¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

La gestión empresarial busca controlar la coordinación y organización de las actividades empresariales. Esto típicamente incluye la producción de materiales, dinero y máquinas, e involucra innovación y comercialización.

La gestión está en todas partes. Cada vez que las personas trabajan para lograr un objetivo, se involucran en ella.

Desde la construcción de las pirámides en el antiguo Egipto o Centroamérica, las personas han utilizado principios de gestión para lograr sus objetivos. Hoy en día, las organizaciones de todos tipos (sociales, políticos y económicos) utilizan técnicas de gestión empresarial para planificar y organizar sus actividades.

Esta es esencial para la vida organizada y necesaria para ejecutar todo tipo de tareas. La buena gestión empresarial es la columna vertebral de las organizaciones exitosas.

Si es un arte o una ciencia, seguirá siendo un tema de debate. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que la formación académica formal ayuda a gestionar con éxito.

¿Qué es la gestión empresarial?

La gestión empresarial se puede definir como el proceso de administrar y controlar los asuntos de la organización, independientemente de su naturaleza, tipo, estructura y tamaño.

Es un acto de creación y mantenimiento de dicho entorno empresarial en el que los miembros de la organización pueden trabajar juntos y alcanzar los objetivos comerciales de manera eficiente y efectiva.

La gerencia actúa como una guía para un grupo de personas que trabajan en la organización y coordinan sus esfuerzos, hacia el logro del objetivo común.

En otras palabras, se trata de utilizar de manera óptima los empleados, máquinas, materiales, dinero y métodos. Esto es posible solo cuando existe una dirección, coordinación e integración adecuadas de los procesos y actividades, para lograr los resultados deseados.

Los gerentes y directores tienen la responsabilidad y el poder de supervisar una empresa y tomar decisiones.

El tamaño de la gestión puede variar desde una sola persona en una organización hasta miles de gerentes en compañías que están en diferentes países. En organizaciones más grandes, la política es definida por la junta directiva y luego llevada a cabo por el CEO o director ejecutivo.

Algunas personas piensan que la mejor manera de evaluar el futuro y el valor actual de una empresa depende de la experiencia y la calidad de los gerentes.

El objetivo de la gestión empresarial es lograr que las personas se unan para lograr los mismos objetivos y metas deseadas mediante el uso de los recursos disponibles de manera efectiva y eficiente.

Dos aspectos de la gestión empresarial

dos aspectos de la gestion empresarial

Cuando las personas hablan de gestión empresarial, pueden estar refiriéndose a aspectos muy diferentes.

Podrían hablar de las personas que son los gerentes o aquellas en posiciones estratégicas que toman decisiones importantes para la organización, como los funcionarios ejecutivos, el presidente o el gerente general.

O bien, pueden estar refiriéndose a las actividades y funciones de una organización para lograr los objetivos.

La gestión empresarial para personas

Las personas con la responsabilidad y autoridad para determinar la dirección general de la organización con frecuencia se les conocen como la administración de la organización.

La gerencia tiene la autoridad para decidir cuáles deberían ser los objetivos y cómo se alcanzarán. Las personas en la alta gerencia deben conocer las condiciones en el entorno y tener conocimiento de los recursos totales de la organización.

Veamos una ilustración a pequeña escala. Imagina una familia considerando sus planes de vacaciones. Tienen un objetivo: salir de casa y trabajar para pasar una o dos semanas agradables juntos.

Para lograr su objetivo, primero deben tomar una serie de decisiones relacionadas:

  • ¿A dónde iremos? 
  • ¿Cómo llegaremos allí? 
  • ¿Dónde nos quedaremos? 
  • ¿Qué haremos mientras estemos allí?

Estas decisiones no se pueden tomar sin considerar los recursos que tienen disponibles para el viaje. Quizás hayan ahorrado dinero o decidan sacar un pequeño préstamo. Tal vez alquilarán una casa rodante y equipo de campamento o pagarán un hotel.

Los encargados de tomar las decisiones en la familia deben planificar cómo usar sus recursos, tanto materiales como dinero y equipo, e intelectuales, como el conocimiento y la experiencia, para crear unas vacaciones exitosas.

Pero decidir qué van a hacer no es suficiente. En realidad, necesitan hacer más cosas para prepararse para su viaje.

Es posible que tengan que hacer reservaciones, programar un tiempo libre en el trabajo, hacer que le reparen el automóvil o comprar una cámara nueva, la ropa y el equipo adecuado.

Finalmente, si han tomado todas las decisiones y arreglos necesarios, pueden continuar su viaje y pasar un buen rato.

Gestión empresarial como proceso

Como vimos en el ejemplo anterior, la toma de decisiones y la planificación son necesarias antes de tomar medidas.

Definir los objetivos de la organización, planificar las acciones para cumplirlos y organizar los recursos necesarios para llevar a cabo las acciones son funciones vitales de la gestión. 

La planificación y la organización aseguran que todos en la organización trabajen juntos para alcanzar los objetivos.

Las organizaciones, como las familias, también tienen objetivos.

En organizaciones grandes, los objetivos generalmente se definen formalmente. Un objetivo corporativo puede ser aumentar la participación de mercado en un 12% en dos años o proporcionar 250 comidas gratis por semana a un refugio local.

En organizaciones pequeñas o empresas familiares, los objetivos pueden ser más generales e informales. Como proporcionar una experiencia gastronómica única a los clientes o poder jubilarse cómodamente en cinco años.

Todas las organizaciones requieren gestión empresarial porque todas están tratando de alcanzar sus metas. Y aunque parezca sencillo, el proceso de gestión es complejo. En la mayoría de los casos, estas incluyen:

  • Aplicar y distribuir recursos organizacionales efectivamente
  • Adquirir nuevos recursos cuando sea necesario
  • Analizar y adaptarse al entorno cambiante en el que opera la organización
  • Cumplir con las responsabilidades legales, éticas y sociales de la comunidad
  • Desarrollar relaciones con y entre las personas para ejecutar las estrategias y planes

Características de la gestión empresarial

caracteristicas de la gestion empresarial

Todas las funciones, actividades y procesos de la organización están interconectados entre sí. Y es tarea de la gerencia reunirlos de tal manera que ayuden a alcanzar el resultado deseado.

La gestión empresarial se caracteriza por ser:

  • Universal: Todas las organizaciones, sean lucrativas o no, requieren gestión para administrar sus actividades.
  • Orientado a objetivos: Cada organización se configura con un objetivo predeterminado y la gestión empresarial ayuda a alcanzarlos de manera oportuna y sin problemas.
  • Proceso continuo: Es un proceso continuo que se requiere en todas las esferas de la organización, ya sea producción, recursos humanos, finanzas o marketing.
  • Multidimensional: La gestión no se limita únicamente a la administración de personas, sino que también controla el trabajo, los procesos y las operaciones. Lo que la convierte en una actividad multidisciplinaria.
  • Actividad grupal: Una organización consta de varios miembros que tienen diferentes necesidades, expectativas y creencias. Cada persona se une a la organización con un motivo diferente, pero después de convertirse en parte de la organización, trabajan para lograr el mismo objetivo. Estos requieren supervisión, trabajo en equipo y coordinación.
  • Función dinámica: Las organizaciones existen en un entorno empresarial que tiene varios factores como sociales, políticos, legales, tecnológicos y económicos. Un ligero cambio en cualquiera de estos factores afectará el crecimiento y el desempeño de la organización. Entonces, para superar estos cambios, la gerencia formula estrategias y las implementa.
  • Fuerza invisible: La gestión empresarial no puede verse ni tocarse. Pero, uno puede sentir su existencia en la forma en que funciona la organización.

Tipos de gestión empresarial

1.      Tipo de gestión empresarial autoritaria

El estilo de gestión autoritaria implica la supervisión a través de una dirección y control claros.

A veces también se lo denomina tipo de gestión empresarial autocrático o directivo. Los gerentes autoritarios generalmente mantienen una fuerte autoridad, poder de decisión total y esperan obediencia incuestionable. 

Este tipo de gestión requiere roles claramente definidos, jerarquías estrictas y estructuras de informes. Los empleados no deberían tener que preguntarse quién es responsable de qué.

Para ser un líder autoritario efectivo, debes estar dispuesto y ser capaz de mantenerte actualizado constantemente sobre el trabajo de tus equipos y tomar todas las decisiones.

bill-gates

  • Bill Gates es un ejemplo de un líder autoritario positivo. Tenía un plan claro para su compañía. Un plan que era difícil o imposible de entender para muchos otros hasta que se hizo realidad y Microsoft se convirtió en un nombre familiar.

Sin poder ver y compartir lo que tenía en mente, Gates no podía confiar en que su equipo tomaría decisiones por su cuenta. Por eso dirigió al equipo y mantuvo el poder de decisión.

Ventajas de la gestión empresarial autoritaria

En el entorno adecuado, se ha demostrado que un estilo de gestión autoritario actúa positivamente en el desempeño de los empleados.

El mejor entorno para la gestión autoritaria generalmente incluye una cultura tradicional, como la que se encuentra comúnmente en China y algunos otros países asiáticos.

Estas culturas tienen un respeto por el poder, donde los empleados esperan que las personas de mayor nivel tengan más y tienden a diferir automáticamente a aquellos en puestos más altos.

El tipo de gestión empresarial autoritaria también puede ser eficaz si tienes empleados nuevos o inexpertos. Ya que necesitan mucha orientación e instrucción.

Desventajas

Es importante tener en cuenta que si se lleva al extremo, un estilo autoritario puede crear fácilmente un espacio de trabajo negativo.

Por ejemplo: Si intentas mantener el control con demasiada fuerza, puede conducir a una microgestión. Esto ahuyentará a tus mejores empleados.

Mantener el control total de toda la toma de decisiones también puede requerir una gran cantidad de tiempo y esfuerzo. Si estás supervisando proyectos grandes y / o complejos, esto puede ser increíblemente difícil de administrar.

2.      Tipo de gestión visionaria

El estilo de gestión empresarial visionario también se denomina a veces inspirador, carismático, estratégico, transformador o autoritario.

Los gerentes visionarios se centran en transmitir la visión general de la empresa, departamento o proyecto a su equipo.

A diferencia de los gerentes autoritarios, los gerentes visionarios no se involucran en los detalles del día a día. En cambio, se centran en la motivación y la alineación del equipo, para mantener a todos moviéndose en la misma dirección.

Confían en que los miembros de su equipo manejen los detalles sobre cómo alcanzar los objetivos.

Si eres naturalmente un líder carismático, extrovertido y agradable, puedes encontrar este estilo fácil de adoptar. Sin embargo, puede ser más difícil para los introvertidos o las personas que se sienten incómodas en el centro de atención. 

También requiere una gran cantidad de inteligencia emocional, la voluntad de asumir riesgos y la capacidad de liderar y gestionar el cambio.

Un conocido líder visionario es Nelson Mandela.

nelson-mandela

Mandela fue la cara y el líder del movimiento contra el apartheid. A través de su determinación y fuerza de voluntad, Mandela condujo con éxito a su país de Sudáfrica a la liberación.

Al confiar en su naturaleza carismática y su importante visión, motivó a las personas a generar cambios sin dictar sus acciones.

Ventajas

Una de las ventajas de la gestión visionaria es que ayuda a motivar a los empleados a trabajar hacia objetivos y soluciones comunes.

Si la cultura de tu equipo está actualmente dividida, un enfoque visionario puede ser útil para que todos vuelvan a estar en la misma página. La gestión empresarial visionaria también se usa a menudo cuando una empresa o equipo necesita cambiar.

Desventajas

Una desventaja del estilo de gestión visionario es que la falta de enfoque en los detalles puede generar problemas, especialmente si los miembros de tu equipo son inexpertos o nuevos.

Por esta razón, la gestión visionaria suele ser mejor para equipos profesionales experimentados. Personas que ya están bien informadas y son capaces de hacer su trabajo con poca o ninguna supervisión.

3. Tipo de gestión transaccional

El estilo de gestión empresarial transaccional se centra en el uso de recompensas positivas, como incentivos, bonos y opciones sobre acciones para motivar a los empleados a mejorar su desempeño.

Por ejemplo, los gerentes transaccionales pueden confiar en el pago por pieza para incentivar a sus empleados a producir más. Del mismo modo, pueden estructurar bonos trimestrales o anuales en torno al desempeño de los empleados. 

Este tipo se basa en la creencia de que puedes gestionar y motivar a los empleados con éxito mediante recompensas extrínsecas. 

Sin embargo, ahora hay numerosas demandas y casos de demandas colectivas contra las compañías alegando que el pago por pieza es injusto y no está en línea con las leyes de salario mínimo.

Este conflicto y el aumento de las acciones legales pueden hacer que muchos líderes duden en confiar únicamente en la gestión transaccional para impulsar el rendimiento.

Ventajas

El tipo de gestión empresarial  transaccional tiende a ser efectivo por períodos cortos, donde debes motivar a tu equipo para completar el trabajo que no quieren hacer.

Por ejemplo, si necesitas que trabajen horas extras durante un par de semanas para terminar un proyecto a tiempo, ofrecer una recompensa extrínseca puede ser efectivo.

Desventajas

Los estudios muestran que las recompensas extrínsecas son menos efectivas que las intrínsecas, particularmente a largo plazo. De hecho, pueden afectar negativamente la motivación de los empleados si se usan demasiado o durante mucho tiempo.

Si deseas aumentar la carga de trabajo o las horas de tu equipo indefinidamente, la gestión transaccional no tendrá éxito. Tampoco es adecuado para promover la creatividad o la innovación, ya que las recompensas están directamente relacionadas con los resultados visibles.

4. Tipo de gestión de liderazgo de servicio

La frase “liderazgo de servicio” fue acuñada originalmente en 1970 por Robert K. Greenleaf en un ensayo titulado “El servidor como líder”. Este tipo de gestión empresarial a veces se llama entrenamiento, capacitación o tutoría.

Un estilo de gestión de servicio se centra en apoyar a sus empleados. Los gerentes que lo adoptan pasan su tiempo entrenando, asesorando y apoyando a su equipo. Ven su papel como asesor o entrenador, en lugar de dictador o ejecutor de reglas.

Para ser un líder de servicio eficaz, debes tener mucha experiencia tanto en el trabajo de tus empleados como en la realización de coaching. Se necesitan fuertes habilidades interpersonales para relacionarse bien con tu equipo y construir una relación de mentoría.

Para que tu equipo confíe y se abra contigo, deberás demostrarles que eres ético y confiable.

Jack Ma, presidente ejecutivo de Alibaba Group, es un ejemplo bien conocido de alguien con un estilo de gestión de liderazgo de servicio.

Jack-ma-gestion-empresarial

Ma es un defensor de los esfuerzos filantrópicos y es reconocido como un líder que apoya mucho a sus empleados. El valora la inteligencia emocional, fomentando el amor y el apoyo entre sus empleados para alcanzar la grandeza.

Ventajas

El estilo de gestión del líder de servicio es eficaz para ayudar a tu equipo a desarrollarse y avanzar profesionalmente. También ayuda a crear un vínculo fuerte entre el empleado y el gerente, promoviendo una mayor confianza, vinculación y colaboración.

El enfoque del liderazgo de servicio no es disciplinar sino ayudar a las personas a aprender de sus errores y mejorar su propio desempeño. 

Si tienes un equipo de profesionales altamente calificados, este estilo de liderazgo puede ayudarlos a alcanzar nuevos niveles de rendimiento y productividad.

Desventajas

Una de las desventajas de este estilo de gestión es que puede ser ineficaz para algunos empleados.

Por ejemplo, si tienes empleados negativos que no están motivados o simplemente se ajustan mal a su función, tratar de apoyarlos y capacitarlos puede ser una pérdida de tiempo.

Además, al enfocarte en las oportunidades de aprendizaje y la mejora, comunicas efectivamente que el resultado no es tan alto en tu lista de prioridades, siempre y cuando la gente lo haya intentado genuinamente.

Si bien esto puede ser exitoso para la mejora de procesos, la innovación y otras iniciativas cíclicas, puede causar problemas si tu equipo está produciendo productos físicos o brindando servicio al cliente.

Este tipo de gestión empresarial también suele requerir más tiempo, ya que debes pasar un tiempo en reuniones individuales con tus empleados para capacitarlos y apoyarlos de manera efectiva.

Si tu tiempo es limitado o la calidad de tu producción es más importante que la felicidad y el bienestar de los empleados, entonces este estilo no es el ideal.

5. Tipo de gestión de marcapasos

El estilo de gestión de marcapasos encarna el liderazgo desde el frente. Como gerente, eres quien brinda instrucciones y establece un ritmo de trabajo. Luego esperas que tus empleados sigan tus pasos.

Por lo general, el marcar el ritmo implica establecer estándares altos o difíciles de alcanzar en un esfuerzo por impulsar a tu equipo a lograr nuevos éxitos y alcanzar objetivos más grandes.

Para que tengas éxito, deberás ser capaz de establecer un ritmo que sea desafiante para tu equipo. También deberás asegurarte de que estén lo suficientemente motivados como para tratar de igualarlo.

Jack Welch, ex-CEO de General Electric, es un excelente ejemplo de un marcapasos persistente y exigente.

Jack welch

Si bien dirigió la compañía de manera efectiva durante veinte años, ganó algo de publicidad negativa y el sobrenombre de “Neutron Jack” por establecer un ritmo exigente y recortar el 25% de los trabajos de la compañía durante un período de cuatro años.

Ventajas

Si tu equipo es capaz y está motivado, este tipo de gestión empresarial puede conducir a una mayor productividad y un sentido saludable de competencia.

Es más efectivo cuando tienes que enfrentar un gran desafío o un objetivo a corto plazo.

La investigación realizada por Harvard Business Review muestra que la mayoría de los equipos deben evitar la implementación de objetivos elásticos. Sin embargo, encontraron que los equipos efectivos pero complacientes pueden beneficiarse de su uso.

En otras palabras, si tienes un equipo efectivo que sabe que no está a la altura de su potencial, adoptar un estilo de gestión de marcapasos puede ser una forma efectiva de sacarlos de una rutina cómoda.

Desventajas

Si constantemente estás presionando a tu equipo para que cumpla con los objetivos, puede hacer que se agoten. Además, si tu equipo no es capaz de cumplir con tus estándares, podrías terminar configurándolos para el fracaso. 

Y la incapacidad de alcanzar las metas y objetivos proporcionados puede resultar en una pérdida de motivación y una baja moral.

Este tipo de gestión también enfatiza los logros personales, por lo que puedes crear divisiones y resentimiento entre el equipo.

Por ejemplo, si solo uno o dos miembros pueden mantener el ritmo, los demás podrían volverse amargados y resentidos.

6. Tipo de gestión democrática

Un tipo de gestión empresarial democrática también se denomina a veces estilo consultivo, de consenso, participativo, colaborativo o afiliativo.

Este se basa en la filosofía de que dos cabezas son mejores que una y que todos merecen opinar, sin importar su posición o título.

Los gerentes que adoptan un estilo democrático fomentan el intercambio de ideas y la participación regular de los empleados.

El objetivo es alentar a tu equipo a compartir sus pensamientos, ideas, sugerencias y posibles soluciones para ayudarse mutuamente y a que la empresa crezca.

En una democracia, como gerente conservas la autoridad final para tomar decisiones. Pero, buscas y tienes en cuenta los pensamientos, ideas y recomendaciones de tu equipo antes de tomar cualquier decisión.

Ray Dalio se refiere a este tipo como uno donde existe una idea de meritocracia: la mejor idea gana, sin importar quién sea la idea.

ray dalio-gestion empresarial

Dalio es el fundador de Bridgewater Associates, líder mundial en gestión de carteras institucionales y el fondo de cobertura más grande del mundo.

El valora el pensamiento independiente y alienta a todos los empleados de la empresa. Sin importar cuán nuevos o menores sean, todo pueden presentar nuevas ideas y sugerencias. 

Ventajas

Un estilo de liderazgo democrático ayuda a tus empleados a sentirse valorados y escuchados. También puede alentarlos a resolver sus propios problemas y proponer nuevas ideas innovadoras.

Al pedir su opinión, estás alentando efectivamente a los miembros de tu equipo a pensar por sí mismos y a asumir una mayor responsabilidad por las decisiones y resultados del equipo.

Además, al buscar las ideas de los demás, puedes llegar a mejores soluciones y resultados que si tomas decisiones de forma aislada.

Desventajas

El mayor inconveniente de la gestión empresarial democrática es que lleva tiempo. Si con frecuencia te encuentras en un escenario donde una decisión debe tomarse rápidamente, no tendrás tiempo para buscar y considerar las sugerencias del equipo.

Otro problema es que los empleados pueden sentirse frustrados o resentidos si sienten que realmente no están tomando en cuenta sus ideas. 

Para evitar esto, tendrás que promover sugerencias anónimas, eliminar la posibilidad de favoritismo o volverte experto en facilitar las discusiones y ayudar a tu equipo a enfocarse en la creación y el intercambio de ideas valiosas sin enfatizar a quién se le ocurrió qué.

7. Tipo de gestión empresarial Laissez-Faire

El tipo de gestión de laissez-faire enfatiza la libertad de los empleados.

Laissez-faire se origina en francés y se traduce directamente como “let do” en inglés. En otras palabras, los gerentes de laissez-faire dejan que sus empleados hagan lo que quieran, con poca o ninguna interferencia. 

Dentro del estilo de gestión de laissez-faire, no se proporciona supervisión durante el proceso de creación o producción. Los gerentes promueven equipos autodirigidos y, por lo general, solo se involucran si algo sale mal o si el equipo lo solicita.

En un equipo que funciona sin problemas, un gerente de laissez-faire solo aparecerá presente al comienzo y al final del proceso de trabajo.

Al principio, para proporcionar pautas, compartir información y responder preguntas. Y al final, para revisar los resultados del equipo y proporcionar consejos o recomendaciones sobre cómo el equipo puede mejorar aún más la próxima vez.

Google utiliza la gestión de laissez-faire como un medio para promover la creatividad y la innovación de los empleados. Los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin crearon “20 por ciento de tiempo” en 2004.

larry page y serge brin gestion empresarial

Si bien la regla ha cambiado, en esencia, la administración permite a los empleados una parte de sus horas de trabajo remuneradas para centrarse en el proyecto que deseen, sin ninguna vigilancia. 

Esta libertad permite a los empleados concentrarse en el trabajo que les apasiona y experimentar nuevas ideas creativas. Las innovaciones enormemente exitosas como AdSense, Gmail y Google Maps se pueden atribuir a este “20 por ciento de tiempo”.

Ventajas

Si tienes un equipo de profesionales altamente calificado, pueden prosperar con la libertad que brinda un enfoque de laissez-faire.

Este tipo de gestión empresarial puede dar como resultado un alto nivel de satisfacción laboral y una alta productividad para los equipos que disfrutan de la autonomía que brinda.

También, puede ayudar a impulsar la innovación y la creatividad en toda tu organización. 

Desventajas

Si tu equipo no está motivado por sí mismo, no está lo suficientemente capacitado para resolver problemas por su cuenta o tiene dificultades para administrar su propio tiempo, el laissez-faire puede resultar en plazos incumplidos y un trabajo de baja calidad.  

La falta de supervisión inherente a este estilo no es apropiada para los equipos que no pueden autogestionarse.

También, es arriesgado en proyectos grandes y / o críticos, ya que es posible que no te des cuenta de los problemas hasta que sea demasiado tarde.

El tipo de gestión empresarial equivocado perjudica a todos

La investigación de Gallup encontró que las organizaciones eligen al gerente equivocado el 82% del tiempo.  Es una de las decisiones más importantes que puede tomar una empresa, sin embargo, 8 de cada 10 veces todos se equivocan.

Es fácil suponer que ese 82% de los gerentes simplemente no fueron formados para estar en una posición gerencial. Pero, un estudio de cuatro años realizado por Leadership IQ encontró que, con mayor frecuencia, el caso es que el tipo del gerente no es apropiado para su empresa.

Diferentes proyectos, equipos, tareas y negocios necesitan diferentes estilos de gestión. Si no puede adaptarse a las necesidades de su puesto y organización, están condenados al fracaso.

Una incapacidad de adaptación no solo puede llevarte a ser degradado o despedido, sino que también perjudica a toda la empresa.

Solo el 30% de los empleados de los EE. UU. Y el 13% de los empleados de todo el mundo participan en el trabajo. 

Cuando tu equipo no está comprometido, eso resulta en:

  • Menor productividad
  • Trabajo de peor calidad
  • Más problemas con el robo y el absentismo
  • Rentabilidad reducida

La conclusión es que el estilo de gestión incorrecto desmotiva a los empleados, mata la productividad y prepara a los empleados para retirarse o procrastinar. Esto al final, termina dañando a toda la organización.

¿Cuál es el adecuado para ti?

Tu tipo de gestión empresarial perfecto debe alinearse con lo siguiente:

  • Tus propias habilidades, experiencia y personalidad. Por ejemplo, puedes tener dificultades para ser pionero si no eres un experto en la materia.
  • Las necesidades de tu equipo. ¿Tu equipo es nuevo e inexperto? ¿O son profesionales altamente calificados? La respuesta afectará el estilo de gestión que debe adoptar.
  • La cultura. La cultura de Tu equipo y la organización en su conjunto deben determinar el estilo. Por ejemplo, si tu empresa está experimentando muchos cambios, es posible que debas ser un visionario. Si tienes un equipo dividido y desmotivado, es posible que debas ser un líder de servicio.

Objetivos de la gestión empresarial

1.      Objetivos de la gestión empresarial: Planificación

Objetivos de la gestion empresarial Planificacion

Es la primera y principal función de la gestión. Consiste en decidir de antemano qué se debe hacer en el futuro. Abarca la formulación de políticas, el establecimiento de objetivos, la programación de acciones, etc.

2.      Organización

Una vez que se formulan los planes, el siguiente paso es organizar las actividades y los recursos. Como: Identificar las tareas, clasificarlas, asignar tareas a los empleados y asignar los recursos.

3.      Dotación de personal

Implica la contratación de personal para llevar a cabo diversas actividades de la organización. Esto busca asegurar que la persona correcta sea nombrada para el trabajo correcto.

4.      Dirección

Es la tarea del gerente guiar, supervisar, dirigir y motivar a los empleados para garantizar que trabajen en la dirección correcta.

5.      Control

La función de control de la gestión empresarial implica una serie de pasos a seguir para asegurarse de que el desempeño de los empleados se ajuste a los planes.

Implica establecer estándares de desempeño y compararlos con el desempeño real. En caso de cualquier variación, se deben tomar los pasos necesarios para su corrección.

6.      Coordinación 

La coordinación es una característica importante de la gestión. Esto significa la integración de las actividades, procesos y operaciones de la organización y la sincronización de los esfuerzos, para garantizar que cada elemento contribuya a su éxito.

Mantente un paso por delante de todos los demás

Como gerente, es importante mantenerse siempre un poco por delante de los demás en términos de conocimiento, madurez y confianza.

Por lo tanto, para ser un gerente efectivo, asegúrate de no dejar de crecer, aprender y desarrollar tu carácter.

Un gran gerente es en parte estratega, en parte entrenador, en parte consejero y en parte táctico.

La gestión empresarial requiere una amplia gama de habilidades, pero los aspirantes a líderes pueden adquirirla. Estos esfuerzos serán ampliamente recompensados. 

Es posible que todavía no tengas lo que se necesita, pero puedes lograrlo tomando las decisiones correctas.