay mejor manera de despertar, que pensando que estás haciendo algo por mejorar la ciudad y el país donde vives, pensar que estás haciendo algo grande y que tu aporte puede construir un país y un mundo mejor es una gran fuente de motivación para emprendedores.

Crear empleo, generar oportunidades, inspirar a otras personas, entre otras cosas, hacen que tu labor como emprendedor vaya más allá de lo que piensas, así que, cuando te sientas desmotivado intenta pensar y tener presente que estas contribuyendo con una ciudad mejor, un país mejor, y, por ende, un mundo mejor… verás que con compromiso y responsabilidad alcanzarás grandes cosas.

Cuando todo parezca ir en contra tuyo, recuerda que el avión despega con el viento en contra.” – Henry Ford.

Consejos de motivación para emprendedores:

  • Si no persigues tus sueños, no alcanzarás el éxito:

Aquel que no arriesga nada en la vida, fracasa, por esto, debes arriesgarte a cumplir tus metas y sueños, y aunque no lo logres, debes sentirte exitoso y orgulloso de ti mismo, porque lo has intentado.

  • El dinero no lo es todo en la vida:

La salud y la familia es y siempre será más importante que el dinero, los negocios, las empresas, el dinero obtenido a través de las mismas, puede perderse. Sin embargo, pasar la mayor parte de tu vida enfocado solamente en el trabajo descuidando a tu familia no es vida. En vista de esto, tu única prioridad debe ser su familia y tu salud antes que todo lo demás.

  • Todos tus problemas tienen solución, por más grande que estos sean:

Actualmente en todas las empresas o negocios existen diariamente problemas, bien sea problemas con los clientes, proveedores, ventas, precios, dinero, etc. No te agobies, todo tiene solución; solo con la motivación necesaria, perseverancia y una mente clara será posible resolver todos tus problemas.

  • Haz algo que te apasione:

Dedícate a trabajar en algo que te guste, que te apasione, aun cuando tengas que empezar desde cero y falles una y otra vez, ponle todo tu empeño, sigue tus sueños y vive la experiencia. Aproximadamente el 95% de las personas trabajan todos los días en algo que no les gusta ni les apasiona, en muchos casos empiezan a obtener malos resultados simplemente porque no se sienten felices o cómodos en lo que hacen diariamente y nunca encuentran la motivación necesaria para emprender.

Realmente esto es muy importante, en cierta parte la sociedad nos ha obligado a seguir un modelo de vida donde te gradúas de bachiller, luego obtienes un título universitario y rápidamente quieres empezar a trabajar donde sea y como sea, solamente pensando en cómo mantener tu casa, tu familia, tus deudas, todo lo que la vida cotidiana exige día a día durante muchos años.

Si este es tu caso, te invitamos a rebuscar dentro de ti mismo ¿qué te apasiona? ¿por qué haces lo que haces? ¿qué te motiva día a día a trabajar? y, si definitivamente NO TE APASIONA, eso a lo que estas dedicando gran parte de tu vida y esfuerzo, reinvéntate, piensa en eso que siempre has soñado, visualiza tus proyectos y metas como algo palpable, algo REAL y emprende en ello, nunca es tarde, aún estás a tiempo.

  • Cree en tu capacidad, cree en ti mismo:

Muchas veces ciertos factores en nuestra mente nos limitan a alcanzar lo que tanto deseamos; los prejuicios, las dudas, el ¿qué dirán?, los comentarios negativos, las oportunidades perdidas, la falta de dinero, entre muchos más que pueden hacernos pensar que no podemos lograr lo que nos proponemos… ¡ESTO ES UNA GRAN MENTIRA! Debes creer siempre en ti mismo, en tus habilidades, tu ingenio, capacidad, inteligencia, autoconfianza, y dejar a un lado eso en tu mente que te impide avanzar. Debes proponerte firmemente confiar en tu potencial y capacidad para lograr todas tus metas.

Consejos de motivación para emprendedores que salen a vender:

  • Concéntrate únicamente en aquello que puedas controlar:

Muchos comerciantes se obsesionan por los resultados y por los objetivos, por lo tanto, el vendedor debe enfocar su atención en aquellos parámetros que pueda controlar, por ejemplo, monitorear que todas las etapas de la venta se realicen correctamente y no obsesionarse tanto con la venta final.

  •  Olvídate de que “el mundo es justo”:

Hay que ser realistas, y pensar que muchas veces un comerciante puede realizar excelentemente su trabajo, pero al final las cosas no resultan como se esperaban. Muchas veces, pensamos que, porque hacemos todo bien, los resultados serán tan buenos como nuestro trabajo, incluso mejores, y esto es una gran mentira.

En el mundo de los negocios, cualquier cosa puede pasar, un día puede irte bien, otro un poco mejor, otro día mal, otras semanas excelentes y al mes siguiente pésimo. Sin embargo, no debemos caer en la negatividad y abandonar nuestro proyecto, siempre debemos confiar y cada día intentar hacerlo mejor teniendo presente que, aunque no siempre obtengamos el éxito, vamos a salir adelante.

  • Actitud de servicio:

Siempre debemos brindar un buen servicio, trabajar para cubrir las necesidades de la persona que solicita nuestro producto, evitando los malos tratos o reclamos por parte del cliente y que, de por si, esto sea algo motivante.

  • Huye de los pensamientos negativos:

Para huir de nuestros pensamientos negativos y evitar que estos influyan en nuestro desarrollo, es crucial practicar el control de nuestra mente, cuando las cosas no salen como esperamos, es común que nos terminemos obsesionando, sintiéndonos mal o culpables, acabando así en un círculo vicioso de pensamientos negativos contra nosotros mismos. En vista del efecto que tienen estos pensamientos en nuestro comportamiento a la hora de emprender algún nuevo proyecto, debemos controlar nuestra mente para que la negatividad no nos domine.

  • El que siembra recoge:

Analiza estadísticamente tus ventas, si últimamente has tenido días bastante duros dedícate a pensar que obtendrás el resultado de tu esfuerzo. En muchos casos, de X cantidad de visitas o llamadas pocas se convierten en ventas, por esto, es esencial pensar y tener presente que los “no” también forman parte del proceso natural de las ventas.

Para finalizar, podemos concluir que la motivación para emprendedores depende de varios factores, como conocer exactamente la zona donde nos desenvolvemos y los recursos con los que contamos, analizar nuestro entorno para sacar provecho de las posibles oportunidades que puedan presentarse, así como también, el conocernos a nosotros mismos, lo cual es de gran importancia para detectar nuestras fortalezas, debilidades, separando aquello que nos puede llevar al éxito de lo que puede alejarnos del mismo.

Cuando tomamos las cosas con madurez, aceptamos el pasado sin verlo como una excusa de los problemas que afrontamos en el presente día tras día, en vista de esto, es mejor tener una visión hacia el futuro de lo que queremos aceptando con sinceridad lo malo de nosotros para mejorar.

Ser LÍDER, es esencial para un emprendedor, para ello debes ser creativo, brindar nuevas ideas, teniendo iniciativa y la motivación necesaria para emprender un nuevo negocio, siendo perseverante, generando empleos e ingresos al país donde vives, así como también, lograr la meta de tener tu propia empresa.

Ser productivo y hacer crecer nuestra empresa o negocio definitivamente es la mayor fuente de motivación para emprendedores, nos conlleva a una autosatisfacción por cumplir nuestros propósitos, metas y sueños, tomando en cuenta todo lo mencionado anteriormente para ponerlo en práctica y que esto nos impulse a emprender.

Para mayor información acerca de liderazgo empresarial, puedes entrar a este enlace donde te brindamos las claves y estrategias necesarias para alcanzar el éxito.