¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

 

“El talento gana partidos, pero la inteligencia
y el trabajo en equipo ganan campeonatos”.
Michael Jordan

 

Actualmente, encontramos muchas tendencias y ejemplos de trabajo en equipo. Hay quienes hablan de los grupos T o de entrenamiento, de los equipos de alto rendimiento, de los grupos focales, de los grupos autodirigidos, de la planificación estratégica con base en equipos, etc.

En este artículo, veremos algunos de estos ejemplos, poniendo particular importancia a los ejemplos de trabajo en equipo de alto rendimiento.

 

Ejemplos de trabajo en equipo

 

Índice:

  1. Introducción.
  2. ¿Qué es un equipo de alto rendimiento o EAR?
  3. Ejemplo de Trabajo en Equipo:  La fórmula Google.
  4. Ejemplo de Trabajo en Equipo: Cirque du Soleil (Circo del Sol).
  5. Ejemplo de Trabajo en Equipo: Los Detroit Pistons.
  6. ¿Cómo hacer de tu organización un ejemplo de trabajo en equipo?

 

I. Introducción

El ser humano es un ser social. No individual. Dependemos de nuestra relación con otros para existir, para criarnos, formarnos, trabajar, producir y lograr nuestras metas. A lo largo de la historia, está demostrado que gran parte de los avances civilizatorios se dieron por el trabajo en equipo.

Como ejemplos, tenemos desde grandes obras arquitectónicas hasta grandes avances de la humanidad como la llegada del ser humano a la luna, la conquista del espacio, la invención de la electricidad, de diversas vacunas, las pirámides de las civilizaciones incas, mayas, egipcias, el Coloso de Rodas, la Muralla China, aeropuertos, puentes, el sistema de transporte a escala mundial, etc.

En este sentido, cada vez cobra más importancia relacionarnos con gente que sume, que sea talentosa y con la que podamos entrar en sinergia para potenciar lo mejor de nosotros. Si bien, sabemos que no siempre es posible trabajar en conjunto, hay ejemplos extraordinarios de trabajos en equipo que mejoran nuestro rendimiento y productividad.

 

II. ¿Qué es un equipo de alto rendimiento y productividad (EAR)?

Un equipo de alto rendimiento (EAR) es un grupo de personas con unos roles específicos, complementarios y multifuncionales que cooperan juntos, con gran compromiso e identificación, en la consecución de un objetivo común del cual son responsables y por cuya consecución cuentan con los recursos y la autonomía suficientes.

Fue en el año 2000, cuando Harold J. Leavitt, Jean Lipman-Blumen publicaron el libro “Hot Groups” que introdujo un concepto ya existente, que valía la pena poner de relevancia. A  partir de eso, se denotaron algunas de las características de un equipo de alto rendimiento, las cuales precisaremos a continuación:

Las diferencias entre un equipo de alto rendimiento y un equipo o grupo de trabajo convencional son:

  • El equipo de alto rendimiento (EAR) es autodirigido y posee gran autonomía, es decir, tiene un amplio margen para establecer sus líneas de actuación y autonomía para ejecutarlas.
  • El EAR se rige por la confianza y la corresponsabilidad entre sus miembros.
  • Es multifuncional: supera la clásica división departamental e integra a personas de áreas y conocimientos diversos.
  • Los miembros del EAR tienen una gran identificación y compromiso con el objetivo perseguido.
  • El EAR presenta una claridad de roles.
  • El EAR está organizado en torno a procesos, es decir, cadenas de actividades que tienen un principio y un final identificables en un marco temporal.
  • La información circula sin obstáculos dentro del EAR, con el fin de que todos conozcan el estado del equipo y los avances en la consecución de objetivos.
  • El EAR revisa su cumplimiento y determina la calidad de su rendimiento colectivo en un marco de mejora continua.
  • El EAR asume colectivamente tanto los éxitos como los fracasos sin buscar culpables, y cuenta con la capacidad de identificar lo que ha fallado y de autocorregirse con flexibilidad.

Sin embargo, ser un EAR no es privilegio, ya que no depende de circunstancias eventuales sino del líder, de su estilo de liderazgo, y también de la actitud del conjunto de los miembros del equipo. Usualmente, el talento de las personas integrantes, es el que convierte el trabajo en excelente. Igualmente, la actitud y el compromiso de cada uno de los miembros de los equipos de alto desempeño, marcan la diferencia.

Los líderes de estos equipos no son autoritarios y suelen tener en cuenta las capacidades y necesidades de las otras personas. Por otra parte, los miembros de estos equipos están muy satisfechos y motivados, pero a la vez reciben una comunicación actualizada sobre el estado de las tareas y los proyectos.

 

III. Ejemplos de trabajo en equipo: la Fórmula de Google 

 

Ejemplos de trabajo en equipo Google

 

Google, la empresa fundada por Larry Page y Serguéi Brin es, para muchos, sinónimo de eficiencia y productividad, y atribuyen este éxito a alguna característica particular de la compañía. Es uno de los ejemplos clásicos de trabajo en equipo de alta productividad.

Esta empresa, necesitó dos años de investigación para estudiar las dinámicas de trabajo de más de 180 equipos; se entrevistó a más de 200 empleados y se estudió particularmente más de 250 competencias de cada uno de los grupos de trabajo.

Los resultados de este análisis fueron sistematizados en el “Proyecto Aristóteles”. Este es un estudio publicado por Google cuya idea inicial era identificar la combinación ideal de trabajadores y habilidades para potenciar el rendimiento de los equipos de trabajo.

Sin embargo, una vez comenzado el estudio, los primeros resultados obtenidos cambiaron el foco de la investigación: el secreto para la productividad en grupo estaba en la interacción entre las partes del equipo y no en los elementos que lo forman.

5 Claves de Google para tener el “equipo de trabajo perfecto”: 

  • Seguridad psicológica de sus integrantes (ausencia de miedo de los integrantes, capacidad para arriesgarse, compartir y defender sus ideas con respeto: Es importante que los miembros del equipo no sientan vergüenza, ni se autocensuren frente al resto.
  • Confianza en si mismo y en las habilidades competitivas de sus compañeros: Todos los miembros del equipo saben que el trabajo estará realizado en tiempo y forma.
  • Estructura y calidad: Cada integrante del equipo está al tanto de cuáles son sus funciones dentro del equipo.
  • Relevancia del trabajo: Cada actividad a realizar tiene una importancia personal y profesional para cada uno de los integrantes del equipo.
  • Impacto: Todos los trabajos realizados tienen una trascendencia dentro de la compañía. No basta solo con cumplir con su asignación en el tiempo establecido, sino que cada uno de los miembros del equipo deben ser conscientes del impacto, consecuencias y cambios que tendrá cada una de sus responsabilidades.

 

IV. Ejemplos de trabajo en equipo: Cirque du Soleil o Circo del Sol 

 

Ejemplos de trabajo en equipo Circo del Sol

 

Los espectáculos del Circo del Sol han sido vistos por más de 90 millones de personas en todo el mundo. Para tener este volumen de espectadores y éxito se requiere de una organización profesional de altísima calidad. Por eso, es uno de los ejemplos de equipo de trabajo de alto rendimiento. Tal y como puede apreciarse en su página web, hay, al menos, cuatro claves que pueden garantizar el éxito de la compañía:

  1. Se debe saber que una sola persona no forma un circo. El circo es Interdependiente. Cada componente es clave.
  2. Se trabaja la comunicación, la escucha y la coordinación, entendiendo cómo encaja cada pieza o cada nota dentro la sinfonía que entre todos construyen.
  3. Es importante experimentar la importancia del equipo a la  hora de trabajar fuera de la zona de confort.
  4. Responsabilidad: la responsabilidad primordial de todos y cada uno de los miembros del equipo.
  5. Respeto a los tiempos y talentos de todo el equipo

 

V. Ejemplos de trabajo en equipo: Los Detroit Pistons

 

Ejemplos de trabajo en equipo Detroit Pistons

Este equipo de Basquetball se alzó con los títulos de Campeones del Mundo de la NBA en 1989 y 1990. Es uno de los ejemplos de trabajo en equipo que han sido estudiados, debido al alto rendimiento que alcanzó entre los años 80 y 90. Básicamente, los hallazgos de comportamiento colectivo fueron los siguientes:

  1. Se comportan como una familia. Los Detroit Pistons, junto a su entrenador, se comportaban como una familia. Cuando la tensión alcanzaba niveles altos, se protegían entre ellos como si fueran hermanos. Nadie se quedaba solo en la pelea, eran solidarios en las ayudas en el juego, y se movían y tenían signos como algunas familias o pandillas callejeras que se autodenominan “la familia”. El cariño, el apoyo en los malos momentos y el ir a la lucha unidos, eran algunas de las características que este grupo llegó a alcanzar.
  2. Se construyen con el tiempo. Los equipos de más alto nivel necesitan un engranaje, un conocimiento, un afecto entre ellos, una forma de entenderse y un cariño que les hace tener un objetivo común y la misma pasión.
  3. Necesitan engranaje. Los Detroit Pistons fueron armando un equipo quitando y sumando piezas hasta conseguir un engranaje, no solo de juego, sino con un núcleo de personas que entraron y salieron hasta que conformaron un grupo inigualable. Aquí la labor del líder principal, el manager, es básica.
  4. Los líderes. En ese equipo no había un solo líder, sino varios:
    • Uno de ellos era el mejor en el campo, que además daba ejemplo y al cual todos seguían. Este personaje era Isaiah Thomas
    • El líder productivo: Encarnado en la persona de Denis Rodman. A este jugador, se le encargaba “el trabajo sucio” pero necesario. No era el más técnico, ni el que más anotaba, ni el más pulcro en sus acciones, pero la suma de todo lo que aportaba era básico para el resultado del equipo. Es aquel que suma sin ser brillante, que siempre está a disposición del compañero, que ayuda en todo momento, y que busca el bien común por encima del lucimiento personal
    • El líder silencioso: En los Pistons lo encarnaba Rick Mahorn. Era aquel compañero en el que apoyarte, que te escuchaba, que estaba siempre apoyando, que sentías su aliento, que siempre estaba en los malos momentos. En la cancha no era de los mejores, pero hacia mejor a los demás con su presenciaEjemplos de trabajo en equipo
    • El líder motivador: Aunque su figura fue muy controvertida en su momento, este era Bill Laimbeer. Apoyaba desde el banquillo, amedrentaba a los árbitros, apoyaba a los compañeros, y era aquel que te levantaba el ánimo en los peores momentos.
    • El Guía Espiritual, que recaía en la persona del entrenador, Chuck Daly. Este hombre sabía lo que quería, guiaba hacia el objetivo, y sobre todo sabía colocar las piezas en cada sitio, guiando a los jugadores según el momento adecuado de la temporada. Pero sobre todo, destacaba su capacidad de escucha. Pedía opinión a sus jugadores, sobre todo a sus líderes, y eso no le hacía perder autoridad, sino que muy al contrario la reforzaba. Eso sí, la última decisión siempre era suya. Era aquel que desde la humildad podía entender otras opciones y opiniones con el punto de mira puesto en el objetivo y no en los egos.

VI. ¿Cómo hacer de tu organización uno de los ejemplos de trabajo en equipo?

  • Construye confianza. La confianza es el elemento principal del trabajo en equipo. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conozcan las habilidades de los demás, entiendan sus roles y sepan cómo ayudarse mutuamente.
  • Establece objetivos comunes. Para que tus empleados trabajen en equipo deben perseguir las mismas metas. Por ello, es importante que comuniques la misión de la empresa de manera uniforme y que definas cómo cada miembro y departamento puede contribuir a cumplirla.
  •  Crea un sentido de pertenencia. Los seres humanos necesitamos sentirnos parte de algo; por eso, el factor más poderoso en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común. Define qué identifica a tus equipos, fija valores y haz que cada miembro esté consciente de su impacto en el equipo.
  • Involucra a tu gente en las decisiones. Nada afecta más un trabajo en equipo que el hecho de que las decisiones sean tomadas por un líder autócrata. Para evitarlo, impulsa la generación de ideas, abre tu mente y motiva a cada empleado a compartir su opinión. Si tienes esta retroalimentación, será más fácil implementar cualquier cambio o estrategia.
  • Haz que haya un entendimiento entre las partes. Es muy fácil criticar o subestimar el trabajo de los demás cuando uno no lo conoce o no lo ha ejecutado. Para crear empatía entre tus trabajadores, realiza ejercicios de rotación entre áreas. Así cada miembro sabrá en qué consiste la labor del otro y cómo puede contribuir a hacerlo mejor.
  • Motiva la responsabilidad y el compromiso mutuo. Cuando una persona es parte de un equipo, sabe que los logros o fracasos son responsabilidad de todos y cada uno de los miembros. No fomentes la mentalidad de “éste no es mi problema”; haz que los problemas y los aciertos sean compartidos
  • Impulsa la comunicación. La única manera de que todos los miembros trabajen como una orquesta es que existan los canales de comunicación adecuados. Los verdaderos equipos se escuchan y retroalimentan. Están dispuestos a cambiar de opinión y a crear estrategias en conjunto.
  • Aprovecha la diversidad. Un equipo de trabajo homogéneo puede operar con eficiencia, pero sin mucha innovación. Al momento de crear tus equipos procura que haya personalidades e intereses distintos, pero que se compartan valores y un compromiso con la empresa.
  • Celebra los éxitos grupales. Aunque es importante también reconocer el trabajo individual, es clave que las recompensas se den por resultados en equipo. Cuando algo sale bien, reúne a todos los implicados y agradéceles su trabajo. Procura destacar el papel de cada uno, pero celebrar el resultado grupal.
  • Sé un líder. Todo equipo de trabajo necesita un líder que guíe y reúna los esfuerzos individuales. No te “laves las manos” y sé parte del equipo. Como líder tendrás que llegar a consensos y tomar decisiones, con base en las ideas y opiniones de tu equipo.