¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

En este artículo, hablaremos sobre los diferentes tipos de franquicias y cómo puedes aprovecharlos.

La franquicia es una forma para que las compañías se expandan y lleven sus productos y servicios a los consumidores sin que la compañía sea propietaria y opere sus ubicaciones directamente.

Hay tres tipos básicos de franquicias:

  • Franquicias tradicionales o de distribución de productos.
  • Las franquicias en formato comercial
  • Franquicias sociales

Existen muchos tipos de franquicias en la actualidad, en una gama cada vez mayor de industrias. Se estima que más de  120 industrias diferentes  usan franquicias.

La oferta de restaurantes y alimentos sigue ocupando la mayor parte, pero hoy las franquicias incluso se han desarrollado en los mercados de servicios médicos y de atención médica a domicilio.

Desde una perspectiva legal, una franquicia consiste básicamente en un tipo definido de licencia otorgada por un dueño de negocio a otro. Sin embargo, en esencia, la franquicia se trata realmente de la relación que el franquiciador tiene con sus franquiciados.

El franquiciante licencia su nombre comercial y sus métodos operativos, es decir, su sistema de hacer negocios, a un franquiciado, y el acuerda hacer negocios siguiendo los términos de la licencia.

Cuando se trata de iniciar un negocio, muchas personas optan por poseer una franquicia  basada en la creencia de que el éxito está garantizado. Desafortunadamente, esto no siempre es cierto.

Por lo tanto, es importante tener conocimiento sobre los diferentes tipos de franquicias antes de ser propietario de una. Así, logras garantizar que estés tomando la mejor decisión.

¿Qué es una franquicia?

que-es-una-franquicia

Para entender que es una franquicia, es necesario saber que consiste en un negocio que es propiedad de una persona (franquiciado) que se encarga de operarlo. Sin embargo, este es supervisado por una empresa más grande (el franquiciador).

La mayoría de las tiendas y restaurantes que vemos a diario forman parte de una franquicia: Subway, UPS, Pizza Hut, las distintas cadenas de hoteles y miles más.

Al comprar los derechos sobre una franquicia, en realidad estás adquiriendo un permiso para usar un modelo y sistema comercial propiedad de otra persona. Este por lo general viene con los precios que ellos han establecido, proveen los productos y técnicas de marketing efectivas.

También adquieres permiso para utilizar todo sobre esa marca: Puedes usar como quieras y donde quieras elementos de la compañía, incluidos logos, frases conocidas y señalización. Lo que sea que ayude a identificar esa marca.

¿Cual es el papel de un franquiciador?

En una franquicia, el dueño de la misma o el franquiciador es responsable de proveer diferentes tipos de apoyo comercial. Puede o no tener cierto control sobre las operaciones, pero solo busca proteger su reputación y garantizar que el franquiciado se mantenga dentro de las reglas de su marca.

Por tener estos beneficios, por lo general el franquiciado debe pagar una tarifa inicial única y una tarifa de regalías continua, que cubre los gastos para usar el nombre de la marca y los métodos para operar el negocio.

El franquiciador desempeña poco o ningún papel en la gestión diaria del negocio del franquiciado porque este es un operador independiente, no un empleador conjunto.

Es por esto, que si bien el franquiciador puede ofrecer su conocimiento, el franquiciado tiene libertad de elegir su personal, pagarles, capacitar y disciplinarlos sin que el primero se vea involucrado.

Hay aspectos como los uniformes y los procesos de preparación de alimentos que son parte de la marca. Pero, el salario y la cantidad de horas trabajadas por el personal es responsabilidad del franquiciado.

Hacer crecer un negocio a través de franquicias

La franquicia es un sistema metódico para expandir un negocio y distribuir bienes y servicios a través de múltiples puntos de venta. Su éxito está basado en función de la relación entre el propietario de la marca y el operador local, formando equipo para expandirse con habilidad.

Es una relación contractual y, aunque tanto el franquiciador como los franquiciados comparten una marca común, cada uno está en un negocio diferente en un sentido legal y práctico.

El franquiciador trabaja para agregar franquicias adicionales y respaldar a sus franquiciados existentes, mientras que cada uno acuerda administrar y operar su negocio según los términos de los acuerdos.

La definición legal

tipos-de-franquicias-2

Si bien en cada uno de los tipos de franquicias existen licencias, no todas las licencias son franquicias según la ley. En los Estados Unidos, una licencia se convierte en una franquicia cuando se producen tres elementos específicos:

  • El negocio del franquiciado está sustancialmente asociado con la marca registrada del franquiciador;
  • El franquiciado paga una tarifa inicial y / o continua por el derecho de ingresar y permanecer en el negocio; y
  • El franquiciador ejerce control o brinda asistencia al franquiciado.

Como propietario de un negocio, puedes preguntarte si tiene sentido convertir una franquicia tu negocio. Los abogados o consultores experimentados y competentes pueden ayudarte a analizar las necesidades de tu negocio y determinar cuál de los tipos de franquicias que podrían encajar.

¿Cuáles son los tipos de franquicias?

1.      Tipos de franquicias: Las tradicionales

Las industrias en las que con mayor frecuencia se encuentran las franquicias tradicionales incluyen refrescos, automóviles y camiones, casas móviles, accesorios para automóviles y gasolina.

El franquiciado suele vender productos fabricados por el franquiciador. Algunos ejemplos incluyen Coca-Cola, Ford Motor Company y John Deere.

Aunque las franquicias tradicionales se parecen mucho a las relaciones entre proveedores y distribuidores, la diferencia está en el grado de la relación.

En una franquicia tradicional, el franquiciado puede manejar los productos del franquiciador de forma exclusiva o semi-exclusiva, mientras que el proveedor-distribuidor puede manejar varios productos, incluso los de la competencia.

Por ejemplo, los colchones Tempur-Pedic pueden ser ofrecidos por una red nacional de distribuidores que también ofrece otras marcas de ropa de cama en sus tiendas minoristas.

En estos tipos de franquicias se está estrechamente asociado con la marca del franquiciador y, en general, recibe más servicios que un distribuidor de su proveedor.

Con frecuencia, el franquiciado proporciona alguna preparación previa antes de que se venda un producto (como con Coca-Cola, donde el franquiciado fabrica y embotella el refresco) o algún servicio postventa adicional (Como se ve en un concesionario Ford con sus programas de mantenimiento periódico).

En una franquicia tradicional de distribución de productos, el franquiciante licencia su marca registrada y logotipo a sus franquiciados, pero generalmente no proporciona a los franquiciados un sistema completo para administrar sus negocios.

Medida en ventas totales, la franquicia tradicional es más grande que la franquicia en formato comercial.

2.      Franquicia en formato comercial

franquicia-comercial

En estos tipos de franquicias el franquiciado obtiene un sistema completo para entregar el producto o servicio de un franquiciador.

La principal diferencia entre una franquicia tradicional y una en formato comercial es que los franquiciados en formato comercial operan sus negocios en base a un sistema comercial prescrito en gran medida por el franquiciador.

El rol del franquiciador es definir el sistema comercial y establecer los estándares de la marca, mientras que el rol del franquiciado es administrar su negocio de forma independiente en el día a día para lograr esos estándares de la marca.

McDonald’s no otorga franquicias de hamburguesas, y Domino’s no otorga franquicias de pizza. Lo que proporcionan es un sistema de entrega de sus productos y servicios de marca.

Aunque la franquicia tradicional es más grande que la franquicia en formato comercial, debido a que el tamaño de las transacciones individuales es mayor, más del 80 por ciento de todas las ubicaciones de franquicias en los Estados Unidos son del tipo de formato comercial.

Los manuales confidenciales de operación y procedimientos (las guías prácticas de cada gran franquicia) brindan al franquiciado la información que necesitarán para establecer, operar y administrar sus negocios.

El objetivo de los distintos tipos de franquicias es que los clientes obtengan la misma experiencia de marca cada vez que compran en una de las ubicaciones, y el manual es una de las herramientas para lograr ese importante objetivo.

Es importante tener en cuenta que quien contrata a un franquiciado, cuánto le pagan, qué beneficios reciben, qué horas trabajan y cómo son promovidos y disciplinados son responsabilidad exclusiva del franquiciado.

Debido a que los recursos humanos son responsabilidad única y exclusiva del franquiciado, los franquiciadores generalmente no se consideran empleadores conjuntos y no son responsables de las acciones de los demás.

3.      Franquicias sociales

La franquicia social es la forma más nueva de franquicia. En estos tipos de franquicias la prioridad es la aplicación de técnicas y métodos en formato comercial para la entrega de productos y servicios para abordar las necesidades de las personas que viven en la base de la pirámide económica (BOP).

El término BOP se refiere a los aproximadamente tres mil millones de personas en el mundo que viven con menos de $ 2.50 por día.

Los sistemas de franquicias sociales generalmente se centran en la falta de acceso a necesidades básicas como agua potable, suministro adecuado de alimentos, medicamentos auténticos, atención médica de calidad, educación, saneamiento y energía.

Estos productos y servicios han sido históricamente entregados principalmente por gobiernos, iglesias y ONG con resultados mixtos.

Las franquicias sociales rompen el ciclo de la pobreza al ayudar a los empresarios locales a desarrollar y expandir negocios que resuelven las necesidades sociales al mismo tiempo que generan ganancias para los dueños y crean empleos en las comunidades a las que sirven.

Las ONGs brindan un servicio beneficioso e importante para llevar productos y servicios críticos a los pobres. Pero los métodos tradicionales utilizados para proporcionar este tipo de apoyo son menos sostenibles que los que se encuentran en las franquicias sociales.

Los métodos tradicionales generalmente carecen del nivel de estándares de marca que se encuentran en las franquicias, y las ONG generalmente no enfocan sus recursos en la capacitación y el apoyo a los operadores locales como lo hacen los franquiciadores sociales.

El modelo de franquicia social está emergiendo como una herramienta poderosa para la comunidad internacional debido a su potencial para escalar (expandirse).

Todos los elementos que se encuentran en las franquicias comerciales, incluidos los acuerdos, los manuales, la capacitación, la sede y el soporte de campo, las cadenas de suministro consistentes, los estándares de la marca y la aplicación, también se encuentran en estos tipos de franquicias

4.      Franquicias de gestión

Esta franquicia se centra en el franquiciado que administra la franquicia. El gerente realmente no necesita tomar parte en el funcionamiento diario del negocio.

Estos tipos de franquicias serían ideal para alguien con experiencia administrativa previa, ya que permite a las personas con habilidades transferibles realmente tomar posesión de un negocio y llevarlo al éxito.

Las habilidades relacionadas con los negocios, como tener un don emprendedor, preferiblemente por experiencia, solo te ayudarán en el camino hacia el éxito.

También se te solicitará que pagues tarifas por la capacidad de usar las marcas registradas de una franquicia, y tu enfoque está en el desarrollo comercial, supervisar el negocio y administrar el equipo.

La franquicia de gestión es ideal para las franquicias de reventa, que son franquicias que se compran a un franquiciado existente, ya que todas las tareas y actividades operativas del día a día están en su lugar, incluido el personal existente.

Puede parecer que no necesitas hacer cambios y es fácil ejecutar una franquicia existente, sin embargo, hay ciertas cosas que debes considerar.

Si tu franquicia no ha funcionado, es posible que tengas que implementar cambios serios en el personal o en las operaciones diarias.

Ventajas y desventajas de los tipos de franquicias

ventajas-de-los-tipos-de-franquicias

1.      Ventajas de ser propietario de una franquicia

Ser propietario de una franquicia tiene varias ventajas, tales como:

  • Baja tasa de fracaso: Cuando compras una franquicia, estás comprando un concepto establecido que ha tenido éxito. Las estadísticas muestran que las franquicias tienen muchas más posibilidades de éxito que las empresas de creación independientes.
  • Asistencia comercial: Los propietarios de los tipos de franquicias reciben asistencia valiosa durante toda la vida de tu negocio. Cuando compras una franquicia, recibe todo el equipo, suministros e instrucciones necesarios para comenzar tu negocio. En muchos casos, recibe capacitación continua y ayuda con la gestión y el marketing.
  • Poder de compra: Tu franquicia se beneficiará del poder de compra colectiva de la empresa matriz, que transfiere los ahorros a los franquiciados. Por lo tanto, el inventario y los suministros cuestan menos para una franquicia que para una empresa independiente.
  • Poder de las estrellas: Muchas franquicias conocidas tienen reconocimiento de marca nacional. Ser propietario de una franquicia es similar a  comprar un negocio con clientes fieles integrados.
  • Beneficios: Un negocio de franquicias puede ser inmensamente rentable. Como se esperaba, las franquicias más probadas y populares, como McDonald’s y Tim Horton’s, tienden a tener costos de franquicia mucho más altos, pero es más probable que generen altos retornos de inversión (ROI).

2.      Desventajas de los distintos tipos de franquicias

Las desventajas de ser propietario de una franquicia son:

  • Reglas y guías: La principal desventaja de comprar una franquicia es que debes cumplir con las reglas y pautas del franquiciador. Algunos franquiciadores ejercen un grado de control que, como propietario de un negocio supuestamente independiente, pueden parecer abusivas. Dependiendo del acuerdo de franquicia, el franquiciador puede dictar ciertos términos, como la ubicación del negocio; horas de operación; precio del producto; señalización, diseño y mobiliario; uso de productos suministrados por el franquiciador; y condiciones de reventa de franquicias.
  • Gastos corrientes: Además de la tarifa de franquicia original, un porcentaje de regalías de los ingresos comerciales de tu franquicia deberá pagarse al franquiciador cada mes. El franquiciador también puede cobrar tarifas adicionales por los servicios prestados, como el costo de la publicidad.
  • Apoyo continuo: No todos los franquiciadores ofrecen el mismo grado de asistencia durante toda la vida de tu negocio. Algunas son únicamente operaciones de inicio y todo después del comienzo depende de ti. Otros hacen promesas de capacitación y apoyo continuos que nunca ocurren.
  • Costo: Comprar en una franquicia conocida es costoso. Si esta es tu elección, deberás proporcionar una gran cantidad de dinero por adelantado o coordinar la financiación necesaria.
  •  La compra de una franquicia poco conocida y quizás barata puede traer riesgos. El hecho de que una empresa ofrezca franquicias no garantiza que esta tendrá éxito. Si bien algunos tipos de franquicias pueden funcionar bien, es posible que nunca alcancen el nivel deseado de rentabilidad del propietario. Además, en algunos casos, la venta de franquicias es asunto del franquiciador, independientemente de si tienen éxito.

Cómo determinar qué tipos de franquicias debes investigar

tipos-de-franquicias-a-investigar

Puede ser bastante difícil elegir una franquicia. Una razón es que hay más de 3.000 conceptos diferentes disponibles. ¿Cómo eliges solo uno? Aquí hay tres consejos:

1.      Averigua en qué eres bueno

Realmente se trata de crear la combinación adecuada para tus habilidades. Aquí hay algo que puedes hacer y que te dará una ventaja en tu búsqueda: haz una lista de tus mejores habilidades. Escribe todo en lo que eres realmente bueno..

Tal vez no eres una persona extrovertida; tal vez eres mejor detrás de escena. ¿Eres una persona de operaciones? Escríbelo.

En lo que sea que seas bueno o conocido, escríbelo. Una forma de hacer esto es realizar un análisis DAFO en ti mismo.

Un análisis FODA es solo una matriz simple que facilita el examen de tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (o las de los tipos de franquicias).

2.      Combina tus mejores habilidades con las oportunidades de franquicia

Esto es más fácil de lo que parece. Todo lo que tiene que hacer es mantener la lista que acabas de crear mientras buscas algunas franquicias para comenzar.

Comienza tu búsqueda en línea, los portales de franquicias son el mejor lugar para comenzar.

Para encontrar algunos de ellos, usa tu motor de búsqueda favorito y escribe “oportunidades de franquicia” o “franquicias en venta”.

A continuación, elige algunas oportunidades específicas que te atraigan. Mira cada uno de ellas y ve si podría usar tus habilidades, las que escribiste en estas franquicias.

Te daré un ejemplo:

Supongamos que estás interesado en una franquicia de limpieza comercial.

Lees la información proporcionada por el franquiciador, y una cosa que te gusta de la limpieza comercial es que es B2B (business-to-business). Como franquiciado, no estarías tratando con consumidores, estaría tratando con otros dueños de negocios y / o sus gerentes.

Verificas la lista de habilidades que creaste, y se relaciona con una franquicia de limpieza comercial. Tus habilidades más fuertes incluyen ventas y administración, y de la información proporcionada hasta ahora, parece que tu rol como franquiciado estaría muy orientado a las ventas.

Todo lo que tienes que hacer es completar el formulario “Solicitar más información” que se puede encontrar en casi todos los portales de franquicias y esperar a que el representante se comunique contigo.

3.      Mira las tendencias

Debes convertirte en un observador de tendencias de los diferentes tipos de franquicias. Es necesario que vigiles las tendencias comerciales y de los consumidores para que te mantengas por delante del juego.

La naturaleza humana se siente atraída por lo que está de moda y lo que es popular. No sugerimos que evites las oportunidades que son populares, sino que elijas una franquicia que no tenga el potencial de esfumarse rápidamente.

Debes averiguar en qué gastan su dinero los consumidores. También debes tener información por lo que no están dispuestos a pagar.

Si decides comprar una franquicia que está en B2B, como limpieza comercial o capacitación y entrenamiento corporativo, debes averiguar qué están discutiendo los líderes empresariales. ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Tienen el presupuesto para lo que estás pensando ofrecer?

Si deseas mantenerte al día con las tendencias que te afectarán como franquiciado, comienza a buscar sitios web y blogs de negocios que escriban con frecuencia sobre las tendencias.

Conoce los pasos para comprar una franquicia

pasos-para-adquirir-una-franquicia

El proceso de compra de una franquicia es complejo y debe llevarse a cabo con mucho cuidado. Hay muchos factores a considerar y muchos pasos a seguir durante el proceso.

Los siguientes 5 pasos te ayudarán a comprender mejor la compra de los distintos tipos de franquicias.

1.      Elegir la franquicia correcta

Este es, con mucho, el paso más crucial del proceso de compra de franquicias.

Decidir qué cual de los distintos tipos de franquicias debes comprar es un desafío, ya que hay miles para elegir.

Debes elegir una franquicia que te interese o una industria en la que tengas experiencia previa. Y elige una franquicia que sea financieramente adecuada para ti.

Recuerda, esta será una experiencia que cambiará tu vida, así que asegúrate de tomar la decisión correcta. Busca las señales de advertencia que indican que una oportunidad de franquicia en particular puede no valer la pena.

2.      Decidir qué franquicia puedes pagar

A medida que investigas oportunidades de franquicias, haz muchas preguntas y descubre exactamente cuál será la inversión general.

Si un franquiciador anuncia “Inversión inicial de $ 50,000”, esto no significa que esa cantidad es todo lo que debes invertir. Estos $ 50,000 probablemente representarán tu pago inicial y posiblemente una parte de la tarifa de franquicia.

Pero hay muchos otros costos involucrados, incluyendo honorarios legales, costos de construcción, suministros y capital de trabajo. Obtén una lista general de los elementos que conforman la inversión total y asegúrate de que sea algo con lo que te sientas cómodo.

3.      Investiga la franquicia seleccionada

Después de que hayas decidido una franquicia que se ajuste a tu estilo de vida y presupuesto, el siguiente paso es investigar la empresa.

Cuando compras una franquicia, no solo está comprando un sistema, sino que también representa el comienzo de una relación (con suerte) duradera y gratificante.

Es necesario que te asegures de que sea la relación correcta. Tómate su tiempo e investiga a fondo la empresa. Reúnete con todos los altos ejecutivos  y localiza las franquicias existentes.

Haz toda la diligencia debida necesaria antes de empezar.

4.       Trabaja con un abogado de franquicia calificado

Cualquier persona que esté considerando comprar una franquicia debe consultar con un abogado de franquicias: la ley de franquicias es altamente especializada y el abogado comercial general promedio no será suficiente.

Un asesor legal calificado te ayudará a asegurarte de que comprendes exactamente lo que se espera tanto de ti como del franquiciador.

5.      Prepara tu plan de negocios

Crear un plan de negocios no solo te ayudará a recibir financiamiento para tu franquicia, sino que también se convertirá en tu guía para el éxito.

Otra razón para crear un plan de negocios al comprar una franquicia es establecer tus propios objetivos personales a partir de la inversión. Cualquier inversión que realices debe estar bien investigada, bien pensada y seguir una determinada estructura.

La creación de un plan de negocios te mantendrá en el camino correcto y ayudará a enfocarte en lograr tus objetivos.