¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Ni siquiera la mejor educación, nos puede preparar para los eventos más sorpresivos e inesperados en nuestras vidas. Después de pasar por sucesos traumáticos o de emociones fuertes, sabremos que siempre hay tres lecciones de vida fundamentales que aprendemos en los momentos más difíciles.

Tememos a esa llamada telefónica que transmite las peores noticias, esas que cambian la vida. Es algo para lo que nunca te preparas, porque a nadie le gusta pensar en ello.

Pero esos momentos son la bofetada o el balde de agua fría que muchas veces te abre los ojos para destacar lo que es verdaderamente importante. Incluso si eres un gran planificador y tienes varias estrategias para manejar lo inesperado, eso realmente no importa ya que siempre pueden suceder cosas que no esperas.

Es por esto que debes aprender lo más pronto posible las siguientes 3 lecciones de vida y tratar de interiorizarlas para tener una vida sin arrepentimientos.

Lecciones de vida: Valora tu tiempo con tus seres queridos

Veamos la siguiente historia, basada en la vida real.

Una familia tomó la decisión de trasladarse de China para residir en Canadá. Los padres del jóven se divorcian cuando el padre queda en bancarrota luego de que fuera estafado por su socio. 

Desde ese momento, el joven asiático fue criado por su madre desde su adolescencia y quedaron los dos con muchos problemas económicos. Sin embargo, no fue impedimento para el joven, ya que trabajó arduamente para construir su propio negocio y convertirse en un mentor para miles de empresarios en todo el mundo.

Luego de un periodo de tiempo, su madre fue a una conferencia en Vancouver y observó por primera vez lo que su hijo había estado enseñando.

Todo se citó en un evento exclusivo llamado: “Closers in Black”. Ese evento fue sumamente importante para él, no solo por la asistencia de su madre sino también porque durante ese acontecimiento conoció por primera vez a muchos de sus estudiantes.

Tener a las personas más importantes de su vida observándolo en acción frente a 1000 aprendices fue uno de los momentos más significativos que le pudo haber tocado vivir.

 

lecciones de vida

Enfermedad de su madre

Luego del evento, su madre presentó cierto malestar y regresó a Taiwán para ser examinada por los doctores. Desafortunadamente, se le diagnosticó cáncer en su primera etapa. Esta noticia fue devastadora.

Inmediatamente, fue a cirugía y comenzó el tratamiento.

El joven estaba muy sorprendido porque la noticia fue inesperada y se encontraba en Japón, de vacaciones, cuando recibió la llamada.

Afortunadamente, durante ese momento, él pudo brindarle la mejor atención médica, la mejor enfermera y el mejor médico. Luego de su cirugía, ella pudo recuperarse bastante rápido incluso cuando él aún se encontraba en Japón.

 

Jamás sabrás lo que puede ocurrir mañana o en el futuro inmedianto. En algún momento tu familia y amigos podrían estar perfectamente bien, y al día siguiente las personas que amas pueden enfermarse.

A medida que envejeces, observas que las personas a tu alrededor se enferman y mueren. En este caso el cáncer de la madre de éste joven es un recordatorio de lo corta y frágil que puede ser la vida a veces.

No vivirás para siempre.

Quizás veas a tu familia una vez al año y pienses que aún tienes 40 años o más para poder verlos, la realidad es que no los tienes.

Si ves a tu familia una vez al año, quizá tengas 20 oportunidades durante ese año para verla. No te quedan 40 años. Al ver la vida de esta manera se crea un sentido de urgencia que demuestra que la vida es corta. No esperes para pasar tiempo con tu familia.

Esta es la primera lección de vida.

La segunda lección es un poco más controvertida porque hay personas que creen que la vida no se trata del dinero.

Ciertamente no se trata del dinero, sino de lo que el dinero puede hacer por los que amas.


Lecciones de vida: El dinero es importante en la vida

No se trata de dinero, el dinero no puede comprar el amor, no te puede dar el tiempo con tu mamá y tus seres queridos, no puede comprar salud.

Sin embargo, continuando con el ejemplo  anterior, el joven tuvo suerte con el incidente de su madre. A veces haces lo que puedes con la intención de comer sano, ejercitarte y dormir lo suficiente, pero las desgracias suceden.

Quizás no hayas tenido el dinero suficiente cuando alguien en tu familia necesitaba atención. La desesperanza que se siente cuando eso sucede es uno de los peores sentimientos, no puedes proveer ayuda financieramente.

Luego de que sucede algo así y lo peor pasa, no puedes dar marcha atrás al reloj.

Entonces, cuando la gente dice que el dinero no es importante, es mentira, el dinero sí es importante. “Te puede dar tiempo”: esta es otra razón por la cual el dinero es importante.

El tiempo con la familia es insustituible y los recuerdos también.

Muchas personas se han encontrado en una encrucijada en algún momento de sus vidas.


¿Cómo puedes equilibrar el tiempo entre tu carrera y tu familia?

 

lecciones de vida

 

 

Existen muchas madres y padres que trabajan poco y comparten más tiempo con sus hijos como una prioridad. No solo para recogerlos a la escuela sino también para preparar comidas, escucharlos cuando necesitaban un consejo, etc.

Sin embargo, tratar de equilibrar las actividades tradicionales como padres y los ingresos familiares, no es algo sencillo.

También hay casos en los que otras desearían tener más control de su agenda, pero notan que lleva más tiempo que un trabajo regular.

Varias empresas suministran programas donde se puede trabajar desde casa y obtener altos ingresos con menos horas de trabajo. Quienes lo han tomado, abogan que pueden disfrutar de la flexibilidad de trabajar en casa, ser parte de un equipo y además, poder pasar tiempo con su familia cuando lo deseen.

De hecho, los consideran tan productivos que también quieren mostrarles a sus hijos que existen este tipo de trabajos no tradicionales, que vale la pena verlo y aprender para descubrir cual funciona mejor.

El dinero no puede comprar el amor o el tiempo, esa es la segunda lección de vida importante, pero puede darte una carrera que te brindará la flexibilidad y el nivel de ingresos para poder pasar el tiempo que desees con tus seres queridos.

Lecciones de vida: no sabes todo lo que puede suceder

Pregúntate cada día: “¿Qué no sé? ¿Qué no veo?”

Esto hará que quieras anticiparte a los desafíos que enfrentarás en tus negocios y organización. La realidad es que no lo sabes todo, puedes planear y planear extensamente, pero lo inesperado puede suceder.

Lo mejor que puedes hacer es prepararte, siempre estar en constante aprendizaje y crecimiento, mejorando tu negocio, construyendo tus inversiones, ahorrando dinero en el momento adecuado para cuando lo necesites.

Muchas personas no se toman el tiempo necesario para planificar lo inesperado, cuando la familia necesita ayuda no tienes el dinero o los recursos necesarios para hacerlo.

Por eso es importante que crees un sentido de urgencia, recuerda que “la vida es corta”.

A veces, la perspectiva de un niño es lo que necesitas para darte cuenta del valor que aportas a las vidas de tus seres queridos.

 

 

lecciones de vida

 

Otro ejemplo:

Una de las madres que trabajan desde su casa en su propio emprendimiento de marketing digital, inscribió a su hija en una nueva escuela donde le dieron un diario en su primer día. La mamá pudo notar que aunque la niña tiene 7 años de edad, en ese nivel “escribir” tiene que ver más con obtener ideas en el papel y no con lo que está escribiendo.

En el diario, la niña escribió una historia sobre como su madre trabaja en cierres de negocios en ventas y la describió como alguien que ayuda a las personas a adaptarse correctamente en lo que están aprendiendo para que puedan tener éxito.

La enseñanza tiene que ver con lo que le transmitimos a nuestros hijos. Como padres, debes esforzarte para asegurarte de que le brindas a tus hijos las mejores oportunidades posibles y tratas de darles cosas que sabes que necesitan para tener éxito.

La niña tiene tanto conocimiento que un día, cuando su madre quiso pasar más tiempo con ella, le dijo: “Pero mamá, necesitas ir a ganar algo de dinero”. Vuelve a tus reuniones.

Puedes notar que a ese nivel los niños tienen un concepto de emprendimiento. Comprenden que su madre no trabajaba en una oficina tradicional, donde intercambia tiempo por dinero. Entienden que aportar valor a los clientes se traduce en ingresos y riqueza.

La perspectiva del mundo de esa niña ha sido formada por las experiencias empresariales de su madre.

No tienes conocimiento de todo lo que podría suceder mañana, pero puedes ayudar a tus seres queridos a prepararse para el futuro.

Reflexiones finales sobre las 3 lecciones de vida que debes aprender

No esperes recibir una llamada de atención para pasar un tiempo con las personas que amas.

Tómate el tiempo necesario y valora cada instante que pasas con ellos porque no sabes lo que sucederá mañana.

Tener una carrera que pueda brindarte los ingresos y la flexibilidad para pasar más tiempo con tu familia es algo que no se puede reemplazar.

Preparar a tu familia para el futuro también es importante.