¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Este artículo explica el concepto de los objetivos SMART de una manera práctica. Después de leerlo, comprenderás los conceptos básicos de esta poderosa herramienta de efectividad y gestión del tiempo.

Según informes, George T. Doran acuñó la frase Objetivos SMART en 1981.

Desde entonces, el acrónimo ha evolucionado y experimentado varias modificaciones, lo que significa que diferentes expertos en el tema definen objetivos SMART de distintas maneras.

Esta palabra se usa ampliamente en varias industrias debido a su alta eficiencia y objetividad.

Los objetivos SMART también son un recurso muy práctico que pueden ayudar a las personas que trabajan en campos competitivos como marketing, ventas, publicidad, investigación de mercado y similares.

Muchos de los objetos que usamos en nuestra vida cotidiana, como teléfonos, televisión, etc., tienen la palabra inteligente (de SMART en ingles) unida al nombre, como “teléfono inteligente”, “televisión inteligente”.

Ahora entendemos que esta referencia se hace a algo que dentro de sus cualidades es inteligente, debido a su funcionamiento y su desarrollo tecnológico.

En el mundo del marketing, los negocios y campos similares, los objetivos SMART tienen una relevancia totalmente diferente.

Los objetivos SMART deben ser aprovechados por aquellos que desean alcanzar una meta específica.

No importa cuál sea el tamaño del objetivo o la meta, este método es aplicable a cualquier persona, organización o empresa que tenga objetivos claros, relevantes y específicos en tiempo.

Muchas veces, antes de comenzar un nuevo proyecto o implementar una estrategia, se vuelve un poco difícil definir objetivos de inmediato.

¿Qué son los objetivos SMART?

objetivos-SMART

Si deseas alcanzar un objetivo, es muy importante que tengas una buena descripción a tu proyecto. Recuerda que una visión errada, no traerá los resultados que esperas.

Todos los expertos siempre recomiendan realizar un análisis exhaustivo de lo que esperas. Y una manera comprobada y que te ayudará a alcanzar esto son los famosos objetivos SMART.

La definición de este acrónimo en ingles significa: Específico, medible, aceptable, realista y con límite de tiempo.

Un objetivo SMART te da dirección para alcanzar lo que deseas lograr. De esta manera, todos adquieren un sentido de orientación para un objetivo y alcanzar se convierte en una tarea más fácil.

Además, explicar los detalles de los objetivos hace que todos trabajen de manera más eficiente.

1.      Objetivos Smart: Específico

Un objetivo impreciso como “nuestra empresa quiere mejorar su facturación” indica que la empresa no está pasando por un buen momento. Podría ser un problema de facturación. Sin embargo, con ese objetivo no se explica el plan para poder cambiar la situación.

Esto hace que exista inseguridad y desconocimiento en lo que realmente hay que hacer.

Los objetivos SMART deben detallarse específicamente para que todos sepan y estén al tanto de cual es el objetivo final.

Cada objetivo debería explicar el resultado que se espera obtener. Es recomendable que relaciones tu objetivo con una cantidad, número o porcentaje.

Responder estás preguntas como estos ejemplos, ayudará a que tu objetivo sea más claro:

  • ¿Qué deseamos lograr? (Producir un 20% más de facturación que hace un año)
  • ¿Quiénes son los encargados? (el equipo de marketing, los departamentos de ventas de oficina y ventas de campo)
  • ¿Con cuántos recursos contamos? (Tenemos un estimado de €50,000 disponible para el próximo año)
  • ¿Cuándo empieza y termina? (desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2018)
  • ¿Qué partes del objetivo son muy importantes? (Debemos hacer más publicidad y el equipo de ventas de campo debe dar respuestas a las preguntas oportunamente)
  • ¿Por qué nos interesa tanto alcanzar este objetivo? (Cada vez hay más competencia y para poder destacarnos tenemos que ser una autoridad en el mercado)

2.      Objetivo medible

objetivos-SMART-1

Cada objetivo tiene un inicio y un final. Estos son los que muestran de la cantidad de esfuerzo a realizar.

Debe tenerse en cuenta un sistema, método y procedimiento que determine cuanto se ha avanzado. Por lo tanto, es aconsejable tener una referencia y saber cuanto es lo mínimo que se espera para la situación actual:

  • ¿Cuanto logramos facturar el año anterior?? (2 millones en 2018)
  • ¿Cómo determinamos que se ha logrado el objetivo? (20% de 2 millones es 400,000.00)
  • ¿Cuanto esfuerzo es necesario? (se debe lanzar una estrategia publicitaria efectiva, con unos departamentos de ventas de oficina y ventas de campo comprometidos)
  • ¿Cómo podemos medirlo? (Haciendo un cuadro comparativo de las ventas por mes y trimestre con las de hace un año)

3.      Objetivo aceptable (ambicioso)

Cuando se realizan los objetivos SMART, es necesario que tu y tu grupo de trabajo estén de acuerdo en ellos.

Todo gerente se preocupa que entre sus trabajadores se apoyen entre sí, solo entonces hay posibilidades del alcanzar el objetivo.

La mejor opción para que todos estén más comprometidos y apoyandose mutuamente, es integrar a los empleados en la toma de decisiones. En especial para los objetivos a corto plazo.

Supongamos que lograr alcanzar una facturación de un 20% mayor al año pasado es demasiado ambicioso, esto da como resultado que un mayor numero de empleados experimenten insatisfacción laboral. Por lo que el porcentaje tendría que ajustarse.

Por eso, en este caso aceptable podría ser sinónimo de ambicioso; los dos están muy relacionado y es necesario encontrar un balance entre ellos. Ser ambicioso es genial cuando motiva.

Si tiene un efecto contrario en tu motivación, significa que tu objetivo es muy grande y terminaría frustrando a todos.

4.      Objetivos realistas (relevante)

Para que un objetivo sea considerado realista, es necesario que se tome en cuenta tanto el trabajo como los métodos en los que tus empleados participan.

Es muy probable que todos no se puedan centrar en hacer lo mismo siempre. Con el tiempo, surgen otros problemas que necesitan ser atendidos.

Por ejemplo: trabajos que deben realizarse rápido, tareas que hay que poner en marcha y obstáculos que van saliendo en el camino. Además, los objetivos deben ser atractivos para quienes van a trabajar en él.

Supongamos que pides al departamento de finanzas que incremente la facturación en un 20%, probablemente no servirá de nada.

Además, debe garantizarse que los equipos de marketing, ventas de oficina y ventas de campo mencionados anteriormente cuenten con el tiempo y la mano de obra para concentrarse en el objetivo durante un año.

Un punto muy importante es que este debe ser desafiante.

Si no es así, verás un sentimiento de desmotivación en las empleados y se prestará muy poca o ninguna atención al objetivo. Como consecuencia, la meta no se alcanzará.

Recuerda, el objetivo debe ser un desafío y que brinde beneficios a las personas. También deben  contar con las capacidades, recursos y entusiasmo para empezar.

5.      Limitados en el tiempo

objetivos-limitados-en-el-tiempo

Es muy importante que tus objetivos se planteen de manera inteligente.

El límite de tiempo a menudo se confunde con el punto número dos (objetivo medible), pero si existen características diferentes  entre ambos.

El límite de tiempo es la cantidad de tiempo asignado para lograr un objetivo.

Es por esto, que los objetivos SMART tienen una fecha de inicio y de culminación clara.

Una fecha límite muy ajustada, desmotiva a tus empleados y es contraproducente.

La pregunta “¿Cuándo empieza y termina?” Se ha resuelto en el encabezado de Específico: desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2018. Incluso, es necesario concentrar esfuerzos en incrementar las ventas en un 20% y para la fecha final se tendrá que haber alcanzado el objetivo de €400,000 extra.

Dentro de un año no es un objetivo especifico, al establecer una fecha y un año para el objetivo, tu empresa .puede hacer todo lo necesario para alcanzarlo

Además, un año es mucho tiempo. Al dividir la meta en otras pequeñas mensuales, todos tienen la libertad de trabajar en esa meta temporal. Esto hace que todos se sientan más motivados y les permite continuar trabajando eficientemente incluso cuando se enfrenten obstáculos.

¿Por qué debería definir Objetivos SMART?

Podemos resumirlo en una oración muy corta y significativa: caminar sin objetivos SMART es como navegar sin una brújula.

Imagina la inmensidad del mar abierto y tú en medio de él.

Es un momento en el que no sabes qué hacer, ni sabes los recursos con los que puedes contar y mucho menos sabes de qué lado del océano o del mar tienes que ir.

Lo mejor es comenzar a hacer algún tipo de esfuerzo para avanzar, no puedes quedarte allí.

Sin embargo, es difícil saber en esa etapa, si todo lo que estás haciendo tendrá resultados buenos y te acercará al camino correcto.

Lo más probable es que estos esfuerzos puedan agotarte y no sepas si todo lo que hiciste valdrá la pena.

Por el contrario, si conoces el objetivo que debes alcanzar, sería más fácil usar todos tus esfuerzos para lograrlo de una vez por todas.

Lo mismo sucede con los objetivos de una empresa. De lo particular a lo general, las personas, los grupos y los sistemas necesitan objetivos claros, estructurados y bien definidos.

Gestión por objetivos 

objetivos-SMART-2

Las metas y objetivos SMART se derivan directamente de la gestión por objetivos. Esta es una forma efectiva de completar las tareas priorizando los objetivos.

Los objetivos SMART son una forma principal de recopilar comentarios y comunicarse dentro de la organización.

La retroalimentación es importante porque muestra el margen de mejora y debe ser parte de la visión de una empresa. Además, incluye comprobaciones periódicas para medir el resultado actual frente al esperado y el objetivo final. El progreso se puede registrar haciendo preguntas básicas como:

  • ¿Se está ejecutando el plan de la manera correcta?
  • ¿Son notorios los esfuerzos que están ayudando al progreso del proyecto?
  • ¿Se requieren cambios en el plan actual?

Los objetivos SMART ayudan a desglosar estas preguntas y metas aún más allá de donde se mide el alcance de cada hito.

También ayudan a establecer metas inteligentes y desempeñan un papel importante en la comprobación del progreso periódico para que se cumpla el objetivo final.

A través de los objetivos SMART, se pueden establecer diferentes objetivos:

  • Objetivos a largo plazo: Incluyen tareas o proyectos que abarcan años, como proyectos de investigación. Los objetivos SMART se establecen periódicamente para monitorear el progreso y mapear el déficit hasta la finalización del proyecto.
  • Objetivos a plazo intermedio: Estos objetivos generalmente se extienden por un trimestre o unos pocos meses. Los objetivos SMART ayudan a establecer un enfoque basado en hitos donde la eficiencia ayuda a reducir el tiempo de finalización.
  • Objetivos a corto plazo:Los objetivos a corto plazo se elaboran sobre la base de pequeños trabajos que pueden llevar días e incluso horas. Esta fijación de objetivos es importante para evitar todas las distracciones y cumplir con los plazos.

Principios para establecer objetivos SMART

Cómo establecer metas y objetivos SMART es tan importante como cada letra del acrónimo. Los principios de la teoría son:

  • Claridad: Debe haber una claridad absoluta en el proceso de establecimiento de metas y objetivos, así como el objetivo final, de modo que el trabajo basado en tareas o hitos no se vea obstaculizado por la imprecisión.
  • Desafío: Si los objetivos se vuelven repetitivos o no son lo suficientemente estimulantes, comienza el aburrimiento. Para evitar esto, los objetivos SMART deben ser lo suficientemente desafiantes.
  • Compromiso: No hace falta decir que la falta de compromiso es un ingrediente importante para el desastre, ya que desbarata la gestión de objetivos y metas.
  • Retroalimentación: La retroalimentación periódica es un requisito previo para la gestión efectiva de objetivos y metas. Las personas que trabajan sin comentarios no saben si sus esfuerzos ayudan, pudiendo desorientarse y desinteresarse fácilmente.
  • Complejidad de la tarea: Las tareas complejas tienen prioridad sobre las tareas fáciles porque las personas que las realizan no están motivadas para trabajar en algo que está por debajo de su capacidad intelectual. Por lo tanto, es importante encontrar la combinación correcta donde las tareas son lo suficientemente complejas para completar pero estimulan el cerebro de la persona.

Importancia de los objetivos SMART

importancia

  • Aclara el objetivo final: Los objetivos SMART orientan a una meta final. Establecerlos proporciona a todos los interesados ​ una idea de la cantidad de trabajo a realizar y el resultado de este esfuerzo.
  • Gestión eficaz del tiempo: Cuando la meta u objetivo final se conoce con suficiente antelación, es más fácil y eficiente trabajar. Esto también reduce el desperdicio de recursos y ayuda a administrar el trabajo de manera más inteligente en caso de replicación del personal.
  • Te recuerda las prioridades: Los objetivos SMART ayudan a estar constantemente al tanto del trabajo que se realizará para el próximo hito. Además, te ayudan a ser consciente de la meta final que se alcanzará en el proyecto.
  • Obliga a tomar medidas:Debido a la naturaleza del modelo de verificación periódica, obliga a la persona que realiza las tareas a trabajar y cumplir los hitos.

Ventajas y desventajas de los objetivos SMART

Ventajas:

  • No son imprecisos: Dado que las metas y objetivos SMART son extremadamente metódicos, cada objetivo se planifica y supervisa con todo detalle. Esto disminuye el factor de incertidumbre.
  • El trabajo perdido es fácil de rastrear: A cada persona se le asigna una cierta responsabilidad y, por lo tanto, cuando el trabajo no se completa, es muy fácil solucionar el problema. Esto hace que todos sean extremadamente responsables.
  • Las metas se dividen en pequeños objetivos alcanzables: La smetas tienen un objetivo final, pero con los objetivos SMART estas podrían dividirse en varios pequeños hitos. Por lo tanto, no importa la escala del objetivo final, será fácil de lograr.

Desventajas:

  • No es importante para otras tareas: Debido a la rigidez del sistema, todos los demás trabajos se ignoran. Además, hay menos posibilidades de innovación o de tratar de completar el trabajo de manera diferente porque el desarrollo del mismo se basa en hitos.
  • Mucha presión: Hay una gran presión para completar el trabajo en un período de tiempo determinado y esto hace que el entorno sea extremadamente estresante y difícil de superar para algunos.
  • Diferentes interpretaciones de diferentes personas:La presión para completar metas y objetivos está abierta a la interpretación de diferentes personas y la urgencia o rigidez del proceso, también es interpretada de manera diferente.

3 pasos para escribir tus objetivos SMART

Paso 1: Identifica tus prioridades

identifica-tus-prioridades

Observa la visión que has establecido para tu organización y considera cuáles de estas áreas clave son prioridades:

  • Finanzas: Mayores ventas, recortes en el gasto, mejores márgenes de ganancias
  • Producto o servicio: Mejora o  desarrollo de productos/servicios existentes para que coincidan con los requisitos de tus clientes.
  • Calidad: Introducir nuevos procesos de calidad o lograr la acreditación según un estándar de calidad
  • Clientes: Atraer nuevos clientes o mejorar la satisfacción de los existentes.
  • Personal y desarrollo: Reclutar nuevos especialistas o mejorar las habilidades de los empleados existentes
  • Operaciones: Introducción de nueva tecnología o actualización de las instalaciones

Es posible que tengas una lista larga, así que prioriza. ¿Cuál objetivo es el más importante?

Paso 2: Asegúrate de que tus objetivos sean inteligentes

Toma tus prioridades y haz un objetivo SMART de cada una. Convierte cada prioridad en una declaración clara y ejecútala a través del método SMART.

Paso 3: Asegúrate de que tus objetivos  se asignen a las personas adecuadas

Una vez que hayas producido tus objetivos, realiza una verificación de personal y asegúrate de que encajen para formar una estrategia perfecta.

Una vez que hayas decidido tus objetivos SMART, escríbelos en un formato que facilite su revisión y actualización.

¿Cómo hago para que los demás escriban sus propios objetivos?

Es esencial que alientes a tus empleados a asumir sus objetivos y crearlos ellos mismos, con el apoyo y la supervisión de su gerente.

Una vez que puedan definir los objetivos SMART, los gerentes deben explicar la importancia de esta herramienta de gestión del desempeño.

Se debe animar a los empleados a desafiarse a sí mismos, a la vez que sean realistas sobre sus fortalezas y debilidades.

Luego, las empresas pueden utilizar el software de revisión de gestión de rendimiento de recursos humanos para mantener a los empleados comprometidos y las líneas de comunicación abiertas en todo momento.

¿En qué se diferencian los objetivos SMART de los objetivos de desarrollo personal?

otros-pueden-establecer-sus-objetivos

Los objetivos SMART tienden a referirse a metas que ayudan a promover objetivos organizacionales.

Esto significa que, en última instancia, las empresas son más productivas y están en mejores condiciones para avanzar y mejorar.

Los objetivos de desarrollo personal, por otro lado, describen áreas específicas donde los empleados sienten que necesitan mejorar para lograr sus objetivos de desempeño u objetivos profesionales.

Es posible que no estén específicamente vinculados a los objetivos corporativos, pero al lograr objetivos personales, los empleados pueden ser más fuertes y más seguros, y por lo tanto, más activos para el equipo.

Aunque existen diferencias, el acrónimo SMART también se puede utilizar para diseñar objetivos personales.

¡No pierdas más tiempo!

Los objetivos SMART son una parte importante del crecimiento de una empresa.

Es esencial que los gerentes y directores de marketing, ventas, recursos humanos y muchas otras áreas, estén completamente involucrados en la definición de estos objetivos.

Para todos, el crecimiento de la empresa también implica crecimiento personal. 

La única forma de lograr esto es tener orden y una estructura que defina claramente los objetivos.

No pierdas más tiempo en métodos que no producen los resultados deseados.

Comienza a definir tus objetivos SMART y da a tu equipo suficientes razones por las cuales deberían ponerse a trabajar lo antes posible.

Darles una buena meta es parte de la motivación que todos en la organización necesitan.

Recuerda que aumentar la productividad del equipo siempre es favorable y hace maravillas para lograr el crecimiento general de la organización.