Cultura emprendedora: Cómo construir una efectiva

Comparte en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
cultura-emprendedora

En este artículo definiremos que es una cultura emprendedora y como podría llevar tu negocio al siguiente nivel.

Trabajar para otra persona tiene muchas ventajas, incluida la seguridad, un cheque de pago garantizado y poder descansar al final del día.

Sin embargo, también hay beneficios al cultivar un sentido de propiedad entre los miembros de tu equipo, así como de urgencia, la voluntad de probar cosas nuevas y el apetito por un crecimiento más rápido.

En última instancia, quieres que tu equipo presente nuevas ideas, pero también ayudarlos a sentirse capacitados para actuar sobre esas ideas.

Algunos empleados pueden evitar tomar más iniciativas porque han sido castigados por hacerlo en el pasado. Ser explícito sobre el equipo emprendedor que buscas crear hará que se sientan más seguros.

Escribe lo que significa ser emprendedor en tu equipo y lo que harás para apoyarlos.

Al expresar la cultura emprendedora que quieres implementar, le haces saber a la gente que sus ideas creativas y su dedicación al negocio serán recompensadas.

¿Qué es una cultura emprendedora?

En las últimas décadas, los investigadores en emprendimiento han explorado cómo la cultura de una región impacta la tasa de emprendimiento. Hay cuatro formas en que la cultura puede desempeñar un papel importante:

  • Rasgos psicológicos agregados: Si hay más personas con valores empresariales en el país, habrá un mayor número de personas que muestren comportamientos empresariales.
  • Legitimación social / Aprobación moral: De encuentran mayores tasas de emprendimiento en sociedades donde el emprendedor está dotado de un estatus social más alto, se presta atención al emprendimiento dentro del sistema educativo y existen más incentivos fiscales para alentar la creación de empresas.
  • Capital social y cooperación: Las tasas de actividad empresarial son más altas en las culturas que valoran la amistad y la cooperación en comparación con las culturas basadas en el desempeño.
  • Insatisfacción: Si las personas no están satisfechas con tu entorno (es decir, la situación económica personal, la falta de oportunidades, etc.), podrían estar más inclinadas a buscar y actuar sobre las oportunidades empresariales.

Los primeros tres proporcionan alguna evidencia empírica inicial que confirma el impacto de la cultura en el emprendimiento.

Nuestro objetivo en este artículo es inspirar más valores empresariales (es decir, asumir riesgos para iniciar o hacer crecer negocios) y celebrar a quienes sí lo hacen. También creemos que el capital social y la cooperación son un elemento clave para la cultura emprendedora.

Liderando en una cultura emprendedora

Como con la mayoría de las soluciones comerciales, el punto de partida es el liderazgo.

La gente sigue el ejemplo de sus líderes. Sus valores, prioridades y acciones están guiados por lo que modelan sus superiores.

Suena simple, pero es verdad. Los altos ejecutivos establecen el tono de lo que la empresa debería estar haciendo, cuáles deberían ser los valores organizacionales y cómo deberían actuar las personas.

Desde la perspectiva de un líder empresarial, ese es el punto de partida para impulsar una cultura emprendedora: asumirla y darle forma.

Habla sobre ello, recompensa a tus empleados que la asuman y alienta a los demás a hacerlo.

Recuerda que el liderazgo efectivo es un equilibrio delicado. Un lugar de trabajo demasiado autoritario desalienta a las personas a usar su propia iniciativa y ahoga los rasgos que mejoran la innovación y la productividad.

Un entorno excesivamente democrático carece de enfoque para mantener a la empresa avanzando hacia sus objetivos.

Crear un entorno de empoderamiento

Una gran parte de impulsar una cultura emprendedora es crear un ambiente donde las personas puedan actuar como emprendedores. No estamos diciendo empoderar a las personasNos referimos a fomentar el entorno donde las personas se empoderan.

Para actuar de esta manera, las personas deben sentirse con la capacidad para tomar la iniciativa y crear un cambio positivo.

Piensa en lo que hace un emprendedor: Analiza estratégicamente las tendencias del mercado, identifica oportunidades, calcula riesgos, toma decisiones e inspira a otros a seguir.

Ese es el objetivo: crear el entorno en el que tu personal lo hará en sus actividades cotidianas.

Para que esto suceda, sigue estos puntos clave:

  • Aprende las fortalezas de cada individuo, luego discútelas con ellos
  • Da poder a aquellas personas que han demostrado que están listas para una mayor responsabilidad.
  • Brinda a las personas discreción de sus propias decisiones y recursos.
  • Ofrece oportunidades de capacitación y educación para ayudar a las personas a crecer.
  • No adivines las habilidades y capacidades de la gente
  • Recompensa a las personas por abordar problemas y promover los intereses de la compañía

¿Cuales valores se necesitan para establecer una cultura emprendedora en tu empresa?

1.      Liderazgo

La implementación de una cultura emprendedora requiere liderazgo. Los empleados necesitan a alguien que pueda liderar con el ejemplo y ofrecer orientación.

El cambio puede ser difícil. Por eso es esencial tratar a todos los empleados con respeto durante este proceso. Muéstrales el camino y seguramente te seguirán.

2.      Ánimo

Para que los empleados se sientan seguros de su nuevo rol como emprendedor, debe haber una forma de aliento. La comunicación constante es necesaria para la implementación de una nueva cultura de la empresa.

Alienta a los empleados a ser curiosos, asumir nuevas responsabilidades, hacer preguntas y proporcionar comentarios. Ayuda a tu personal a crecer y haz que se sientan empoderados.

3.      Confianza

Penalizar las ideas fallidas no solo tiene un efecto negativo en los niveles de creatividad y productividad de los empleados, sino que también crea una cultura de miedo.

Como resultado, es más probable que los empleados mantengan la cabeza baja y sigan las reglas. Tomar riesgos es una parte inevitable del emprendimiento.

La innovación exitosa solo puede suceder en un entorno laboral donde los trabajadores tengan la libertad de experimentar y aprender sin tener que temer al fracaso. 

Es por eso que los gerentes deben establecer un nivel de confianza. De esta manera, los empleados se sienten lo suficientemente seguros como para explorar diferentes ideas.

4.      Esfuerzo continuo

Transformar la cultura dentro de tu organización no sucede de la noche a la mañana. Se requiere tiempo y esfuerzo para que crezca orgánicamente. Sin embargo, debes supervisar y evaluar el proceso de forma regular.

Puedes planificar revisiones de desempeño o reuniones para asegurarte de que todos los empleados conozcan los valores y objetivos que deben seguir.

Pasos para crear una cultura emprendedora

Claramente, hay beneficios para alentar un sentido de propiedad. Pero, ¿cómo animas a las personas a adoptar la mentalidad de emprendedor? ¿Es posible cultivar un sentimiento de inversión personal y una voluntad de probar cosas nuevas?

Muchos de tus empleados podrían ser emprendedores dentro de su lugar de trabajo si se les brinda la oportunidad y la orientación. Aquí te mostramos cómo fomentar una cultura emprendedora entre las personas de tu equipo.

1.      Informa que estás buscando información

cultura-emprendedora-1

Si un empleado piensa que mantener la cabeza baja es el camino para asegurar un empleo, es poco probable que defienda y fomente nuevos cambios.

El primer paso para crear una cultura emprendedora es anunciar que estás abierto a sugerencias y luego recompensar claramente a quienes generan nuevas ideas.

2.      Mantener abierto canales de comunicación

Comunicación: Es una función fundamental del liderazgo.

Sin embargo, muchos líderes se estancan tanto en las tareas cotidianas que se olvidan de decirle a la gente a dónde van. Recuerda constantemente a tu gente sobre la visión y la dirección. Cuando se trata de comunicación, las personas quieren sentir que están obteniendo la información importante.

También quieren escuchar que sus preocupaciones e ideas se están escuchando. Crea un entorno abierto mediante:

  • Compartir información libremente
  • Asegurarse de que la información fluya hacia arriba y hacia abajo
  • Animar a las personas a hacer preguntas abiertas sobre cómo mejorar las cosas

Estas prácticas de comunicación también son clave para crear un entorno de empoderamiento.

3.      Desarrolla un método claro para presentar nuevas ideas y tomar medidas

Es solo la mitad de la batalla decir que valoras el cambio y quieres ideas. La otra mitad está en facilitar el aporte de ideas y desarrollarlas.

Algunas empresas hacen esto mediante la creación de un buzón de sugerencias, pero un enfoque más proactivo es solicitar asesoramiento en las reuniones de la empresa y en las conversaciones individuales.

De esta manera, puedes hacer preguntas aclaratorias y escuchar más sobre lo que impulsó la idea en primer lugar.

Una vez que las personas hayan compartido una idea, haz que sea igualmente fácil para ellos tomar medidas.

  • Crea un proceso para escribir un resumen del producto.
  • Comparte una plantilla para recopilar los comentarios de los clientes.
  • Aclara los pasos involucrados en la construcción de una campaña de marketing.

4.      Dar comentarios positivos a todas las ideas

Algunas ideas serán desacertadas, demasiado costosas o fracasaron en el pasado. Cuando la gente sugiera planes que no funcionarán, no los descarte de inmediato.

Dale a la persona comentarios positivos para que se le ocurra otra idea. También puedes considerar agregar más opiniones a la idea para mejorarla. Si finalmente se descarta, alienta a los empleados a continuar con más soluciones.

5.      Ten en cuenta que pueden haber errores

La innovación solo es posible si los miembros del equipo saben que no serán penalizados si una idea falla. Si el puesto de trabajo está en peligro para los empleados, crearás una cultura en la que las personas solo seguirán los procesos existentes.

Para crear una cultura emprendedora de verdad, debes crear un entorno que valore la experimentación y el aprendizaje por encima de todo.

Si cero ideas fallan, las personas probablemente no estén apuntando lo suficientemente alto o intentando cosas nuevas tan a menudo como podrían.

6.      Enseña pensamiento emprendedor

Muchos equipos tienen capacitación para temas amplios como seguridad laboral, seguridad de datos o acoso sexual.

Considera agregar capacitación sobre cómo desarrollar ideas. Esto podría incluir la tutoría informal, la financiación de una biblioteca, para que los empleados puedan leer biografías de grandes empresarios, o dedicar un taller de medio día al pensamiento empresarial.

Como líder del grupo, no hay mejor persona que tu para enseñar a tus empleados cómo crear ideas.

7.  Brinda autonomía a tus empleados

La investigación de la Universidad de Birmingham muestra que la autonomía es clave para la satisfacción de los empleados. Además, cuando los empleados sienten que tienen control sobre su entorno de trabajo, también es más probable que se les ocurran ideas sobre cómo mejorar la empresa.

Puedes fomentar esta innovación midiendo los resultados en lugar de los insumos. Comparte con tu equipo los resultados que deseas lograr (50% de crecimiento año tras año, por ejemplo), pero dales autonomía para decidir cómo llegar allí.

8.      Recompensa la innovación

Se generoso con los bonos cuando las ideas valgan la pena. Ate las bonificaciones de fin de año de todos con el éxito de la compañía.

Para ayudar a los empleados a tomar posesión de tu empresa, conviértelos en propietarios de la empresa con opciones sobre acciones o participación en los beneficios.

La importancia de una cultura emprendedora

importancia-de-una-cultura-emprendedora

En este entorno empresarial en constante cambio, la competencia por el talento es feroz. Se vuelve menos común que los profesionales permanezcan en la misma empresa durante años.

En cambio, cambiarán de trabajo o carrera para encontrar el ajuste perfecto. Los cheques de pago o títulos de trabajo no son los únicos motivadores para el cambio. Los empleados quieren ser parte de una empresa que comparte sus ideas.

Quieren poder crecer y tener un impacto real en la empresa. Si la organización no brinda esta oportunidad, buscarán desarrollar sus habilidades en otros lugares.

La cultura emprendedora desempeña un papel esencial en la atracción y retención de estos trabajadores talentosos. Las organizaciones con una mentalidad flexible y emprendedora tienen una ventaja competitiva sobre otras compañías.

En la actualidad, las empresas deben poder adaptarse y reaccionar rápidamente ante nuevas oportunidades y cambios. Inculcar la cultura correcta ayudará a mantener y crecer como empresa. 

Sin una cultura de empresa, los empleados no encontrarán ningún disfrute en su trabajo. Como resultado, las organizaciones experimentarán una disminución en el rendimiento y una alta rotación del personal.

Muchas startups han adoptado una cultura emprendedora.

Dentro de este entorno, los empleados se perciben a sí mismos como empresarios. Lo que les permite identificar oportunidades, tomar riesgos calculados y tomar decisiones.

El fuerte sentido de propiedad y empoderamiento es una fuerza impulsora de la innovación en este tipo de cultura empresarial.

Ejemplos de empresas con cultura emprendedora

1.      Google

Google ha sido sinónimo de cultura emprendedora durante años, y establece el tono para muchas de las ventajas y beneficios por los que ahora se conoce a las startups.

  • Comidas gratuitas
  • Viajes y fiestas para empleados
  • Bonificaciones financieras
  • Presentaciones abiertas de ejecutivos de alto nivel
  • Gimnasios
  • Un entorno amigable para los perros, etc.

Se sabe que los Googlers son impulsados, talentosos y se encuentran entre los mejores de los mejores.

A medida que Google ha crecido y la organización se ha expandido y extendido, mantener una cultura uniforme ha resultado difícil entre la sede y las oficinas satélites, así como entre los diferentes departamentos dentro de la empresa.

Cuanto más grande se hace una empresa, más tiene que reinventarse para acomodar a más empleados y la necesidad de administración.

Si bien Google todavía recibe críticas estelares por pagos, beneficios y adelantos, también hay algunos empleados que notan las dificultades del crecimiento que esperaría de una empresa tan grande, incluido el estrés asociado con un entorno competitivo.

Contratar y esperar lo mejor de los empleados puede convertirse fácilmente en un factor estresante si tu cultura no permite un buen equilibrio entre la vida laboral y personal.

Para tomar en cuenta: Incluso la mejor cultura necesita revisitarse para encontrarse con el equipo de una empresa en crecimiento.

La cultura emprendedora más exitosa conduce a negocios exitosos, y eso requiere de evolución para que pueda crecer con ella.

2.      Facebook

Al igual que Google, Facebook es una empresa que ha crecido muchísimo, además es sinónimo de una cultura emprendedora única.

Facebook ofrece, al igual que muchas empresas similares:

  • Gran cantidad de alimentos
  • Opciones sobre acciones
  • Espacio de oficina abierto
  • Lavandería en el lugar
  • Un enfoque en trabajo en equipo y comunicación abierta
  • Una atmósfera competitiva que fomenta el crecimiento personal y el aprendizaje

Sin embargo, Facebook tiene las mismas dificultades que compañías similares: Una industria altamente competitiva conduce a un lugar de trabajo a veces estresante y competitivo.

Además, una estructura organizativa libre y orgánica que funcionó para la organización más pequeña es menos exitosa para la más grande.

Para enfrentar estos desafíos, Facebook ha creado salas de conferencias, tiene edificios separados, mucho espacio al aire libre para descansos y tiene la gerencia (incluso el CEO Mark Zuckerberg) trabajando en el espacio abierto de la oficina junto con otros empleados.

Es un intento de una cultura organizacional plana usando los edificios y el espacio en sí para promover un sentido de igualdad entre la competencia.

Para tomar en cuenta: cuando tu empresa depende de nuevas contrataciones que se destacan en un campo competitivo, la cultura de tu empresa y cualquier beneficio asociado probablemente será el punto decisivo para los nuevos posibles trabajadores.

Debe destacarse de otras compañías que compiten por esa atención.

3.      Adobe

Adobe es una empresa que se esfuerza al máximo por brindarles a los empleados proyectos desafiantes y luego brindarles la confianza y el apoyo para ayudarlos a enfrentar esos desafíos con éxito.

Si bien ofrece beneficios y ventajas como cualquier empresa creativa moderna, Adobe tiene una cultura emprendedora que evita la microgestión a favor de confiar en los empleados para que hagan lo mejor.

Los productos de Adobe son sinónimo de creatividad, y evitando la microgestión hacen que las personas que crean esos productos sean realmente libres.

Por ejemplo, Adobe no utiliza las calificaciones para establecer las capacidades de los empleados, ya que eso inhibe la creatividad y perjudica la forma en que trabajan los equipos.

Los gerentes asumen el papel de un entrenador, más que nada, permitiendo que los empleados establezcan objetivos y determinen cómo deben ser evaluados.

Los empleados también tienen opciones sobre acciones para que sepan que tienen tanto una participación como una recompensa en el éxito de la empresa.

La formación continua y la cultura que promueve la toma de riesgos sin temor a ser penalizado son parte de la cultura de empresa abierta que promueve Adobe.

Para tomar en cuenta: Poner confianza en tus empleados contribuye en gran medida a la cultura positiva de la empresa, porque la confianza conduce a empleados independientes que ayudan a tu empresa a crecer.

4.      Twitter

cultura-emprendedora-2

Los empleados de Twitter no pueden dejar de hablar sobre la cultura de la compañía. Las reuniones en la azotea, los compañeros de trabajo amigables y un ambiente orientado al equipo en el que cada persona está motivada por los objetivos de la compañía han inspirado ese elogio.

Los empleados de Twitter también pueden esperar comidas gratis en la sede de San Francisco, junto con clases de yoga y vacaciones ilimitadas para algunos.

Estas y muchas otras ventajas no son desconocidas en el mundo de las startups. Pero, ¿qué distingue a Twitter?

Los empleados mencionan mucho sobre cómo les encanta trabajar con otras personas inteligentes.

Los trabajadores se entusiasman con ser parte de una empresa que está haciendo algo que importa en el mundo, y existe la sensación de que nadie se va hasta que el trabajo esté terminado.

Para tomar en cuenta: No hay nada mejor que tener miembros del equipo que sean agradables y amigables entre sí, que sean buenos y amen lo que están haciendo.

Ningún programa, actividad o conjunto de reglas supera a tener empleados satisfechos que sientan que lo que están haciendo importa.

Escribe las bases de la cultura emprendedora

¿Cuántas veces ha lanzado una iniciativa solo para que los problemas asociados con el funcionamiento diario del negocio se interpongan? Tal vez descartes algunos de los proyectos paralelos en los que tu equipo ha estado trabajando para no crear más problemas.

Cuando dejas de lado los proyectos empresariales de esta manera, corres el riesgo de matar el impulso del equipo. Peor aún, los empleados pueden recibir el mensaje de que no estás tomando en serio la creación de una cultura emprendedora.

Para que tu cultura se mantenga, necesitas documentar los objetivos y procesos que te gusta usar. Al crear un sistema para presentar nuevas ideas a la empresa, fomentas el desarrollo de estas ideas.

También faculta a los gerentes para respaldar mejor sus informes directos.

Escribe todo lo que las personas necesitan saber para innovar: los atributos clave de tu cultura emprendedora, el proceso para enviar ideas y el formato que deseas que las personas usen al iniciar un proyecto, entre otros.

Al documentar todo, facilita que las personas se inclinen para hacerlo ellos mismos. Escribe estos sistemas y crea un equipo de más alto rendimiento.

Adrián

Adrián

Comentarios