¡Comparte para que podamos seguir ofreciendo contenido de calidad y gratuito!

Hace algunos años, la Asociación Americana de Psicología advirtió que un 74% de los estadounidenses sufría de alto grado de stress a causa de problemas económicos.

Por eso, un grupo de terapeutas financieros comenzaron a brindar algunas luces acerca de la importancia de analizar las causas emocionales y psicológicas que pueden convertirse en creencias limitantes sobre el dinero.

Todos hemos aprendido algunas de estas creencias y las hemos aceptado como únicas verdades.

Sin embargo, lo cierto es que tener estas creencias erróneas sobre el dinero puede frenar cualquier aspiración o hasta tus acciones más voluntariosas.

¿Qué puedes hacer?

Tranquilo.

A continuación te explicaremos cuáles son estas creencias y cómo puedes superarlas.

 

¿Cuál es tu relación con el dinero?

¿Asocias la riqueza y la abundancia con pensamientos negativos? ¿Al obtener dinero, tratas de guardarlo o lo entregas todo aunque te quedes sin nada? ¿Crees que al convertirte en rico muchas personas te odiarán? ¿Le temes a la riqueza? ¿Piensas que al convertirte en exitoso no serás la misma persona?

Muchas de las respuestas a estas preguntas pueden estar relacionados con pensamientos de autosabotaje.


Relación entre las creencias limitantes sobre el dinero y el crecimiento negocio

La mentalidad y cultura de una empresa son las piezas fundamentales para alcanzar el éxito.

Piensa por un momento que tu negocio ha ganado el millón de dólares, pero justo en ese momento empieza a suceder algo muy incómodo, florecen los pensamientos negativos sobre el dinero y llegas a pensar que los clientes dejarán de pagar y que te convertirás en uno de esos ricos malvados. Estos pensamientos hacen que el crecimiento de tu negocio se detenga.

Tu negocio atravesará dificultades si no crees merecer el éxito financiero que estás obteniendo.

Si tus clientes piensan que están demasiado abrumados con deudas como para pagarte y tus empleados creen que ganar dinero no es lo correcto, entonces algo está fallando en tu cultura empresarial.

Ahora, ¿Cómo puedes evitar que tu empresa detenga su crecimiento a raíz de estas creencias limitantes sobre el dinero?

Hay cuatro creencias negativas sobre el dinero que pueden impedir que tengas la riqueza que mereces. Lo principal es identificarlas.

 


Asociaciones negativas con dinero y riqueza

creencias limitantes sobre el dinero

Es muy posible que hayas escuchado diferentes asociaciones negativas al dinero y la riqueza cuando eras niño, tales como:

  • “El dinero no compra la felicidad”.
  • “En los árboles no crece el dinero”.
  • “Los ricos son personas malas”

O hayas escuchado asociaciones positivas con el dinero, como:

  • “El dinero es libertad”.
  • “La ausencia del dinero es la raíz de todo mal”.
  • “Con dinero puedes ayudar a los demás”.

Es contradictorio, pero estas declaraciones positivas y negativas pueden ser creencias arraigadas por las mismas personas.

Es decir, aquellos que odian a los ricos pero en el fondo desean ser como ellos.

Este tipo de pensamiento tiene muchas repercusiones en la vida, ya que es más fácil cambiar las creencias sobre el dinero que preocuparse por cambiar el estado financiero que tienen.

 

Las consecuencias de asociar el dinero a creencias negativas

En un estudio realizado sobre el efecto que generan las creencias limitantes sobre el dinero en los comportamientos financieros de las personas, los investigadores observaron que las personas que evitaban el dinero tendían a tener menos patrimonio neto.

Es decir, si crees que las personas ricas son menos deseables, es posible que te sientas mucho mejor por no ser parte de los súper ricos.

Este tipo de personas estarán rodeados durante mucho tiempo por problemas financieros. Tienden a trabajar excesivamente, evitan ajustarse a un presupuesto y compran compulsivamente.

Al mismo tiempo, creen que poseer más dinero les ayudaría a salir de los problemas de bajos ingresos y tarjetas de crédito.

Por eso gastan más de lo que ganan tratando de comprar la felicidad.

 

¿Tienes creencias limitantes sobre el dinero en tu negocio?

En este punto, es necesario tratar 2 aspectos: ¿Qué puede pasar en tu negocio si este tipo de personas son tus clientes? Y si este es el tipo de pensamiento que tienes actualmente ¿Cómo afecta tus ingresos?

Tus respuestas pueden variar de acuerdo a las creencias.

Muchas personas piensan que si quieres ayudar a otros, no deberías beneficiarte de ello, y otros creen que no deberías ganar mucho dinero si amas lo que haces. Pensar así está mal.

La idea es que ames tanto aquello que estás haciendo que se convierta en la única forma de ganar dinero.


¿Cómo superar una asociación negativa con el dinero?

En principio, analiza si las falsas creencias provienen del 95%, o del 5% de la población

¿De dónde derivan tus asociaciones negativas? tus padres, la sociedad, las experiencias, tus amigos, la escuela o los medios de comunicación y sus alrededores.

El 95% de la población posee estas asociaciones negativas con el dinero, ese es su sistema de creencias.
Si deseas formar parte del 5% debes hacer todo lo contrario.

No puedes darte el lujo de asociar el dinero con emociones negativas. No te permitas tener pensamientos como que no podrás ayudar a tus clientes o que el dinero no compra la felicidad.

Pensar que el dinero no tiene tanta importancia es erróneo.

De hecho, tener pensamientos como: “Mi padre no era rico, si me convierto en rico seré una persona codiciosa” te alejarán del éxito. En su libro “Padre rico, Padre Pobre”, Kiyosaki habla sobre este tema.

Esta situación puede suceder. Existen jefes de familia que hacen caridad para las comunidades y piensan que si en algún momento se vuelven ricos serían una deshonra para su familia.

La gente le teme al éxito porque tienen miedo de sentirse odiados.

Si te conviertes en una persona con riquezas habrá quienes te odien, eso está garantizado. Pero lo más importante es que entiendas cuál es la razón de este odio.

 

La creencia de que la riqueza hará que más personas te odien

Otra de las creencias que puede impedirte llegar a tener las riquezas que mereces, es la sensibilidad a los pensamientos externos. Quizás piensas que serás criticado y recibirás ataques sin razón si te vuelves exitoso.

La verdad es que igual recibirás los mismos ataques incluso si no te conocen
porque esas personas no tienen percepción alguna de lo que tú haces.

 

creencias limitantes sobre el dinero

Las redes sociales y los haters del éxito

Hay quienes a diario reciben críticas en sus canales de YouTube de personas que ni siquiera tienen idea de quién está detrás de la pantalla.

¿Por qué lo hacen? Para tener una mejor perspectiva de la razón, es necesario comprender cómo funciona el mundo hoy en día.

Antes de las redes sociales, las personas compartían sus logros con su familia, amigos, compañeros de trabajo y vecinos.

Tal vez el auto nuevo o electrodoméstico que tu vecino o amigo adquiría no estaba en tu casa, pero era algo que con esfuerzo podías conseguir.

Ahora, con las redes sociales, han inundado a la sociedad con vídeos e imágenes de personas felices que viajan a lugares donde nunca has imaginado siquiera estar, gente viviendo en mansiones con ayuda de criadas que no podrías pagar.

Se ha dado un salto gigantesco, de un mundo pequeño integrado por parientes y vecinos con cierta estabilidad económica, a otro con una gran cantidad de extraños con una riqueza mucho más allá de la que puedes imaginar.

La envidia se ha apoderado de esta situación. Son particularmente envidiados aquellos que pasaron de estar en una situación muy desfavorable a ser ricos, porque ya estas personas no son como los demás.

Para los terapeutas financieros, detrás de esa envidia,  se esconde un miedo aún más arraigado ¿Qué pasaría si te vuelves exitoso como ellos lo hicieron pero algún día pierdes todo tu dinero? ¿Cómo pasar, de tenerlo todo, a tener nada?

 

Temor a salir de tu zona de comodidad financiera

 

Tu temor es llegar a tener dinero y no poder mantener el status que tengas.

Tienes la creencia de que no eres digno de riqueza y piensas que te verías estúpido si tienes éxito y terminas perdiéndolo todo.

Es muy probable que hayas escuchado historias sobre personas que han ganado la lotería y se han convertido en millonarios de la noche a la mañana.  Luego se endeudaron a tal punto que tuvieron que buscar nuevamente un trabajo.

Quizás hayas conseguido un poco de éxito y te conformaste con eso, no te esforzaste por adquirir más porque temes al cambio.

Prefieres la comodidad y la seguridad de donde te encuentras y no apuntas a un nuevo nivel ¿De verdad es tan malo este pensamiento?

Si mantienes este tipo de mentalidad seguramente cometerás errores comerciales y gastarás dinero que no puedes permitirte.

Pensar así te generará dificultades para alcanzar el siguiente nivel de éxito. Y si tus clientes piensan de esa misma forma, será mucho más complicado poder mantenerlos, ya que establecen un límite invisible y marcan su zona de comodidad financiera.

Si en algún momento tú o tu cliente se mueven más allá de ese límite comenzarás a sentir estrés porque pensarás que estas dejando lo que es cómodo para tu grupo económico-social.

Existe una impresionante necesidad de mantener tus ingresos similares a los de tus amigos y grupo familiar

Inconscientemente, sufres autosabotaje debido al grupo al que perteneces. Tus pensamientos frente a los de tu grupo te impiden alcanzar el siguiente nivel de éxito financiero, es decir, no te convertirás en un miembro de los ultra ricos.


Creer que puedes hacerte rico sin cambiar tu forma de pensar y actuar

 

 

Si actualmente no eres una persona con riquezas es porque en el fondo no has querido pagar el precio y el tiempo que esto requiere.

Es una verdad muy dura, pero es así: no has admitido que para tener una ganancia mayor debes cambiar.

La falta de voluntad para pagar el precio del éxito financiero te domina y también impide que te realices como persona.

El precio del éxito se debe pagar por adelantado, no hay pagos fáciles ni existen cuotas. Te darás cuenta de que has pagado lo suficiente justo en el momento que logres tu objetivo.

Dependiendo del objetivo que te hayas planteado es posible que el precio del éxito sea más alto de lo que piensas.

Actualmente, es común observar cómo la mayoría de las personas subestiman la cantidad de esfuerzo y dinero que se necesita para la construcción de una empresa.

Hoy, más que nunca, para tener éxito en los negocios debes trabajar en tu mentalidad y conjunto de habilidades.

La construcción de una empresa termina siendo el doble o el triple de lo que se espera
y cuando subas de nivel comprenderás que no puedes ser la misma persona que eras antes.

Es prácticamente imposible que llegues a ganancias de seis o siete cifras si no resuelves tus problemas con las creencias limitantes sobre el dinero y la negatividad que puedes tener.

Fíjate lo que dice Jim Newman en su libro  “Release your Breakes”:

Las personas actúan como si condujeran un vehículo.
Es decir, trabajan duro, establecen objetivos y mantienen el acelerador presionado,
pero no van tan rápido como quieren
porque no saben que tienen el freno de emergencia activado

Tienes que superar estas creencias limitantes sobre el dinero, quitar ese freno de emergencia para poder convertirte en millonario y vivir el estilo de vida que seguramente mereces.