¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

El éxito no puede ser medido de la misma manera en todo el mundo y por todos. Sentirse exitoso es una emoción personal de satisfacción que puede ser temporal, duradera o muy corta.

Todo depende de nuestra experiencia de vida, de nuestra misión y visión, de los objetivos que nos trazamos y las metas que vamos logrando cada día.

Sentirse exitoso depende de la manera cómo medimos nuestros logros y de la persona en la que nos convertimos mientras avanzamos.

“No dejes que el miedo a perder sea más grande que la emoción de ganar”. –Robert Kiyosaki.


¿Cuál es tu definición actual de éxito?

¿Mides el éxito por la felicidad, logros, riqueza, la salud o la familia?

Cada persona tiene una respuesta diferente a esta pregunta y dependerá de donde se encuentre en la vida y de lo que quiera.

Hay personas que tuvieron éxito en su primer negocio, por lo que hicieron millones de dólares y ahora lo que buscan es impactar a otros, ayudarlos a crecer y tener éxito.

Una de las mejores definiciones de éxito es la de Earl Nightingale, quien dijo:

El éxito es la realización progresiva y digna de un ideal. Lo que significa que cualquiera que sepa lo que está haciendo y hacia dónde va tendrá éxito. Cualquier persona que se encuentre trabajando en una meta es una persona exitosa

Aunque el éxito puede definirse de muchas maneras, veamos algunas definiciones en diferentes áreas de la vida que incluyen: trabajo, salud y logros personales.

 


¿Cuál es tu plan?

Muchas personas creen que ser ricos, ganar cierta cantidad de dinero, graduarse o tener un sitio web es un indicador de éxito.

Sin embargo, otros lo pueden definir como alcanzar una meta determinada, ya sea obtener el trabajo deseado, escribir un libro o comprar la casa de sus sueños.

Aprende a ver el éxito de una forma diferente. A veces, sólo se trata de tener un objetivo claro, un plan predeterminado y ejecutarlo de forma estratégica durante un largo período de tiempo. Muchas personas afirman que lo más importante de esta planificación es mantener la diversión en el proceso. Es tan simple como eso.

Por ejemplo, supongamos que deseas perder peso. Tienes 120 kilos y tu objetivo son 90 kilos. En este caso, establecerás un plan predeterminado para ir al gimnasio, hacer ejercicios y además construirás una dieta. Quizás también motives a tus amigos y realicen un trabajo en equipo que pueda mejorar la salud de todos.

En el transcurso de seis meses a dos años comenzarás a perder peso progresivamente hasta llegar a tu peso deseado, 90 kilos.

Lo mejor de todo es que te lo pasarás muy bien mientras lo haces: disfrutarás ir al gimnasio, cambiar las opciones de comida que tenías y recibirás elogios de tus familiares y de tus amigos porque estarán orgullosos de tu nuevo look.

Es una tarea que te tomará tiempo. Sin embargo, ejecutar ese plan paso a paso mientras te diviertes es algo que puede ser considerado como éxito.

Observa este otro ejemplo: Si eres padre o madre soltera y estás criando a un hijo, lo cuidarás en la escuela y le enseñarás los principios que necesitará para su vida.

Por esta razón, tu hijo se convierte en una inspiración para sus compañeros de clase. Entonces, ser un padre o madre soltera para ti será un gran éxito.


El éxito no se trata de dinero

Comprar un auto, ir de vacaciones, comprar una casa o incluso ganar millones de dólares no tiene absolutamente nada que ver con el éxito.

Aquí está el ejemplo ideal. Imagina que una persona millonaria tiene diferentes franquicias en Canadá, una colección de autos, carteras de lujo Hermès y otros juguetes.

Pero su problema es que ha llegado a divorciarse tres veces, es alcohólico y sus hijos no quieren hablar con él.

Cada vez que conversa con sus amigos se estresa, de lo único que puede hablar es de abrir la siguiente franquicia y sobre la cantidad de dólares que desea obtener, sin considerar que al final del día se va a una casa vacía.

En conclusión, el dinero no te hace exitoso ni feliz, es una forma de medir el valor que entregas al mercado.

 

qué es el éxito

¿Cómo los estadounidenses ven el éxito?

“El sueño Americano”, una frase que alguien expresó para referirse a la pretendida igualdad de oportunidades a fin de lograr aspiraciones y tener éxito.

Sin embago, por experiencia sabemos que este sueño no es lo mismo para todos.

Una encuesta realizada a 2000 personas en Estados Unidos refleja diferentes definiciones de éxito con objetivos que pueden cuantificarse.

  • La mayoría de los estadounidenses consideran que el éxito se define por un ingreso de seis cifras, pero la mayoría estaba a la mitad del camino de alcanzar esa meta.
  • Muchos de los estadounidenses no se encontraban trabajando donde habían soñado, pero si estaban cerca de laborar las horas que querían. Aun así, sólo recibían la mitad de su tiempo ideal de vacaciones y en promedio usaban el doble de tiempo que les gustaría trabajar desplazándose de su casa al trabajo y viceversa.
  • En el caso de las propiedades, deseaban ser dueños de casas con un valor más allá de los 460.000 $ y poseer un vehículo que costaría más de 41.000 $, pero la realidad es otra. El valor promedio de una casa es de 248.000 $ y el valor del vehículo es de 15.000 $ o más.
  • Los estadounidenses definen el éxito entre familia y amigos, es decir, estar casados con hijos y tener al menos cuatro mejores amigos, actualmente la mayoría solo tiene tres mejores amigos y sólo están casados el 61%.
  • Las mujeres definen el éxito con riqueza y los hombres con libertad. Las mujeres son más propensas a decir que mientras más ingresos tengan estarán más cerca de sus objetivos. En el caso de los hombres mencionan que consiguiendo el trabajo de sus sueños lograrían sus objetivos.

Ciertamente, el éxito no es algo que siempre podamos medir o ponerle números, pero en el caso de esta encuesta, los ítems cuantificables eran fáciles de medir. Tal vez se pueda expresar que la felicidad es una forma de éxito aunque sea algo difícil de medir.

Reflexiones finales sobre la definición del éxito

Los jóvenes normalmente definen el éxito como hacer una determinada cantidad de dinero, pero realmente no tiene nada que ver con eso.

Se trata más de crear un plan que puedas ejecutar durante un largo período de tiempo.

Significa poseer una gran visión a largo plazo y divertirte mientras llevas a cabo tu plan, ten en cuenta que no se trata del destino sino de la calidad del viaje.

Los estadounidenses definen el éxito en la vida como alcanzar las metas ideales, aunque la mayoría de ellos se encuentren en la mitad del camino de donde quieren estar.

Antes de irte reflexiona sobre esta cita de Jim Rohn:

“El éxito no es algo que persigues, el éxito es algo que atraes a la persona en la que te estas convirtiendo”.